Crisis en la investigación científica de las universidades representa una traba para el pleno desarrollo de la libertad académica

El presidente de la Asociación de profesores de la Universidad de Oriente (APUDO), núcleo Nueva Esparta, José Gil, denunció en entrevista con Aula Abierta Radio que el presupuesto que se maneja para la investigación científica en las universidades es muy bajo, lo que evidencia la dificultad que tienen las casas de estudio para ejercer a pleno la libertad académica.

En ese sentido, opinó que los países crecen de acuerdo a lo que se invierte en la parte de investigación en las universidades. Colocó como ejemplo la Universidad de São Paulo (Brasil), “donde el porcentaje que ellos inyectan de inversión es más alto que el presupuesto que maneja la universidad”.

Indicó que en Venezuela las investigaciones científicas están siendo afectadas porque al Gobierno no le interesa invertir en ello. “¿Qué tiene un profesor para investigar? Absolutamente nada. Antes había proyectos donde a cada profesor se le asignaba una cantidad de dinero y eso ahorita no existe. La investigación en las universidades públicas venezolanas es totalmente nula. Así un país no se puede desarrollar”, declaró el presidente de APUDO.

Aula Abierta ha documentado durante meses una política de asfixia presupuestaria emanada por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior: universidades como la UDO, la Universidad Central de Venezuela, la Universidad de Los Andes o la Universidad del Zulia, han denunciado que del 100% del presupuesto solicitado al Gobierno de facto, solo se aprueba el 3 o el 4%; y en algunos casos el 1%.

Salarios de pobreza extrema

Gil también denunció las violaciones a los derechos salariales de los profesores, quienes ganan sueldos que entran en los parámetros de pobreza extrema según las Naciones Unidas.

Aseguró que el déficit presupuestario de las universidades públicas del país impactó a tal punto de que un profesor que es titular y tiene doctorado, está recibiendo un sueldo de 2 millones de bolívares, equivalentes a 4 dólares. Esto, de acuerdo a él, genera pérdida de un “personal importantísimo y muy capacitado”.

El profesor universitario relató que en la UDO un día puedes ver a un estudiante y al siguiente no, lo que también ocurre con el personal obrero y profesores. “Se van sin retirar ni siquiera sus prestaciones sociales debido a que no les importa nada, porque las recompensas perdieron su valor adquisitivo por el efecto de la inflación. Se van sin hacer ningún tipo de reclamo”, expresó.

Escucha el programa Aula Abierta Radio, donde el presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Oriente, núcleo Nueva Esparta, José David Gil, emitió sus declaraciones sobre el salario crítico del docente universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *