Nuevas tablas salariales del sector universitario: Otro ataque a la academia en Venezuela

El Ministerio de Educación Superior envió a las casas de estudio el instructivo de salarios del personal universitario el cual pone en riesgo la calidad y la sostenibilidad de la educación universitaria en Venezuela

Profesores del sector universitario han denunciado que la tabla salarial que el Ministerio de Educación Superior envió a las universidades venezolanas, constituye una violación a la contratación colectiva y los derechos laborales. La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV) reclamó que hubo una reducción porcentual entre las diferencias de cada escalafón, lo que definió como “un golpe a la investigación y a la calidad de la docencia tarea central de la universidad venezolana”.

Una vez conocidas las tablas salariales con las que el gobierno nacional pretende retribuir el trabajo de la academia en Venezuela, las distintas asociaciones de profesores de las universidades autónomas han emitido pronunciamientos al respecto. El profesor William Anseume presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB) señaló que “los cálculos que las soportaron las tablas salariales evidencian la reiterada conducta gubernamental de violar los derechos laborales, políticos y humanos de quienes trabajamos en Venezuela”.

Keta Stephany, secretaria de Información de la FAPUV, calificó como un despido indirecto el desconocimiento de las convenciones y tablas de los distintos sectores. De igual forma, señaló que “Acaban con la carrera académica, es una violación a todos los derechos laborales adquiridos. El máximo escalafón, que es el de profesor titular a tiempo completo, no llega a dos salarios mínimos”.

Stephany informó que el viernes a ningún trabajador universitario se le canceló 25% de la remuneración correspondiente a septiembre, como había anunciado el presidente Nicolás Maduro. “Solo enviaron el instructivo, pero no los recursos”.

La FAPUV, ante esta emergencia salarial provocada por el gobierno nacional con la imposición de unas tablas que desconocen todos los derechos progresivos de los universitarios, las convenciones colectivas, acuerdos federativos y actas convenio, ha convocado a la activación de las bases profesorales en sus asociaciones, para la realización de asambleas y la convocatoria a las intergremiales.

En su comunicado la FAPUV señala que “las nuevas interescalas salariales son regresivas, cercenan los derechos laborales, desmejoran considerablemente los beneficios adquiridos y atentan contra la carrera académica, la calidad y la sostenibilidad de la educación universitaria. Su reducción es de 7% a 2% en el caso del personal obrero; a los empleados les rebajaron de 5% y 7% a 2%, y en el caso de los profesores la merma fue de 13% a 6%”.

Las diferencias salariales de acuerdo con la calificación, el desempeño y la experiencia, que es lo que define el ascenso del profesor universitario, implican años de esfuerzo personal, familiar, social e institucional que no pueden borrarse de un momento a otro. La FAPUV denuncia que “este nuevo atropello forma parte del permanente desconocimiento gubernamental a los principios universales de discusión de las condiciones de trabajo y remuneración con los legítimos representantes de los trabajadores, el cual constituye una grave violación al Convenio sobre el Derecho de Sindicación y de Negociación Colectiva de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) firmado por Venezuela”.

De igual forma, rechazaron categóricamente las tablas salariales que el gobierno pretende imponer en las universidades con base en el artículo 91 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que establece el derecho a un salario suficiente y digno tomando como referencia el costo de la Canasta Básica Familiar, y en los artículos 19 y 89 de la Constitución, garantes del principio de progresividad.

Aula Abierta condena estas violaciones a los derechos humanos en el sector universitario, resaltando que estos irrisorios e inconsultos salarios solo incentivan a la salida de los profesores universitarios de Venezuela a otros países, lo que debilita a las universidades nacionales y, en consecuencia, la democracia en el país.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *