“Mérida cuenta con la universidad para hacer la ciudad competitiva que todos queremos”

Douglas Gil Contreras durante la presentación de su ponencia “Mérida siglo XXI, ciudad de Conocimiento” concluyó con una frase del informe del Banco Mundial que debe regir a las ciudades competitivas “No importa tanto quien lo haga, es más importante que alguien lo haga”.

Dexy Linares Simancas

“No existe una receta mágica para hacer de una ciudad, una ciudad competitiva, además que no existe una única forma para llevarlo a cabo, sin embargo; Mérida cuenta con la infraestructura e instituciones como la Universidad de Los Andes para llegar hacer esa ciudad competitiva que todos queremos” resaltó el profesor universitario, Douglas Gil Contreras, en su ponencia titulada “Mérida siglo XXI, ciudad de Conocimiento”.

Enfatizó, además, que podría llegar hacer una ciudad de cara al futuro, siguiendo los parámetros del Informe de los grupos de Práctica Global Social, Urbana, Rural y Resiliencia, y la Práctica Global de Comercio y Competitividad del Grupo del Banco Mundial.

Para aproximarse a esta propuesta mundial, el profesor universitario detalló que primero se debe establecer una serie de consideraciones sobre las bondades de la ciudad y posibles acciones, para luego dar un ejemplo viable de cómo podría comenzar a ser competitiva.

Subrayó la importancia de encontrar información disponible sobre Mérida, en portales de acceso libre de consulta tan común como lo es Wikipedia o el portal del Servicio Autónomo Municipal de Administración Tributaria de la Alcaldía, considerando esto un elemento fundamental para hacer de Mérida la ciudad del conocimiento y de altura que sea competitiva.

Partiendo de hacer de Mérida una ciudad competitiva y, especialmente, una ciudad de conocimiento dadas las ventajas comparativas que le brinda la Universidad de Los Andes, institutos de educación superior y otras universidades ya establecidas en la ciudad y sus espacios de influencia, Gil Contreras, estableció tres pasos como incentivo para hacer de la ciudad de Mérida una ciudad competitiva;  qué hacer, quién lo hará y cómo hacerlo.

Un nuevo enfoque: Tecnología e Información

Para Gil Contreras, se hace evidente que el fenómeno de la competitividad es de vital importancia para las ciudades, pero se debe considerar también que las economías actuales se basan cada vez más en el conocimiento y la información. El conocimiento se reconoce ahora como el motor de la productividad y el crecimiento económico, dando lugar a un nuevo enfoque con el papel importante de la información, la tecnología y el aprendizaje en el rendimiento económico.

Además, hizo énfasis al indicar que dentro del área del conocimiento se encuentra el primer paso planteado, qué hacer o qué han hecho otras ciudades para ser competitivas y, de acuerdo al Informe del Banco Mundial para llegar a este punto hay que considerar cuatro factores; Infraestructura, instituciones y regulaciones, habilidades e innovación, apoyo y financiamiento. Por lo que  Gil indicó que “la infraestructura necesaria para lograr hacer de la ciudad un centro de conocimiento ya existe, y es una ventaja competitiva respecto de otras ciudades en Venezuela”.

La ponencia de Gil Contreras refuerza los parámetros del organismo mundial cuando menciona que Mérida engloba el perfil de las ciudades competitivas y de conocimientos; porque es sede de la Universidad de Los Andes, de las primeras Universidades del país, en ella se emplazan igualmente la Arquidiócesis de Mérida y el Seminario de San Buenaventura de los Caballeros de Mérida.

Otra consideración importante, en el aspecto de infraestructura, es que “ostenta el teleférico, de reciente reinauguración perfilándose como el atractivo turístico  de mayor importancia; un sistema de transporte masivo conformado por el sistema Trolebús, que conecta varias ciudades y el sistema de transporte Trolcable, el cual conecta el centro de la ciudad con los suburbios del valle del Chama” detalló Gil Contreras.

En cuanto al punto de apoyo y financiamiento, Gil recomendó que “en el actual momento por el que pasa la ciudad, y el país, deberá pensarse en la inversión directa extranjera, como la refiere el informe del Banco Mundial, toda vez que existen fondos para la promoción de la educación en muchos organismos multilaterales como la UNESCO o la Unión Europea. No siendo descartable el financiamiento privado ya que son varios los institutos educativos privados que podrían querer aumentar su participación”.

Así, la ciudad de Mérida posee una economía que gira en torno al turismo y a la Universidad de Los Andes y son justamente estos dos factores los que se han visto afectados en los últimos años y los que han hecho que la ciudad de Mérida viva un evidente retroceso con respecto a otras ciudades de Venezuela.

Para finalizar Gil Contreras tomó la conclusión del informe del Banco Mundial, ya que engloba -perfectamente- lo que se piensa debe regir el camino para hacer de Mérida la ciudad competitiva que todos queremos, “No importa tanto quién lo haga, es más importante que alguien lo haga”.

Esta ponencia fue presentada el pasado miércoles 9 de octubre de 2019 con motivo del aniversario 461 de la fundación de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Mérida, en el foro “Ciudad de Mérida: Pasado, Presente y Futuro” en la sede Asociación de Profesores Universitarios de la Universidad de los Andes (APULA). Evento organizado por Aula Abierta y la Universidad de Los Andes (ULA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *