Desafíos que debe enfrentar un estudiante universitario en Venezuela

La educación universitaria representa un proceso caracterizado por la libertad, porque es justamente la libertad lo que le permite al individuo el desarrollo del pensamiento crítico y plural, especialmente la libertad académica.

Sin embargo, el Estado venezolano ha construido una serie de barreras con el fin de limitar dichas libertades, además de realizar diversos ataques en contra de las universidades que constituyen grandes desafíos para uno de los principales protagonistas en el proceso educativo: los estudiantes.

Crisis en los servicios estudiantiles

Durante el periodo académico 2017, la crisis en el funcionamiento de los servicios destinados a estudiantes pudo evidenciarse. Los comedores de las universidades publicas denunciaron constantemente la falta de suministro de alimentos proteicos por parte del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria Ciencia, Tecnología (MPPEUCT), lo que sumado a las asfixia presupuestaria a la que están sometidas las universidades, produjo que el cierre temporal de comedores fuera una constante, alcanzando en algunos casos hasta 8 meses sin poder contar con este servicio fundamental para los estudiantes.

Otro de los graves problemas que enfrentaron los estudiantes estuvo relacionado con el transporte. Las universidades públicas no cuentan con un número de unidades de transporte suficientes para atender a la población estudiantil ni presupuesto para mantener las pocas con las que cuentan. Esto se vio reflejado en un episodio ocurrido la primera semana de noviembre de 2017, donde unos 23 estudiantes se vieron forzados a pernoctar en las instalaciones de la Universidad de Carabobo (UC) ante la falta de funcionamiento del servicio de rutas estudiantiles y recursos propios para utilizar los medios de transporte privados, según información suministrada por Oliver Bernal, representante del Movimiento Estudiantil GENTE FCS de la Facultad de Ciencias de Salud.

Criminalización de la protesta contra universitarios

Además de las deficiencias en los servicios estudiantiles, desde el mes de julio de 2018, Aula Abierta en conjunto con más de 40 organizaciones de la sociedad civil y centros de derechos universitarios manifestaron su preocupación en un comunicado ante la criminalización de la protesta en los centros hospitalarios de las distintas regiones del país, donde universitarios y personal de la salud en general han sido víctimas de ataques y represalias por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y directivos del hospital, al momento de visibilizar la grave crisis existente dentro de las entidades de salud en Venezuela, las cuales afectan directamente el proceso formativo de profesionales del área de salud que cursan estudios de posgrado.

Estas situaciones se han prolongado con el pasar de los meses, constituyendo una acción sistemática por parte del Estado en contra de los universitarios de la salud.

Ataques a elecciones estudiantiles

El 14 de noviembre de 2018, la Universidad de Carabobo (UC) en el ejercicio de su autonomía universitaria dio la oportunidad a más de 30 mil estudiantes a elegir sus nuevos representantes, tras 10 años de espera debido a las distintas decisiones de corte intervencionista por parte del Poder Judicial, el cual ha impedido la celebración de procesos electorales dentro de las universidades autónomas del país.

En este sentido, se recibieron denuncias que en la celebración de las elecciones se registraron prácticas de intimidación y hostigamiento por parte de agentes paraestatales: detonaciones de bombas lacrimógenas y robo de cajas contenedoras de las boletas de votación por parte de grupos paraestatales, distribución de material electoral no autorizado por parte de estudiantes afectos al oficialismo quienes incluso pretendían imponer mesas de votación no autorizadas, así como amenazas de muerte hacia el Presidente de la Comisión Electoral de la Universidad de Carabobo, Eduardo León, de parte del Gobernador del Estado Carabobo, Rafael Lacava, en caso de no beneficiar al sector del oficialismo.

Al respecto, más de 70 organizaciones de la sociedad civil condenaron la existencia de estas situaciones, por implicar una violación directa a la autonomía universitaria, lo cual refleja un patrón de las políticas estatales en detrimento de las universidades, y exigen el respeto a la autonomía universitaria como principal mecanismo para el goce efectivo de la libertad académica.

Deserción estudiantil

Las situaciones expuestas han fomentado que las universidades se queden sin su mayor componente: estudiantes y profesores. Durante el 2018 las distintas regiones del país han sufrido los embates de este fenómeno, donde se pueden destacar las siguientes cifras de deserción estudiantil: la Universidad Central de Venezuela (29.10%), la Universidad de Los Andes (40%), la Universidad del Zulia (+40%) y la Universidad De Oriente (40%).

 

Desde Aula Abierta se condena la existencia de las situaciones descritas, las cuales constituyen elementos que limitan el libre ejercicio de la libertad académica, la autonomía universitaria y el derecho a una educación de calidad. En este sentido, se hace un llamado público al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología y demás autoridades del Estado para que actúen de conformidad al derecho internacional de los derechos humanos y el derecho interno venezolano, garantizando en consecuencia el ejercicio de los referidos derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *