Universitarios sin internet: no hay conexión para estudiar a distancia

Más del 70% de los estudiantes universitarios consideran que la calidad del servicio de internet afecta negativamente el desempeño de las actividades académicas en casa.

Sin acceso a internet tambalea la opción de estudiar desde casa ante contingencia ocasionada por la pandemia Covid-19 y afecta la educación de calidad de los estudiantes venezolanos.

En un sondeo realizado por Aula Abierta el 71.9% de estudiantes encuestados consideran que la calidad del servicio afecta de forma negativa el desempeño de las actividades académicas en la modalidad a distancia.

Este resultado fue obtenido por Aula Abierta, en conjunto con Gritemos Con Brío y la Federación Nacional de Estudiantes de Derecho (FENEDE), quienes consultaron a 114 estudiantes de universidades públicas y privadas sobre el acceso de conexión a internet.

El resultado del estudio indica que solo el 59.6% de los estudiantes cuenta con servicio de internet en su residencia, mientras el 39.5% reportó que no.

Del grupo de estudiantes que afirmó contar con servicio de internet, el 53.8% considera que la calidad es regular, el 21.3% la evalúa como buena, mientras que en el otro extremo el 11.3% dice que es muy mala y sólo el 1.3% catalogó de excelente. El siguiente gráfico describe los resultados obtenidos:

Del mismo modo, grupos de estudiantes de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM) realizaron encuestas a más de 1 400 estudiantes de las facultades de Ingeniería, Veterinaria y Medicina, para conocer quienes se encontraban en las condiciones para poder desempeñar el “Plan de Contingencia y Soporte al Aprendizaje (CASA)”, aplicado en esa universidad.

La encuesta les permitió determinar que el 76.6% de los encuestados no se encuentran en condiciones mínimas para ver clases a distancia, debido a la imposibilidad del acceso a un buen servicio de internet, aunando factores extras como los cortes del servicio eléctrico y la Emergencia Humanitaria Compleja que viven.

El instrumento, aplicado de manera autónoma por los estudiantes, concuerda con la información obtenida por Aula Abierta, en cuanto a la inviabilidad de mantener esta modalidad de estudios a distancias.

La conectividad es un problema que dificulta avanzar con las actividades escolares y laborales desde casa, pues la deplorable calidad del internet en Venezuela funge como una barrera para la comunicación entre los profesores y estudiantes, por ende, en el cumplimiento efectivo de las asignaciones académicas.

Esta problemática afecta a todos los venezolanos, algunos profesores universitarios les reportaron a sus alumnos que no tendrían cómo continuar impartiendo clases a distancia.

A pesar de ello, el 60.5% de los encuestados indicó que sus profesores les plantearon la posibilidad de utilizar ciertas “plataformas virtuales”.

Uso de datos móviles como solución

Ante la falta de internet, el 72.8% de los encuestados manifestó ha tenido que usar sus celulares como herramienta para investigar y desarrollar las actividades académicas, a través del uso de datos móviles.

A su vez, el 65.8% piensan que la calidad del servicio de datos que ofrecen las compañías telefónicas afecta de forma negativa el desempeño de las clases a través de la modalidad a distancia, solo el 29.8% considera lo opuesto.

Los estudiantes valoraron el servicio de datos móviles, dando como resultados que el 44.7% considera que la calidad es regular, un 21.9% como buena, 14.9% muy mala, 13.2% mala y el 2.6% considera que es excelente.

Se puede observar los datos de la encuesta en el siguiente gráfico:

Deficiencia de internet, problemática para la educación

Para enero del 2020, Speedtest Global Index (portal que mide la velocidad de internet) realizó un estudio a 176 países y ubicó a Venezuela en el puesto número 174, es decir, es el país con la peor velocidad de internet del mundo por encima de Turkmenistán y Yemen.

Aula Abierta ha denunciado que esta situación es reflejo de problemas estructurales dentro del sistema de educación superior venezolano, evidenciadas en el incumplimiento de estándares de calidad contemplado en tratados internacionales en materia de derechos humanos, el cual se documentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Haití.

El estado de emergencia en el que se encuentra la universidad venezolana y la Emergencia Humanitaria Compleja del país hacen que la educación impartida a través de la modalidad a distancia no cumpla con los estándares de calidad, disponibilidad ni accesibilidad para los estudiantes universitarios, lo cual es evidenciado en el informe “Afectaciones a la educación de calidad de las universidades publicas venezolanas en el marco del Covid-19”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *