DANZALUZ pre-estrena “De la oscuridad salgo” en el Encuentro de la Juventud Universitaria

Como adelanto de la celebración de su quincuagésimo aniversario, Danza de la Universidad del Zulia (Danzaluz) expondrá la obra “De la oscuridad salgo”, en el “Encuentro de la Juventud universitaria: liderazgo zuliano por la democracia y los derechos humanos”, el cual se llevará a cabo el lunes 2 de diciembre, a partir de las 8:00 de la mañana, en el auditorio “Hugo Montenegro” de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia (FCJP-LUZ).

La muestra cultural pretende alzar la voz de los ciudadanos como una forma de protesta ante las condiciones inestables de los servicios públicos y la falta de seguridad que hay dentro y fuera de la Universidad del Zulia, especialmente, en el Departamento de Danza.

La presentación es una pieza dirigida y coreografiada por Deynis Luque, director de Danzaluz. El texto original es de Gilberto Rincón y la música original de José David Meza, miembros de la Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia.

La actividad es convocada por Aula Abierta junto a la Comisión de Derechos Humanos de la FCJP-LUZ y está representada por el proyecto “La U por la Ciudad”, que desarrolla la mencionada organización, en el que la universidad contribuye cultural y académicamente a entrelazar lazos entre la casa de estudio –base fundamental para la formación– y la sociedad civil.

Esta obra también será presentada formalmente al público el próximo domingo 8 de diciembre en el Teatro Baralt, como homenaje a los “50 años de Amistad”, nombre que identifica la celebración del 50 aniversario de la academia de danza.

Texto de la obra de Gilberto Rincón

Tempestivo el aguante aspirado por el exilio, entre nubarrones purpúreos la memoria frustra al amante que de sus tripas hace brasas.

Enrejada el ventanal la muestra, Ciudad Universitaria ametrallada por seres antorchas extranjeros que de sus afectos no se incriminan.

Hay silencio, sordera absoluta y el camino es especia y nauseabunda sal, desequilibrada escena que se esguince del que baila un rato perdido y se aferra al encuentro de ojos ciegos y voz ausente.

Diez meses sin luz y descuenta el tiempo pisoteando hombres e infantes, que repatriados, anhelan glorias para contar la historia cincuentona de la Danzaluz sorda y muda que sin derecho a señas pretenden instaurar.

La luz ya no es segura, libre ni autónoma con Derecho a Ciudad encabestrado entre los cabellos del cuerpo presente de la mujer del piso diez de la sede rectoral.

El sol no vuelve porque ciega ella está creyente de que la oscuridad vuelta nube se espesura de la nada ha de pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *