Universitarios de la salud perseguidos en Venezuela

La crisis en las instituciones de salud venezolanas no se encasilla exclusivamente en la falta de insumos, profesional médico calificado, falta de servicios o instalaciones deplorables; la falta de institucionalidad y respeto a la ley afecta también al sector salud.

El Consejo Nacional de Directores y Coordinadores de Postgrados de las Facultades de Medicina  y Ciencias de la Salud emitió un comunicado  denunciando la violación de los derechos procesales y de la presunción de inocencia, en el marco de la privación de libertad de tres estudiantes de post grado de segundo y tercer año del Hospital Central de Maracay del programa de obstetricia y ginecología.

En el programa radial de Aula Abierta del 1 de noviembre de 2018, el profesor David Gómez Gamboa junto con los estudiantes universitarios, entrevistaron profesor y doctor Freddy Pachano (@fpachano), Médico, Cirujano Pediatra, Doctor Ciencias Médicas, profesor titular de LUZ y Jefe de la Cátedra Anatomía y Director de Posgrado Medicina LUZ, con el fin de obtener mayor información sobre las detenciones arbitrarias de las estudiantes de post grado.

El doctor Freddy Pachano acotó que la finalidad del comunicado era denunciar la violación del debido proceso, y relatando los hechos, afirmó que el catalizador del accionar de los entes judiciales en contra de las estudiantes fue la muerte de una paciente que falleció por complicaciones inherentes a un embarazo no controlado, el cual “supuestamente era gemelar, pero al momento que llega con ecograma que dice que era gemelar, se le hace el ecograma durante el ingreso para la cesárea y resulta que era un solo niño. La madre firma el consentimiento con testigos afirmando que era un solo hijo y fallece 11 días después, iniciando con esto todo un proceso legal afirmando que se había falsificado la firma de la madre y que realmente habían dos niños” señaló el profesor Pachano.

Así mismo, @fpachano acotó que sin importar las acciones, los entes judiciales deberían tener un soporte de los adjuntos de guardias y de los especialistas que serían los encargados de ser el respaldo de todos los médicos en formación; informando que nadie conocía ni se avocó a investigar para saber de todos los hechos en profundidad, por lo que afirma que las acciones tomadas contra las estudiantes fueron totalmente desproporcionadas, “hasta las imputaron por tráfico de órganos ¿cómo es posible que una persona que ni siquiera ha tenido un problema judicial sea acusado de tantos delitos cuando no había ni denuncia establecida salvo las declaraciones del esposo de la señora fallecida?” dijo el doctor Freddy Pachano.

La presión por medio de la Universidad de Carabobo desde el Consejo Universitario, la Facultad de Medicina y Dirección del Postgrado y la Dirección Nacional de Postgrados Médicos, con el apoyo de los colegios de médicos y la Red de Sociedades científicas y gremios, fue la que logró que las estudiantes salieran de prisión y quedaran bajo régimen de presentación, no libres.

El doctor Pachano señaló que la situación fue consecuencia de lo que se vive en Venezuela, “lo que sucede en un hospital es debido a la falta de atención e irresponsabilidad de los entes gubernamentales de garantizarle la atención mínima a los pacientes. Si no fuera por los héroes de los residentes de postgrado que aún en las condiciones en las que están trabajando son capaces de brindar atención médica, la población venezolana estaría condenada a la enfermedad y muerte en todos los aspectos” afirmó.

El doctor Pachano finalizó señalando que el estado del sector salud venezolano es deplorable, y nunca antes vivido, “desde el momento que tu entras al hospital, y te consigues con inseguridad, insalubridad, falta de servicios públicos como el agua y aire acondicionado, ya estas tratando mal al paciente. No tienen ni siquiera inyectadoras ni soluciones, medicamentos y menos medicamentos de alto costo, ni instalaciones ni laboratorios. No hay tampoco recurso humano calificado porque los sueldos son tan miserables que los trabajadores de todas las áreas de salud se han ido del país buscando una remuneración adecuada, ¿qué podemos esperar? Solamente enfermedad y muerte en todo el país.”

Desde Aula Abierta condenamos toda situación que constituya una violación a la libertad académica, la libertad de expresión y el derecho a la manifestación, reflejando un patrón del Estado venezolano dirigido a criminalizar la protesta realizada por los universitarios y personal médico en general, desde la sociedad civil organizada surge la necesidad de visibilizar la inacción por parte del Estado para atender la crisis humanitaria que aqueja la nación en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *