Comunidad Universitaria preocupada por la salud del Profesor Universitario Edilson Bohórquez detenido injustamente.

Comunidad  académica preocupada ante un nuevo caso de procesamiento de un profesor en la juridiscción militar.

El pasado 20 de julio de 2017, Edilson Bohórquez, Profesor titular de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia (LUZ) y miembro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) fue detenido, junto a diez personas más, por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) mientras participaba en las manifestaciones relativas al Paro Cívico Nacional en la Carretera Intercomunal con  Carretera D de la Parroquia Simón Bolívar, Estado Zulia.

Posteriormente  a  la detención, el profesor Bohórquez fue trasladado al Destacamento 113 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la ciudad de Cabimas, en donde se encuentra actualmente recluido. Es importante  resaltar que padece de un cuadro de Diabetes Tipo II y además sufre de Artritis en sus hombros por  lo  que necesita ser operado del hombro izquierdo. Su hija pudo visitarlo el  viernes 21 de julio del presente año, manifestando que se encuentra recluido en condiciones precarias, compartiendo celda con 45 personas donde debido a la carencia de espacio debe dormir de pie.

El 22 julio una Comisión de Médicos de IPPLUZ se dirigió al Destacamento 113 para atender y verificar el estado de salud del profesor, pero les impedido ingreso al centro de detención, solo se le permitió acceso a su hija la cual pudo observar como su padre tenía los pies inflamados por problemas de circulación.

La Organización No Gubernamental Aula Abierta Venezuela condena enfáticamente la persecución  que desde los cuerpos de seguridad del Estado se ha venido realizando en contra de los universitarios durante los más de 100 días de manifestaciones y la sistemática violación de sus derechos humanos. Además, a Aula abierta  Venezuela le preocupa el  posible procesamiennto del porfesor  Bohorquez  en la  jurisdicción  militar porque viola sus derechos humanos  fundamentales  como el de ser  juzgado  por  la justicia   ordinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *