Vandalismo ataca a la Estación Experimental Judibana de la ULA

Foto cortesía: Diario de los Andes

Sacrificio de animales, robos y desvalijamientos son algunos de los crímenes ambientales cometidos por el hampa durante la cuarentena en la Estación Experimental Judibana, perteneciente a la Universidad de Los Andes (ULA).

Domingo Alarcón, Vicerrector Decano del núcleo Alberto Adriani de la Universidad de Los Andes, denunció los delitos ambientales cometidos en los terrenos de la estación y aseguró que, durante los ataques, aproximadamente doce animales fueron sacrificados.

En el 2020, dentro de la Estación Experimental Judibana de la ULA ocurrieron incidentes en materia de seguridad, sin embargo, todo agravó por la aparición de la pandemia del Covid-19 que obligó a las universidades venezolanas a parar sus clases presenciales, esto desató actos vandálicos dentro de los recintos que no cesan con el pasar de los días.

El Vicerrector Decano, Alarcón, alertó sobre la presencia de personas dentro de los terrenos de la ULA, que permanecen en la finca cometiendo diversos delitos, ante la inacción de los cuerpos de seguridad del Estado.

“En lo que va del año 2020, ellos han sacrificado aproximadamente doce animales, se han robado prácticamente todo el alambre púa de los potreros, han desvalijado un depósito de la Estación Experimental, llevándose el techo y ventanas. Nosotros hemos hecho estas denuncias y realmente las autoridades no hacen nada para evitar que esto siga sucediendo”, explicó Alarcón en entrevista para Aula Abierta.

Negligencia por parte de autoridades ante hechos vandálicos

El Vicerrector Decano de la ULA, Domingo Alarcón expresó en Aula Abierta Radio su preocupación por la negligencia de las autoridades en la atención los incidentes de inseguridad ocurridos en Judibana, aseguró que, aunque la institución realizó las respectivas denuncias, ni siquiera un respaldo de ellas emitieron los cuerpos de seguridad. También informó que tienen una medida de protección debido a las amenazas recibidas por las autoridades del núcleo.

“Las personas que han sido amenazadas por estos delincuentes son siempre las caras visibles de este problema como lo es el profesor Germán Rodríguez, que es el presidente de la Junta Directiva de la Estación Experimental y, mi persona, como Vicerrector del núcleo. Estas denuncias se han hecho a las autoridades correspondientes, hemos ido al CICPC, a la Guardia Nacional e incluso nosotros ya tenemos una medida de protección por el Tribunal Superior Agrario”, indicó el Vicerrector.

“Lo que nos preocupa es que cada vez que hacemos una denuncia de robo de ganado, de robo de algún material y de cualquier amenaza que recibimos pues la autoridad, CICPC, Guardia Nacional o fiscalía nos atienden, toman la denuncia, pero a la universidad como ente responsable no nos queda ningún respaldo de la denuncia (…) no nos dan ninguna copia, algo que nos respalde que hicimos la denuncia y además no toman cartas en el asunto”, aseguró Alarcón.

Incremento de hechos delictivos en el núcleo Alberto Adriani

Por otra parte, los hechos delictivos se incrementaron luego de las medidas establecidas por parte del Estado para que las universidades siguieran sus clases a distancia. No hay movimiento de estudiantes dentro de las casas de estudio y la vigilancia es escasa por varias renuncias del personal de seguridad.

Las autoridades del Núcleo Alberto Adriani de la ULA, acudieron a la comunidad vecina a la finca Judibana para resguardar los espacios de estación experimental. “No contamos con una vigilancia total de toda el área experimental del núcleo Alberto Adriani, por lo que una de las acciones que hemos tomado ha sido conversar con los vecinos, que al fin y al cabo son los que nos han ayudado a recuperar en primera instancia algunos de los espacios invadidos y además a estar vigilante, incluso, son ellos mismos los que acusan a estos invasores de oficio, reportan quienes son, cómo amenazan a la gente”, expresó Alarcón para Aula Abierta.

“En el último mes se han acercado más personas que no son de la zona, son invasores que son los que están causando más males porque se están llevando madera, el ganado (…) además de los robos de los diferentes espacios de la Estación Experimental y una de las cosas que tememos es que arremetan contra las instalaciones académicas”, añadió el Vicerrector.

En agradecimiento a la comunidad por el resguardo de las instalaciones del núcleo Alberto Adriani de la Universidad de Los Andes, los entes universitarios realizaron un plan para ayudar a los vecinos.

“Nosotros hemos implementado un sistema de vender un día la producción de leche a la comunidad a precio solidario y con estos proyectos hemos ayudado a los vecinos que son los que están pendientes y están apoyando la Universidad de Los Andes rechazando estas invasiones, e incluso ellos han tomados la decisión de sacar a los invasores que se están metiendo en los terrenos de la ULA”, agregó Alarcón.

La deforestación: otro crimen ambiental en Judibana

Los daños ambientales producidos por las personas “invasoras” no solo afectan a la fauna, la flora es otro de los contextos más afectados durante la cuarentena. Los delincuentes talan árboles para sacar madera.

“Toda la franja de seguridad del río la tienen ocupadas estas personas, deforestando toda especie de vegetal como protección del río o de la orilla del río, esto es un gran mal para el ambiente porque cuando vengan las épocas de lluvia el río va a desbordar y no va a tener el material vegetal que estaba en esa franja como zona de seguridad”, expresó el Vicerrector Decano.

Aunado a esto, los potreros son víctimas de incendios “que son pastizal para comida de ganado (…) han deforestado todo el material que tenía que ver con el proyecto de cacao, además que han sacado todo el material de la GAUDA que es otro proyecto agroforestal de la escuela de Geografía de la Universidad de Los Andes”, indicó Alarcón.

Implicaciones en el ámbito académico

La gravedad de estos actos vandálicos afecta directamente el ámbito académico por la posibilidad que existe de un cierre técnico del núcleo Alberto Adriani. “Muy posiblemente, al reanudar actividades, vamos a tener que suspender algunas prácticas (…) esto si la situación continúa tal y como está, pero si continúa avanzando, una de las acciones que ha previsto el Consejo Universitario es prácticamente el cierre técnico de la Universidad de Los Andes en el Vigía”, aclaró el Vicerrector Decano, Domingo Alarcón.

“Hacemos un llamado al alcalde del municipio Alberto Adriani, como a los responsables de la ZODI del estado Mérida de que hagan valer la medida de protección dictada por el juez agrario para evitar que esta situación continúe y siga avanzando”, reiteró Alarcón.

Por Vanessa Calatayud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *