Reprimen a estudiantes de la UCV en protesta

Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) fueron reprimidos por efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) cuando realizaban una protesta el pasado lunes diez de julio en las zonas aledañas a la universidad. Aproximadamente a las doce del mediodía la PNB inicio una brutal represión contra los estudiantes universitarios con el fin de impedir el derecho a la manifestación.

Los funcionarios reprimieron de forma desproporcionada con descargas de bombas lacrimógenas lo que obligó el desalojo forzado de varias facultades. Los gases también afectaron a los familiares de los pacientes del Hospital Clínico Universitario que se encontraban a las afueras del recinto.

Por su parte, los estudiantes se refugiaron en las instalaciones universitarias por más de cuatro horas para impedir la asfixia por el humo de las bombas lacrimógenas. Horas después, se conoció que además de seis estudiantes heridos, otros cinco recibieron impactos de perdigones. Además, se estima que la cifra de afectados por la inhalación de gases superó los veinte estudiantes dada los fuertes ataques ocurridos durante las horas de la tarde.

Es importante destacar que desde el mes de enero de 2017 la Universidad Central de Venezuela ha sido objeto de más de cuarenta ataques contra sus instalaciones, siendo estos es su mayoría perpetrados por acciones de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) quienes han impedido todo tipo de acciones de protesta en esta universidad. Trabajadores, estudiantes y profesores han sido víctimas  de agresiones  causadas por las bombas lacrimógenas en forma de proyectil, tanquetas y vehículos blindados que hacen guardia las veinticuatro horas del día en las entradas de la universidad.

Durante la protesta del día lunes, sufrieron daños ventanales, paredes y techos debido a los impactos de bombas lacrimógenas que fueron lanzadas dentro de la universidad. Esto, representa una nueva violación a la autonomía universitaria

También, los jardines, edificios, autobuses, cercas perimetrales y controles de acceso fueron destrozados por los funcionarios que lazan cualquier tipo de objeto contra las instalaciones  universitarias  y su comunidad sin importar los daños causados.

Las autoridades de esta casa de estudios han realizados llamados públicos pidiendo el cese de la violencia y ataques contra una universidad que es patrimonio cultural de la humanidad declarado por la UNESCO. Al recinto universitario han ingresado civiles armados que a bordo de motocicletas intimidan y agreden a los estudiantes que protestan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *