Continúan las represalias y hechos violentos contra la UCV después de las últimas elecciones estudiantiles

El pasado 7 de junio de 2019, los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) realizaron los comicios electorales para elegir a sus representantes estudiantiles ante el centro de estudiantes, consejo de escuela, facultad y universitario, además del presidente a la Federación de Centros Universitarios (FCU).

A la presidencia de la FCU se postularon Lustay Franco por Vamos U, estudiante de Economía y dirigente juvenil de Acción Democrática; David Sosa por Estudiantes Libres, estudiante de la Escuela de Estudios Políticos y miembro de Voluntad Popular; y Jean Vásquez, estudiante de Trabajo Social por la plancha Unifícate.

Debe tenerse en cuenta que, en febrero del año 2017, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió una sentencia mediante la cual dejó sin efecto el cronograma para los eventos  puntuales del proceso de elección de representantes estudiantiles ante el cogobierno universitario para el período 2017-2018; resultando renovado solo el cargo de la FCU, representado por Rafaela Requesens. Dicha decisión dejó a los estudiantes de la UCV sin consejeros de escuelas, de facultad y universitarios.

A pesar de ello, las elecciones fueron realizadas pese a la existencia de irregularidades denunciadas por la presidenta saliente de la FCU, Rafaela Requesens, quien expresó que se incluyeron más de 90 personas que no son estudiantes de la UCV. Además, un mismo equipo tuvo dos denominaciones en las boletas electorales “Todos Por La UCV” al Consejo Universitario y “Estudiantes Libres” a la FCU, puesto que el Representante estudiantil Ezequiel Montilla no dio respuesta a la solicitud de cambio de nombre en la plancha a la FCU, habiendo conocido y votado a favor del cambio de nombre en la plancha al CU, quedando evidenciado un mecanismo de parcialidad y ventajismo político.

Por su parte, Rafaela Requesens, denunció la presencia de grupos violentos de motorizados en las instalaciones de la Universidad, que representan una amenaza para la comunidad universitaria, como sucedió en las pasadas elecciones de la Universidad de Carabobo. Sin embargo, estos grupos fueron expulsados, permitiendo a los estudiantes continuar con el sufragio. La presidenta saliente de la FCU expresó mediante su cuenta de twitter “¡Seguimos ejerciendo nuestro derecho al voto! Ni la violencia ni las bombas lacrimógenas son capaces de desmovilizar a quienes hemos decidido pelear por la Democracia y la Libertad. No tienen ni tendrán los votos: somos más y somos libres”. Asimismo, el presidente de la Comisión Electoral de la UCV, Ezequiel Montilla, también denunció que detonaron una bomba lacrimógena en la Escuela de Medicina Luis Razetti.

Por otro lado, en el núcleo de Cagua del estado Aragua, durante la jornada electoral en horas de la tarde, unos 15 sujetos armados irrumpieron en los salones de clases ─donde se celebraron los comicios estudiantiles─ y se “llevaron los votos”. El dirigente de Juventudes de Voluntad Popular y ex presidente de la FCU de la UCV, Hasler Iglesias, acusó que el grupo estaba encabezado por Abdiel Lamas, presidente del Centro de Estudiantes del núcleo de Ingeniería en Cagua y candidato a secretario general de la plancha Vamos U. Aseguró que entraron de manera violenta a la institución y robaron las cajas que contenían los votos del cogobierno universitario. La situación fue controlada por la Policía de Aragua, y hasta ahora se desconoce la cantidad de detenidos y dónde está la urna con los sufragios.

   A pesar de las irregularidades presentadas durante los comicios electorales, desde tempranas horas se presentaron largas colas de estudiantes “ucevistas” fuera de salones de las distintas facultades de la Universidad Central de Venezuela, para elegir a sus representantes de gobierno y cogobierno estudiantil, en ejercicio de su autonomía universitaria.

Los resultados electorales presentados por la Comisión Electoral de la UCV dieron como ganador al dirigente estudiantil David Sosa al cargo a la presidencia de la Federación de Centros Universitarios. En tanto que, Luis Palacios habría obtenido la presidencia adjunta de la FCU.

En este sentido, desde la realización de las pasadas elecciones estudiantiles se han registrado distintos hechos violentos dentro de los espacios universitarios de la UCV, el día 12 de junio de 2019, sujetos no identificados ingresaron en el departamento de Control de Estudios de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la UCV, causaron daños a las instalaciones, afectando el registro de notas de los estudiantes y sus datos.

Sumado a ello, este lunes 17 de junio de 2019, se presentaron actos vandálicos en la escuela de Estudios Políticos de la UCV debido a que presuntos estudiantes estropearon cuatro aulas de clases, áreas verdes y baños. Inclusive incendiaron cauchos y basura en la fachada principal que da acceso a la escuela.

El nuevo presidente de la FCU David Sosa, denunció los hechos de violencia ocurridos en la Escuela de Estudios Políticos. Mediante su cuenta de twitter expresó: “Rechazo este tipo de hechos que en nada representan el sentir y el espíritu estudiantil. Tomaremos todas las acciones pertinentes a las que haya lugar, para que los responsables asuman las consecuencias de su accionar irracional y delincuencial”.

Cabe destacar que, en los últimos años estudiantes y profesores universitarios han sido víctima de ataques por parte del actual régimen, quienes han sido perseguidos, hasta privados de libertad por sus labores investigativas y por expresar sus opiniones políticas contrarias al gobierno.

 Es por ello que, dentro de este contexto de elecciones universitarias se presentan este tipo de escenarios de violencia, por lo cual, Aula Abierta, junto a otras organizaciones de derechos humanos alertan sobre estas acciones represivas de los órganos gubernamentales, y cualquier posible forma de violación de la libertad académica y la autonomía universitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *