Dos perspectivas sobre la ciudad que queremos

Los arquitectos y profesores universitarios, Ricardo Cuberos y Francisco Civitillo cruzaron sus experiencias y conocimientos en dos ponencias que dejan ver la reconstrucción de una ciudad sostenible y próspera…hacia una Maracaibo 4.0

Dexy Linares Simancas

Para recuperar el proyecto de la modernidad, la diversidad, la disminución del éxodo, el desarrollo económico, los servicios públicos y transporte, entorno político y social, entorno natural y la educación; los arquitectos y profesores universitarios Ricardo Cuberos y Francisco Civitillo dirigieron sus ponencias tituladas “Hacia una Maracaibo resiliente, sostenible y próspera” y “Hacia una Maracaibo 4.0”, respectivamente; a visualizar cuál es la ciudad que deseamos y hacia el futuro que podría tener Maracaibo.

Para lograr entender las propuestas urbanas-futuristas, el profesor Cuberos citó
el contenido del Objetivo número 11 de los Objetivos  de Desarrollo Sostenible: “Hacer que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Recordó, además, que en el año 2016 se plantearon los principios para tener una ciudad modelo en la nueva agenda urbana, y éste contenía las características que debía contemplar una ciudad moderna: sostenibilidad, seguridad, resiliencia, participación, inclusión e iniciativa de prosperidad urbana.

“Basándonos en información documentada del año 2012, en su momento Barranquilla y Maracaibo fueron parecidas en cuanto a su infraestructura”.  Sin embargo, la similitud quedó en la infraestructura “porque una ciudad que implique que una persona se tiene que desplazar una hora, una hora y media de un lugar a otro para poder llegar al trabajo es un modelo fracasado”, argumentó el profesor Cuberos.

Una de las recomendaciones para concentrar a la ciudadanía en áreas urbanas y considerar la reconstrucción de la nueva ciudad de Maracaibo está centrado en el plan de desarrollo ambiental de Bogotá de 2008, un decálogo que agrupa principios ambientales que se adaptan a lo que debe ser una ciudad en el siglo XXI  y cómo deben ser en el futuro nuestras comunidades.

“Estos principios ambientales que Maracaibo debería poner en práctica para su reconstrucción como ciudad del futuro; los resumiría en seis ejes puntuales: uso eficiente del agua, creación de estrategias para aprovechamiento en el área ambiental, implementación de una reorganización, preservación de la biodiversidad (faunas), en nuestra ciudad podemos tener una diversidad de fauna y flora, aprovechamiento de los espacios públicos para  la inclusión social y encuentros en la comunidad”.

Civitillo: Propuestas de ciudades inteligentes

Por su parte, el arquitecto Francisco Civitillo -al igual que Cuberos- apuesta a la movilidad urbana, manejo de desechos sólidos, energías renovables y medio ambiente, vialidad y telecomunicaciones y ciudadanía y administración pública, para convertir a Maracaibo en 4.0. Sin embargo, el profesor universitario fue más allá de los principios y ofreció siete puntos estratégicos para construir la ciudad que queremos: “Debemos concentrarnos en la participación y coparticipación de los ciudadanos, administración pública y las empresas privadas, mejoras de los servicios urbanos, definición de un modelo de negocio, viabilidad económica y sostenibilidad; sin dejar a un lado y de la que realmente adolecemos, la tecnología e innovación”, puntualizó.

Para ejemplificar el escenario de la reconstrucción o rediseño de la infraestructura de la ciudad del futuro, esbozó un concepto actual moderno de las ciudades, el término ciudad inteligente o en inglés smart city.

Dicho concepto persigue mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y el desarrollo sostenible que demarca el devenir de las ciudades a través de una gestión eficiente y responsable de los recursos y servicios de las ciudades. “Todos somos responsables de ello, en el momento en que nosotros nos hagamos responsables de que tiramos la basura en el lugar adecuado, que realmente se viertan las aguas negras a las calles, cuando nos hagamos conscientes de todas estas problemáticas, realmente podremos avanzar”.

También destacó que las principales ciudades smart city son Tokio, Nueva York, París, Zúrich y Londres. Son consideradas ciudades inteligentes, puesto que tienen mejora de calidad de vida, toman en cuenta al ciudadano, a pesar de que tienen otros problemas, están reinventándose, son ciudades que están  por encima de los diez millones de habitantes.

“Estamos rezagados” El profesor Civitillo afirmó que se estima que para el 2020 la actividad relacionada con las ciudades inteligentes alcance los mil 500 billones de dólares, “lamentablemente de este dinero a Maracaibo no le está tocando nada. Debemos hacer consciencia. Actualmente estamos rezagados, en Venezuela estamos muy rezagados, también nosotros, nuestra motivación e iniciativa ciudadana,  es casi nula”.

Dentro del escenario de las ciudades inteligentes, el profesor Civitillo incluyó al foro chat como una novedad en la actualidad, “a través de esta plataforma administro a diez mil profesionales de arquitectura e ingeniería a nivel de todo Iberoamérica (España, Portugal, México, hasta Argentina y Chile), una dinámica que nos permite intercambiar conocimientos y experiencias con respecto al desarrollo urbanístico, medio ambiente, tecnología e innovación”.

Continuó su ponencia estableciendo que el desarrollo de las smart city es un proceso imparable en un mundo globalizado en el que las grandes urbes aspiran albergar el 70% de la población mundial en el 2050.

De la mano con el ciudadano Al proseguir con este punto de ciudades inteligentes, el profesor Civitillo reflexionó sobre “el ponernos a la palestra respecto a otras ciudades que van enrumbada hacia el futuro como Bogotá, Barcelona, Málaga, Buenos Aires, Santiago, “con todo y sus realidades y conflictos, han podido reconstruirse ¿por qué nosotros no? ¿Qué nos falta?”.

Quizás como una respuesta a esas interrogantes, el arquitecto Civitillo aclaró que “actualmente no tenemos la infraestructura necesaria, ni el propio ciudadano está proclive a que eso puede suceder, pero hay que enfocarse en la creación de sistemas inteligentes en sectores como la salud, el transporte, la energía y el turismo, significarán el desarrollo de un nuevo concepto de urbe muy diferente al que conocemos hoy en día”.

A su decir, el resultado es la mejora en la eficiencia energética y los procesos operativos, la optimización de las infraestructuras y la incorporación de las energías renovables a la vida diaria de los ciudadanos en los municipios. Debe llevarse en conjunto con el ciudadano.

Ambas ponencias fueron expuestas el pasado lunes 9 de septiembre de 2019, con motivo del aniversario 490 de la ciudad marabina, en el foro denominado “Ciudad de Maracaibo: Pasado, Presente y Futuro”, en el auditorio Dr. Hugo Montenegro de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de LUZ. Organizado por la Comisión para los Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia (LUZ) y Aula Abierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *