En Aula Abierta profesores universitarios y representantes de la MUD

El representante de la Mesa de la Unidad Democrática del estado Zulia, Gustavo Ruiz, dio declaraciones acerca de la ruta hacia el plebiscito del próximo domingo 16 de julio de 2017. Por su parte, el profesor y politólogo, John Magdaleno, habló sobre la inestabilidad política y social que podría generarse en el país debido a elección de los constituyentitas sin consulta previa.

    Gustavo Ruiz indicó que el proceso del plebiscito tiene por objeto avalar los votos de manera autónoma y solo bajo la supervisión de la Asamblea Nacional. El fin de este es evidenciar la cantidad de venezolanos que no están de acuerdo con la destrucción de los valores de libertad y democracia impartidos por el Gobierno Nacional.

    A su vez, John Magdaleno dijo que aunque la población venezolana piense que el  30 de julio es la fecha final a la democracia, él está seguro que será todo lo contrario, una fecha inicial para una serie de procesos socio políticos que podrían contribuir a desmejorar las bases del oficialismo.

    Es importante resaltar que proceso del plebiscito se realizará a los alrededores de las iglesias católicas del país gracias a la Conferencia Episcopal Venezolana que está demostrando su apoyo. ‘‘Servirá para mostrar al mundo cuanto somos y para saber si el sector militar se pone del lado de la democracia o se mantiene del lado de la dictadura’’, afirmó Ruiz.

    Por otro lado, Magdaleno explicó que al llegarse a instalar la constituyente, el oficialismo va a decaer. ‘‘Tan pronto sea instalada la constituyente, se empezarán a hacer actos administrativos como los de la intervención a la fiscalía, o de disolución de la Asamblea Nacional, actos como estos generarían rechazo no solo en la población sino también en los mismos oficialistas’’, señaló.

 En definitiva, el plebiscito servirá para dar el inicio a la gran huelga nacional que concluirá con la hora cero y con la calle sin retorno hasta que el Gobierno Nacional entregue su mandato. El fin es reconstruir el país a una nueva Venezuela en donde no se atropellen los derechos humanos y universitarios de ninguna manera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *