Alarma internacional ante éxodo de profesores universitarios venezolanos

En Venezuela la fuga de talento intelectual ha aumentado dramáticamente en los en los últimos años, la mayoría de los venezolanos en especial la juventud cruzan las fronteras en busca de una mejor calidad de vida. El principal motivo de la diáspora es el ínfimo salario mínimo que ganan la mayoría de los profesionales en Venezuela, el cual, en marzo de 2018 se ubicó en 1.307.546 Bolívares, es decir, solo 5,7 dólares mensuales.

La fuga del talento profesoral en Venezuela es alarmante. Aula Abierta en su informe sobre deserción universitaria obtuvo los siguientes resultados:

  • En la Universidad Central de Venezuela el porcentaje aproximado se elevó de un 30% al 50%.
  • En la Universidad de Carabobo se estima en un 50%.
  • En La Universidad del Zulia (Facultad de agronomía) la deserción profesoral se ubica en el 35%. En los últimos dos años se ofertaron más de 30 concursos donde sólo asistían entre 2 y 3 aspirantes en promedio.
  • En la Universidad de Oriente se obtuvo una cifra del 20%, la cual cuenta con sólo 120 profesores de planta para una matrícula de 2500 estudiantes.

 

Los profesionales de la educación universitaria no escapan de la grave situación económica y social que vive Venezuela. Un académico con dedicación exclusiva en una universidad venezolana recibe un salario equivalente a 13,81 dólares (Hasta el 19 de marzo de 2018), mientras que un profesor tiempo completo obtiene 11,37 dólares, siendo el factor económico uno de los detonantes de la fuga de talento intelectual.

Otros países le han abierto las puertas a los profesores universitarios venezolanos ofreciéndoles estabilidad económica y social con salarios mínimos que pasan los 350 dólares mensuales y que en algunos casos ascienden a varios miles de dólares, lo cual les permite llevar una vida digna y de calidad.

Asignaciones irrisorias a los investigadores

Otro factor influyente en el éxodo profesoral es la insuficiencia de las contribuciones para los docentes dedicados a la investigación científica que no sólo se presenta en los programas de las universidades, sino también dentro del Programa de Estímulo a la Investigación e Innovación (PEII), donde los investigadores reciben una asignación económica que, dentro del contexto venezolano, no es útil para desarrollar ningún proyecto de investigación. Por ejemplo, un investigador nivel C para cual se necesita poseer el titulo de doctor, percibe unos 0,87 € según tasa oficial de 54.020,63 x 1 €.

De esta forma, las asignaciones otorgadas a los investigadores quedan de la siguiente manera respecto a la comparación referencial con divisas:

Deficiencias en el Sistema Integrado de Salud del Ministerio de Educación Universitaria (SISMEU)

En marzo del 2017, se dio inicio a un nuevo sistema denominado “Sistema Integrado de Salud del Ministerio de Educación Universitaria (SISMEU)”, administrado directamente por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), el cual en la actualidad presenta morosidad en los pagos directos que hace el sistema a las principales clínicas del país, trayendo como consecuencia que hayan cerrado por completo la línea de crédito al SISMEU, generando con ello inconvenientes a la familia universitaria. Esto sin duda, ocasiona un perjuicio en la esfera de derechos de los profesores y otros trabajadores del sector universitario en Venezuela.

Exclusión de los profesores en la discusión de la Tercera Convención Colectiva Única de trabajadores universitarios (IIICCU)

Gremios universitarios han manifestado en distintas asambleas las irregularidades sobre la aprobación de la “III Convención Colectiva Única de Trabajadores Universitarios, que no fue consultada entre los gremios universitarios. Por tanto, se evidencia un caso de discriminación por parte del Ejecutivo Nacional al excluir de manera directa a la Federación de Asociaciones de Profesores al excluir de la discusión del contrato colectivo a 14 sindicatos agrupados en la Federación de Trabajadores Administrativos de la Educación Superior en Venezuela (FETRAESUV), es decir, más de 50 mil trabajadores universitarios. Los profesores universitarios han manifestado públicamente que ellos nunca fueron integrados a la propuesta de este contrato colectivo único. El ejecutivo nacional sólo discutió el contrato colectivo con un Gremio universitario, la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV), la cual, es una federación alineada a los intereses del gobierno, y se proclama como revolucionaria.

Imposibilidad de acceso a alimentos, medicinas y servicios de calidad

Por otro lado, los servicios en Venezuela son precarios, la energía eléctrica viene presentando fallas severas en los últimos años, más de nueve estados han sido afectados por cortes y racionamientos eléctricos en lo que va del año 2018, dejando a muchos hogares sin electrodomésticos y los costos en su reposición son inalcanzables. El transporte público se agudiza ante la ausencia de las tradicionales rutas de autobuses urbanas, el acceso al internet es limitado, también los universitarios tienen poco acceso al dinero en efectivo, las entidades bancarias no suministran las cantidades suficientes y tienen como límite entregar a cada persona entre 10.000 y 30.000 bolívares diarios, lo que representa hasta el 12 de marzo, 14 centavos de un dólar.

Otro de los factores que motivan el éxodo de profesores universitarios es el caso precario de la salud, la escasez de medicinas y la inseguridad que se vive diariamente en Venezuela, además del poco acceso a los alimentos necesarios para una dieta balanceada, la hiperinflación, entre otras problemáticas hacen del país un territorio casi inhabitable.

Criminalización de la protesta contra universitarios

El año 2017 estuvo marcado por las protestas en contra del Gobierno Nacional, donde el actuar desmedido y sistemático por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, dejó un saldo alarmante: Al menos 17 profesores fueron detenidos arbitrariamente. Los motivos fueron de distinta naturaleza: desde publicación de ideas críticas en contra de las políticas públicas estatales hasta la participación en manifestaciones en contra del actual gobierno venezolano. De estos 17 profesores, 8 fueron presentados ante la justicia militar, 6 ante la justicia ordinaria y 3 liberados desde los centros de detención de los cuerpos de seguridad.

Organismos Internacionales de derechos humanos se pronuncian sobre la diáspora en Venezuela

Finalmente, debido a la migración masiva de venezolanos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ZeidRa'ad al Hussein, se pronunció el miércoles 07 de marzo de 2018, frente al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, manifestando su opinión por la situación en Venezuela “Estoy profundamente perturbado por el creciente éxodo de venezolanos de su país, muchos de ellos en busca de acceso a alimentos y servicios básicos”.

Asimismo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), exhortó a la comunidad internacional a aplicar la reciprocidad en el caso de los venezolanos que han migrado de su país. El organismo internacional manifestó que Venezuela como Estado, ha recibido en múltiples oportunidades a personas que han abandonado sus países de origen; también recibió a los migrantes que en el pasado llegaron, sin imponer medidas que implicaran la obstrucción de dichas personas para ingresar a tierras venezolanas, ni tampoco las deportó, por lo que se pide que apliquen reciprocidad.

También, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció sobre la situación de migrantes venezolanos a través de un comunicado de prensa resaltando: “la adopción de la Resolución 2/18, sobre migración forzada de personas venezolanas en la región. En el marco del 167º período de sesiones celebrado en Bogotá, la Comisión decidió elaborar una resolución en atención a la situación de miles de personas venezolanas que ante la grave crisis política, económica y social que afecta Venezuela, se han visto forzadas a migrar hacia otros países de la región en los últimos años”.

Testimonios de profesores universitarios

 

 

 

 

 

6 de Respuestas

  1. Nubia dijo:

    Es deprimente esta situacion que lleva a mucho docente venedocent a salir del pais en desbandada.

  2. Nalet Giménez dijo:

    Los educadores en Alemania y en Japón por ejemplo son los mejores sueldos .En Venezuela nunca han sido
    Valorados nuestros docentes

  3. Saludos
    Durante 17 años me desempeñé como Docente en la Universidad Rafael Belloso Chacín, URBE, creci como Docente en esta Universidad, era Profesora Titular y ganaba el sueldo máximo dentro de la clasificación. Cuando finalmente reconocen mis credenciales y paso a formar parte del equipo Docente-Administrativo, he tenido que tomar la decisión de irme del país, como a todos, el sueldo no me alcanzaba sino para comer durante una semana, y muy limitada… Tanto mi casa como mi carro se deterioraban cada día mas y no tenia como realizarles el respectivo mantenimiento. De verdad se convirtió en una situación “invivible”. Dios nos proteja y nos permita volver. Extraño todo. Ahora estamos en Asis, Italia.

  4. Emilia de Díaz dijo:

    Esta situación de indefensión en la cual estamos inmersos, no ha sido suficientemente abordada por las agrupaciones gremiales y no se vislumbra ahora -con el país en bancarrota y un regimen que no acepta idea u opinión que de sus fieles seguidpres no provenga- .

  5. Carlos Vásquez dijo:

    Tristeza es la palabra. Decepción por la incapacidad política. Se está premiando la imbecibilidad y la Incompetencia. Sin embargo, continuo luchando. Jubilado con phd. Varios idiomas y viviendo PRECARIAMENTE. YA NO TOMO MEDICAMENTO PARA HIPOTIROIDISMO. ESPERANDO NO PERDER LA ESPERANZA….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *