“Bandas criminales” destruyen las universidades

Las universidades venezolanas han sufrido diversos ataques vandálicos desde el inicio de la cuarentena, abril ha sido el mes con más actos delincuenciales en las casas de estudio en lo que va de 2020.

La Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU) recientemente denunció que “bandas criminales”, en absoluta impunidad, vienen destruyendo el patrimonio público, en este caso señalan el hecho del 17 de abril contra el Instituto Oceanográfico de la Universidad de Oriente (UDO), el cual fue desvalijado y quemado.

La UDO no es la única con ataques recientes, Aula Abierta ha denunciado que la Universidad de Los Andes (ULA), Universidad Central de Venezuela (UCV), Universidad de Carabobo (UC), Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) y la Universidad del Zulia (LUZ) también fueron víctimas de estos asaltos y de otros incidentes de inseguridad.

La AVERU también manifestó que observan el silencio y omisión de los cuerpos de seguridad regional, Ministerio Público, Defensoría del Pueblo y demás órganos del Estado, que deben velar por el resguardo de los bienes de las universidades, deber estipulado en el artículo 102 de la Constitución Nacional.

Entre las universidades más afectadas destaca la ULA, por lo que el rector, Mario Bonucci, exigió a las autoridades civiles y militares protección urgente para la finca Judibana, propiedad de la ULA, ya que ha sido objeto de reiterados intentos de invasión, robos y deforestación.

Continúan las pérdidas en la ULA

La presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la ULA, Ornella Gómez, notificó que el 15 de abril delincuentes saquearon el cafetín del Núcleo Táchira, dañaron vidrios y candados, además, al momento del hecho no había presencia de vigilantes.

Asimismo, Douglas Matheus, consejero universitario de la ULA, denunció en su cuenta Twitter que el 8 de abril se registró el hurto de tres computadores de mesa con sus reguladores, un monitor de recepción y algunas baterías de teléfono inalámbricos de la Oficina de Administración Estudiantil. 

En esta universidad ocurren robos constantes desde el año pasado, pero el aumento se evidenció aún más en marzo de 2020 con las denuncias de sujetos invasores en los terrenos de la universidad en El Vigía y los hurtos de cables de electricidad, motores de los ascensores y de material de oficina en los últimos días del mes.

LUZ a oscuras

La universidad continua siendo agredida por el hampa, el pasado martes 14 de abril, la facultad de Ingeniería amaneció sin cableado eléctrico dentro de las escuelas de Mecánica y Eléctrica, así lo informó la Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ).

En el 2019 también fue robado kilómetros de cableado eléctrico que afectó a la escuela de Petróleo y Química, las dos escuelas más grandes de la Facultad de Ingeniería y el Núcleo Técnico donde se ubica la escuela de Arquitectura y Diseño.

Los robos que dejarían a la institución a oscuras no son el único problema, pues en la hacienda La Esperanza, de la Facultad de Agronomía, desaparecieron 73 reses y el 11 de abril encontraron a un vigilante de seguridad de la casa del profesor de LUZ apuñalado.

La APUZ denunció que una banda se pasea por el terreno universitario sin ningún tipo de impedimento y se le relaciona con los 5 laboratorios desvalijados, las pérdidas de equipos en la Dirección de Escuela, Secretaria Dicente, Biblioteca y Postgrado de la Facultad de Ciencias Veterinarias, más los robos en los Núcleos de la Facultad de Ingeniería Química y Petróleo.

UDO: Ataque hasta en la biblioteca

El 14 de abril el núcleo Sucre de la UDO fue atacado y destrozado por el vandalismo, entre las áreas destrozadas están las oficinas administrativas y parte de la biblioteca central, la noticia la dio a conocer el líder estudiantil Marcelo Lacumberre en su cuenta de Twitter.

Se elevó la tasa de vandalismo la primera semana de abril

En los primeros días de abril se incrementaron los incidentes de inseguridad e incluso se reportaron agresiones a personales de seguridad, como en la Universidad Central de Venezuela, donde el pasado 6 de abril cinco sujetos armados golpearon y amordazaron a los vigilantes para robar en las instalaciones del Instituto de Medicina Tropical.

Ese mismo día pero en horas y lugares diferentes, ocurrió un hurto de aires acondicionados, equipos de computación y materiales de oficina, en la sede de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), ubicada en Maturín, y en la Dirección de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de Carabobo.

Igualmente, la decana del núcleo Anzoátegui de la Universidad de Oriente, María Teresa Lattuca, denunció que el 4 de abril se presentó un hecho delincuencial, donde se llevaron equipos y vehículos de la sede de Bomberos de esta casa de estudios. Según el portal de Últimas Noticias, fueron hurtadas piezas sanitarias, cables, lámparas, herramientas y otros materiales.

Aula Abierta se une a la demanda de la AVERU sobre la necesidad urgente de que los órganos competentes asuman las actuaciones necesarias de protección a las instalaciones de nuestras universidades, por ello exigimos que se garantice el resguardo de los recintos universitarios, sobre todo durante la cuarentena por el Coronavirus y también condenamos los hechos vandálicos ocurridos.

Estos destrozos en las casas de estudios son evidentemente una afectación a la educación de calidad, pues según el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas (CDESC) la disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad son las características que debe reunir la educación superior y las cuales no se perciben en las instituciones públicas venezolanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *