COMUNICADO: Ante la grave destrucción ambiental de la Estación Experimental Caparo de la Universidad de Los Andes (EEC-ULA)

56 organizaciones se hicieron eco de la degradación ambiental que sufren los espacios de la Estación Experimental Caparo, la cual se encuentra ubicada en la Reserva Forestal Caparo, estado Barinas. La EEC es propiedad de la Universidad de Los Andes y las entidades que suscribieron este comunicado rechazaron la presencia de invasores que han ocasionado la destrucción de estos espacios.

La situación pone en peligro los proyectos de conservación ambiental, docencia e investigación llevados a cabo por los estudiantes de pregrado y posgrado de la ULA. Invasores han construido ranchos y deforestado los bosques adyacentes, comprometiendo los espacios en donde habitan una biodiversa cantidad de especies protegidas.

Además, al inicio del año 2018, el Tribunal Tercero de Control del Circuito Judicial Penal del estado Barinas decretó una medida de protección ambiental de la EEC-ULA. Se le dieron ordenes verticales a la Guardia Nacional Bolivariana, a la Alcaldía del Municipio Andrés Eloy Blanco del estado Barinas, y al Ministerio de Ecosocialismo y Aguas Barinas con el objetivo de prohibir la permanencia de personas ajenas a la EEC-ULA. Sin embargo, los resultados han sido poco exitosos.

A pesar del pronunciamiento directo de Nicolás Maduro a mediados de este año con respecto a la situación, nada ha podido evitar que centenares de personas se instalasen en estos terrenos. Por lo tanto, las consecuencias son complejas pero evidentes pues se quebranta la autonomía de esta casa de estudios además de que se violan los derechos ambientales y educativos de sus estudiantes, profesores e investigadores.

En este sentido las organizaciones que suscribieron este comunicado exigieron que se ejecutase de manera inmediata la sentencia del Tribunal Tercero de Control del Circuito Judicial Penal del estado Barinas. Especialmente el desalojo de los ocupantes ilegales de la EEC-ULA con la finalidad de que cese la depredación ambiental.

También se exigió al Estado venezolano en el comunicado aún vigente que cese la persecución en contra de las organizaciones y personas que se han encargado de dar a conocer las violaciones de los derechos humanos y académicos. Se pide que en su lugar se abra una investigación que determine el impacto ambiental causado a la Reserva Forestal Caparo para de esta manera aplicar las sanciones necesarias a los responsable de este ecocidio.

Entre algunas de las entidades y organizaciones que suscribieron este comunicado se encuentran la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes, Aula Abierta, el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la Universidad Central de Venezuela, la Comisión de Derechos Humanos de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela del Estado Táchira, el Foro Penal de Mérida y el emisor de este comunicado, el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes.

Puedes leer el comunicado y ver el listado completo de organizaciones en el sitio web de ULADDHH.

COMUNICADO: Ante la grave destrucción ambiental de la Estación Experimental Caparo de la Universidad de Los Andes (EEC-ULA)

1 Respuesta

  1. 29 agosto, 2018

    […] La misma situación se vive en la Estación Experimental Caparo, la cual se encuentra ubicada en la Reserva Forestal Caparo, estado Barinas. Este sitio es también propiedad de la Universidad de Los Andes y a pesar de que al inicio del año 2018, el Tribunal Tercero de Control del Circuito Judicial Penal del estado […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *