Las Universidades venezolanas frente al Coronavirus

En medio de la emergencia nacional anunciada por el Gobierno de facto, por la llegada del Coronavirus al país, que incluye una cuarentena social a lo largo y ancho del territorio nacional, las universidades venezolanas intentan dar respuesta a sus profesores y estudiantes frente a la suspensión de las actividades.

Cliver Sánchez, Director del Sistema de Educación a Distancia de la Universidad del Zulia (SEDLUZ), asegura que el plan de esta casa de estudios es brindar apoyo tanto a los estudiantes como a los profesores que deseen continuar con sus actividades.

Sánchez explicó a Aula Abierta que solicitó a la Rectora (e), Judith Aular de Durán, que se flexibilizarán los procedimientos a través del SEDLUZ, que él mismo coordina.

“Cuando un profesor desea llevar una materia a semipresencial o darla virtual, eso necesita una solicitud de parte de sus profesores, que va al consejo de escuela y luego al de facultad. En estos momentos, toda solicitud que llegue de un profesor, la procesamos. Estamos dejando los formalismos para luego y así atendemos a los profesores de manera rápida. Hay un número de profesores significativos incorporándose”, informó.

Cuando Nicolás Maduro anunció la suspensión de clases en todos los niveles, afirmó que se estaba evaluando un plan de estudio a través de internet y específicamente, las redes sociales. Según Luis Carlos Díaz, periodista y activista digital, “Venezuela es el único país en América en el que ha disminuido la cantidad de gente conectada en los últimos años. Pasamos del estancamiento a la contracción”.

“Hay zonas del país, barrios, urbanizaciones, que antes tenían conexión a Internet y ya no la tienen porque Cantv se ha deteriorado, no repara ni atiende sus fallas, y además Conatel le controló las tarifas a los privados para que operaran a pérdida estos años. Todo empeoró”, explicó en su cuenta de Twitter. “Los operadores de telefonía celular también han sufrido esta fórmula macabra de tarifas controladas, problemas para importar y la contracción económica desde 2014. El resultado: hay 12 millones de teléfonos activos menos en Venezuela. Eso es más que la cifra de migrantes”.

Por ende, el plan de Maduro resulta “absurdo” y una “burla”, según Díaz. En ese sentido, Sánchez afirma que “la crisis de conectividad se nos escapa de las manos hasta el punto que nosotros mismos somos víctimas de eso”.

Sin embargo, sostiene que se han aplicado algunas estrategias en LUZ para sobrellevar esta situación. “Nada de videos largos, nada de archivos de descarga pesados. Pedimos a los profesores que sean bastante limitados en cuanto al peso de las actividades que suben a las plataformas; es decir, en vez de descargar un libro que va a pesar mucho, le pedimos que elaboren escritos que el estudiante pueda ver directamente en las letras, sin tener que pasar por un sistema alterno”, expresó.

“Otra manera es que la misma sala virtual incorpore videos conferencias, lo que puede sobre cargar la plataforma, pero hace que el acto educativo y el contacto de estudiantes y profesores se dé completo en la plataforma. Entonces eso también es una alternativa”, señala. “La realidad es que la forma en la cual el facilitador decide dar sus clases, no la podemos controlar. Nosotros solo los apoyamos en lo que decidan hacer”.

Mario Bonucci, Rector de la Universidad de los Andes, indicó que esta casa de estudios aplica un “novedoso sistema” llamado “aula invertida”, a través del cual los profesores y estudiantes se ponen de acuerdo “para que de manera electrónica puedan comunicarse”

“Los estudiantes investigan desde sus casas los tópicos que corresponden a la asignatura. Esto nos ha hecho avanzar de manera progresiva en hibrido de educación a distancia diacrónica”, dijo a Aula Abierta.

Responsabilidad ante todo

Tras la llegada del Coronavirus a Venezuela, las casas de estudios superiores tomaron medidas inmediatamente: la Universidad Central de Venezuela emitió un comunicado el 15 de marzo de 2020, donde anunció la suspensión de actividades docentes y administrativas “en cumplimiento a las recomendaciones de la ONU”; la Universidad del Zulia, la Universidad de Carabobo, la Universidad de Los Andes y la Universidad de Oriente hicieron lo propio. Ésta última informó que también se suspendió el acto de grado pautado para ser celebrado el 19 de marzo de 2020 en el Núcleo Anzoátegui de la UDO.

Mario Bonucci, rector de la Universidad de los Andes, resalta que, incluso antes de suspender clases, ya habían creado una Comisión de Salud para trabajar planes de prevención contra el Coronavirus.

“En nuestra institución con anterioridad habíamos creado una Comisión de Salud que venía trabajando en un plan de prevención, pero además adecuación de espacios en nuestra clínica universitaria para poder atender a los Ulandinos, el pueblo merideño y quien lo requiera”, comentó a Aula Abierta.

Por ello, solicitaron colaboración a las cajas de ahorros y los fondos de jubilaciones “porque lamentablemente este ‘régimen’ en lo que va de año no ha enviado un solo bolívar para garantizar gastos de funcionamiento, lo cual impide que nuestra clínica pueda funcionar y atender con normalidad a los pacientes que se acerquen”.

Rita Elena Añez, rectora de la Universidad Nacional Experimental Politécnica “Antonio José de Sucre” (UNEXPO), aseguró que están priorizando tres servicios básicos: seguridad integral de la universidad, profesores a los centros tecnológicos y área sustantiva para atender los pagos urgentes al personal y la comunidad universitaria.   

Además, se hicieron campaña en conjunto con los servicios estudiantiles, médicos y bomberos universitarios para informar de los cuidados preliminares “que hay que tener a los efectos de evitar enfermedades como el Covid-19”. Ella espera que la crisis tenga una curva descendente y pronto vuelvan a dar clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *