Imposición ideológica y protestas #Enero2019

En Venezuela se ha confirmado una práctica de discriminación política por parte de autoridades de distintas universidades vinculadas al gobierno nacional, el pasado 25 de enero de 2019 el joven Franklin Camargo estudiante de Medicina de la Universidad Experimental de los Llanos Centrales Rómulo Gallegos (UNERG), fue expulsado por dar su opinión a un debate que había abierto el profesor de Fisiopatología Dr. José Meza sobre los venezolanos que migran a otros países en busca de mejores condiciones de vida.

El equipo de Aula Abierta en conjunto con la Red de Defensores de Derechos Humanos del estado Nueva Esparta documenta el caso de Franklin Camargo, quien comentó con detalles como se produjo el hecho, “el 23 de enero el Dr. José Meza expuso por más de una hora un discurso de adoctrinamiento donde señalaba la importancia de eliminar el juramento hipocrático y hacer un juramento socialista , luego el 25 de enero a mitad de la clase el Dr. Meza criticó con euforia y de forma despectiva a los Venezolanos que huyen del país, incluso con sarcasmos con aquellos que se van a realizar trabajos de limpieza, haciendo ver que aquí exageran con la situación que a su parecer no está mal. Yo intervine y exprese que era una consecuencia del gobierno actual cuando de forma airada me sacó del salón, yo recogí mis cosas y antes de salir dije que si esa era la libertad que promueven, sacarme del aula por mi tendencia política, bajo gritos me contesto, por eso y porque eres un falta de respeto, estas expulsado y me traslado al Despacho del Decano de Medicina Lucio Díaz Ortiz quien al escuchar la versión del profesor Meza, no escucho mi replica y me dijo, esta es una universidad Chavista y Revolucionario si no te gusta vete a Harvard, estas expulsado de aquí”.

En este sentido, el profesor Meza y el Decano Díaz levantaron un acta donde se relataba que el joven Camargo había ofendido a las autoridades de la universidad y a Nicolás Maduro, sobre esta acta se recibieron denuncias de que los estudiantes fueron amenazados con ser expulsados a quienes se negaran de firmarla. Camargo señalo que “unas tres horas después de mi retiro inmediato de la casa de estudio, acudí nuevamente a la universidad, específicamente al despacho del Decano para evaluar mi expulsión y el proceso de la misma, el decano me amenazo personalmente con llamar a seguridad en varias ocasiones para que me retirara del lugar e incluso afirmo que estaba expulsado y ya, sin carta ni certificado. Expulsado, no regresas. No me provoques. Eres un delincuente”. De igual forma, el estudiante Camargo comentó haber escuchado por distintas fuentes informales la apertura de un supuesto procedimiento administrativo, sin embargo aún no ha sido notificado.

Este no es el único caso sobre discriminación política en las universidades venezolanas, en la Universidad Pública Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional (UNEFA), en 2016 se documentó la expulsión de Isaac Lugo estudiante de Economía Social en la UNEFA núcleo Falcón.

El joven fue expulsado por haber incurrido en una supuesta falta grave al publicar en sus redes sociales un video donde daba a conocer las largas colas que se hacían en el comedor de su universidad y el estado en el que se encontraba.

En este sentido, en noviembre de 2016 se documentó el caso de Rafael Avendaño estudiante de Medicina Integral Comunitaria en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV-Mérida), el referido estudiante fue sancionado con la expulsión debido a que expresó su opinión y disenso respecto a la política e ideologías gubernamentales, en el expediente directivos indican que esta universidad (UBV) son de un proceso 100% chavista y revolucionario.

De igual forma, Jose Atacho estudiante de medicina de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM), fue suspendido arbitrariamente en 2016 de las actividades académicas y sometido a un procedimiento administrativo donde se violentó el derecho al debido proceso, al no permitírsele ver el expediente contentivo de las actuaciones procedimentales y ejercer su derecho a la defensa.

Su suspensión atendió a una represalia por su labor como dirigente estudiantil critico a las políticas de las autoridades de su universidad, específicamente por las denuncias realizadas sobre obras paralizadas dentro del recinto universitario a pesar de haberse liquidado los recursos para su desarrollo.

Aula Abierta condena todo tipo de práctica discriminatoria en la esfera de la educación superior y le recuerda a las autoridades del poder público que la libertad académica, engloba el derecho de toda persona a una educación superior en la que se respeten todas las corrientes de pensamiento. De igual forma, la libertad académica implica, la libertad de expresar libremente opinión crítica sobre la institución o el sistema en el que se está inserto, sin sufrir discriminación alguna o represión por parte del Estado o de cualquier otra institución u autoridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *