Jóvenes asesinados el #23Ene tras flagrantes violaciones a los DDHH en el control de manifestaciones pacificas

Aula Abierta en el ejercicio del monitoreo de manifestaciones y la participación de universitarios en Venezuela, logró constatar una participación masiva este 23 de enero, que involucró a universitarios, gremios, partidos políticos y sociedad civil todos juntos marcharon en apoyo a la Asamblea Nacional,  considerado por la comunidad internacional como único Poder legítimo en Venezuela.

Ante el clima de desmoronamiento y ruptura del orden constitucional en Venezuela, a partir de la toma de posesión de Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela el pasado 10 de enero, luego de ser proclamado en elecciones realizadas sin las mínimas garantías para ser consideradas libres y justas, como fuera señalado por la CIDH, y declaradas carentes de legitimidad por la OEA, la Unión Europea, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU y el Grupo de Lima, se han desencadenado una ola de manifestaciones pacíficas que han involucrado a todos los sectores del país, estudiantes, profesores, personal administrativo y obrero de distintas universidades de Venezuela, junto a miembros de la sociedad civil se han concentrado en las casas de estudio, para discutir y plantear las líneas de acción ante la situación crítica que atraviesa la universidad y Venezuela en general.

En este sentido, ya como un patrón sistemático en el control de manifestaciones pacíficas se logró constatar el uso excesivo y arbitrario de la fuerza pública por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado, situación que ha dejado la lamentable cifra de 14 fallecidos entre los días 22 y 23 de enero, información que ha sido confirmada por otras ONG´s de derechos humanos como Provea y el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social.

La totalidad de estas muertes se produjeron por impacto de bala, en contextos en los que agentes de la fuerza pública y agrupaciones paramilitares actuaban en labores de represión y “control” de manifestaciones. De igual forma, se ha confirmado la actuación de cuerpos élites como las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) y el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana (CONAS), en la gestión de manifestaciones, estos funcionarios no poseen competencias, equipamiento y entrenamiento para gestionar manifestaciones con apego a los principios de uso progresivo y diferenciado de la fuerza.

Los fallecidos han sido identificados como: Alixon Osorio Dos Santos Pizani (19); Stefany Maholy Layoy Natera (22); Franklin Alexánder Figuera; Carlos Alfredo Olivares Bonalde (30); Yeimbert José Rangel (24); Efrén Sandalio Castillo (47); Yhonny Alejandro Hernández Ojeda (27); Wilmer Antonio Zambrano (28); Edwar José Marrero (21); Gustavo Ramírez (26); Wilmer Mendoza (39); Ivan Antonio Álvarez Fernández (21); Juan Rafael Medina Torres (19); Luigi Guerrero Ovalles (24).

Lamentablemente, se confirmó la muerte de dos jóvenes universitarios Juan Medina de 19 años, estudiante del décimo semestre de ingeniería en sistemas en la Universidad de Yacambú, quien presento impacto de bala en la región pectoral y Luigi Guerrero de 24 años, estudiante del cuarto año de Comunicación Social de la Universidad de los Andes, Núcleo Táchira.

De igual forma, se registraron una serie de detenciones arbitrarias según el Foro Penal se confirmó la detención de al menos 175 personas en todo el territorio nacional. Esta cifra incluye una gran cantidad de estudiantes universitarios, entre ellos: José Carrasco estudiante de Medicina en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM-Falcón), Pedro Suárez estudiante de Ingeniería Mecatrónica en la Universidad Nacional Experimental Politécnica “Antonio José de Sucre” (Unexpo), Diego Sánchez estudiante de Derecho en la Universidad Fermín Toro, Samuel Gonzales estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Fermín Toro, Jairo Ortega estudiante de la Universidad Central de Venezuela (UCV-Núcleo Aragua), Jesús Rodríguez estudiante de la Universidad Fermín Toro, Yoander  Daurte estudiante de la Universidad Central de Venezuela (UCV-Núcleo Aragua), Marc Tovar estudiante de la Universidad Central de Venezuela (UCV-Núcleo Aragua), Santos Arteaga estudiante de Matemáticas en la Universidad Simón Bolívar (USB) todos ellos privados de libertad. De igual forma, se confirmó la detención de dos jovenes que ya fueron liberados, Gabriel Rivas estudiante de la Universidad de Oriente (UDO) y Josse Vargas estudiante de Derecho de la Universidad Fermín Toro.

El Estado debe abstenerse de cualquier acción que restrinja el ejercicio de la libertad de expresión, y debe facilitar el ejercicio del derecho a la protesta social. La represión de la protesta social mediante el uso excesivo de la fuerza puede conllevar a graves violaciones al derecho a la vida e integridad personal y constituir serias restricciones a la libertad de asociación, el derecho a la manifestación pública y la libertad académica. Aula Abierta condena este tipo de prácticas represivas y manifiesta su apoyo a los universitarios y sociedad civil en general que reclaman el restablecimiento del orden democrático a través de la manifestación pacífica en el ejercicio legítimo de los derechos humanos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *