Desafíos para las Universidades en Venezuela ante el éxodo masivo de profesores universitarios

Este 2 de abril se realizó una conferencia “El Rol De La Diáspora Venezolana: Abordaje De Las Violaciones De Derechos Humanos En El País” en el “King Juan Carlos I Of Spain Center” de Nueva York. David Gómez, Director de Aula Abierta, estuvo presente en el evento, también fueron panelistas la defensora de los derechos humanos, Tamara Suju, Jesús Casado, Director de Relaciones Públicas de VAEX-Venezolanos Activos en el Exterior y Diego Arria quien no estuvo presente por problemas de salud, pero disertó vía Skype.

La diáspora venezolana es un tema del que se está hablando en la actualidad, el cual preocupa a los países vecinos y de la región americana.  Asimismo, importantes órganos internacionales  han manifestado su preocupación: El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ZeidRa'ad al Hussein, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La situación de los profesores universitarios y la diáspora académica en Venezuela, esta ocurriendo cada vez con más frecuencia en el país,  el profesor David Gómez Gamboa, en representación de la ONG Aula Abierta y la Comisión de Derechos Humanos de la Universidad del Zulia (Venezuela), destacó durante su ponencia  algunas referencias sobre las restricciones, represalias  autonomía y libertad académica, prácticas discriminatorias en el sistema de educación superior y criminalización de las protestas universitarias en Venezuela, según los informes documentales producidos al respecto el pasado 2017 por la ONG Aula Abierta , la Universidad de Zulia, La Comisión de Derechos Humanos, el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes y el Centro de Paz y Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela.

Gómez Gamboa describió algunas preocupaciones sobre el Marco Legal Nacional: “Aunque la autonomía universitaria y la libertad académica están reconocidas en la Constitución, como en la Ley de Universidades, hay algunas preocupaciones con respecto al nivel normativo: la Ley Orgánica de Educación (LOE) crea el Estado Docente Enseñanza del Gobierno) y declara que la autonomía universitaria debe interpretarse como la subordinación de los programas de formación y de investigación a los planes del Poder Ejecutivo Nacional “.

Con respecto a la situación de criminalización de protestas y discriminación política contra estudiantes universitarios y profesores, el profesor Gómez Gamboa describió la detención selectiva de profesores universitarios y estudiantes universitarios emitida en 2017: “Al menos 17 profesores fueron detenidos arbitrariamente en 2017, la mayoría de ellos fueron interpuestos ante los tribunales militares. Los motivos de la detención fueron: publicación de ideas críticas contra las políticas públicas del gobierno, participación en manifestaciones contra el actual gobierno venezolano (…). Hubo 92 manifestaciones convocadas por la comunidad académica reprimidas con violencia. El principal órgano represivo fue la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsable de reprimir el 82% de las manifestaciones “, afirmó.

El panelista describió algunas prácticas discriminatorias en el sistema de educación superior en Venezuela: “Algunos casos de discriminación por motivos políticos han sido documentados en acciones de represalia contra algunos estudiantes de la Universidad Politécnica Experimental Nacional de las Fuerzas Armadas Nacionales (UNEFA) y la Universidad Bolivariana de Venezuela, por haber manifestado alguna crítica u oposición política al gobierno nacional.

En 2016, 896 estudiantes del estado de Zulia fueron desembarcados temporalmente del programa de becas del gobierno (becas JEL), en el contexto de la recolección de firmas a favor de la activación del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Tal desincorporación se relacionó con acciones y prácticas de represalia y discriminación política ejercidas por el Gobernador del Estado Zulia, cuyo gobernador era un aliado político del Gobierno Nacional. En el mismo contexto, en septiembre de 2017, los estudiantes de Becas se vieron obligados a suscribirse a formularios de inscripción de votantes a favor de algunos candidatos políticos en el contexto del proceso de elecciones regionales de octubre de 2017”.

En cuanto a las violaciones de los patrones de autonomía universitaria, el profesor Gómez-Gamboa identificó varias situaciones: “1. Irrupciones al campus por parte de las fuerzas de seguridad del estado sin una orden o justificación basada en situaciones excepcionales declaradas o notificadas con anticipación y de acuerdo con las normas nacionales e internacionales. 2. Hubo 21 ataques o robos en los campus entre abril y julio de 2017, siendo la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) la responsable del mayor número de brotes, con un 41%. 3. Las ingerencias del gobierno para seleccionar a las juntas directivas de las universidades (autoridades) cuando el gobierno venezolano ha intervenido en la designación de las autoridades universitarias.

Por ejemplo, el Consejo Nacional de Universidades nombró arbitrariamente a un oficial militar como el nuevo Vicerrector Académico a cargo de la Universidad Simón Bolívar en julio de 2017 y estableció una comisión para intervenir en la nominación del Presidente de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) en septiembre 2017”.

El Director de Aula Abierta, David Gómez Gamboa, también  resaltó algunas preocupaciones con respecto a la interferencia en las reglas internas de autogobierno y participación de la Universidad y preguntó si existe un Asedio del Poder Judicial venezolano contra las universidades. Dijo: “Desde 2010, se han registrado más de 43 sentencias que violan directamente el contenido de la libertad académica, la autonomía universitaria y, en consecuencia, el derecho a una educación de calidad.

 

Los panelistas concluyen el debate haciendo hincapié en la importancia de la libertad académica para la democracia, teniendo en cuenta que la salida de los profesores universitarios debilitan las universidades nacionales y, en consecuencia, debilitan la democracia en el país. El debate final se centró en el papel de la diáspora venezolana, integrada por diferentes profesionales, activistas, todos los ciudadanos venezolanos, miembros de la sociedad civil venezolana en diferentes países del mundo, que pueden contribuir como protagonistas con la construcción de la democracia y los derechos humanos en el país.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *