Robo de cables deja incomunicada a la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela

Entrada a la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela

La madruga del martes 1ero de mayo de 2018, la Universidad Central de Venezuela (UCV), fue objeto de un hurto del cableado eléctrico y fibra óptica que surte de energía y conectividad  a la Faculta de Medicina de la UCV, ubicada en el campus universitario de esta institución universitaria.

Tal como lo dio a conocer la Decana encargada de esta Facultad, la Dra. Josefa  Orfila, a través de un comunicado, se trata del hurto de un nodo que provee de servicio interno que  proporciona conectividad a internet y telefonía IP.  La situación afectó el funcionamiento total de los servicios estudiantiles, investigación, docencia y extensión, además de los servicios externos de atención al público en el área de salud y odontología que ofrece la institución.

Este hurto dejó sin servicio de telefonía e internet al menos a veinte dependencias universitarias, entres ellas el Decanato de la Facultad de Medicina, los edificios donde funciona la Facultad de Odontología y Facultad de Farmacia, Escuela de Medicina “Luis Razetti”, conjuntamente con las cátedras que hacen vida en el Hospital Clínico Universitario, Escuela de Bioanálisis, Instituto Anatómico, Instituto Anatomopatológico, Instituto de Cirugía Experimental, Instituto de Inmunología, Instituto de Medicina Experimental, Organización de Bienestar Estudiantil (OBE), Ambulatorio del Hospital Clínico Universitario, Instituto de Higiene, Instituto de Hematología y Oncología. Esta situación ha producido que sean imposible las programaciones académicas y servicios externos que presta la universidad.

En atención a esta situación, la Dirección de Seguridad publicó un informe en el cual indica que la perpetración de delitos en el recinto es más frecuente durante los días de asueto y menciona que la principal causa es la falta de personal de seguridad en las Facultades por encontrarse de vacaciones, jubilarse o presentar su renuncia al trabajo.

Aula Abierta condena la existencia de estas situaciones y exhorta a los órganos de seguridad del Estado a atender y dar apoyo de manera oportuna a los requerimientos de las universidades en materia de seguridad y servicios públicos, ya que representa una violación al derecho a recibir una educación de calidad, además de que se le está privando a la institución la posibilidad ofrecer los servicios externos de atención al público en el área de salud y odontología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *