Gobierno creará Instituto de Previsión Social para los universitarios sin la participación de FAPUV

El Gobierno venezolano junto a la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV), creará un Instituto de Previsión Social (IPP) nacional de los trabajadores universitarios, sin la participación de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV).

El dirigente de la Confederación Bolivariana Socialista de Trabajadores y presidente de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela (FTUV) Carlos López, anunció que se instalará una la comisión conjunta de representantes del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU) y la FTUV, que se encargará de “la fundación del Instituto de Previsión Social Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras Universitarios”, aseguró en su cuenta Twitter.

La ausencia de la FAPUV de las conversiones sobre la creación del IPP nacional, ratifica la exclusión de las asociaciones de las distintas casas de estudios superiores del país y representa una violación a la libertad de asociación de los profesores universitarios, quienes son representados legítimamente por esta Federación.

Imposición de un IPP nacional violenta derechos al profesorado en materia de salud

Los Institutos de Previsión Social Nacional de los Trabajadores y Trabajadoras Universitarios preexistentes no cuentan con la garantía del servicio de salud, ya que profesores se han visto en la necesidad de acudir a centros de salud pública y solicitar ayuda económica privada para cubrir tratamientos médicos, por lo que la creación de un IPP nacional agravaría la situación.

Tulio Olmos, Vicepresidente del Instituto de Previsión Social Nacional de la Universidad Central de Venezuela (IPPUCV), aseguró en entrevista para Aula Abierta que “el planteamiento de un IPP a nivel nacional lo que deja claro es que la intención, nuevamente del gobierno, es desmantelar los IPP, que de alguna forma y a pesar de muchísimo esfuerzo, seguimos trabajando”.

“Por otra parte, crear una especie de sistema de salud para el sector universitario homologado, pero homologado hacia abajo, porque nada de lo que han hecho estos últimos dos gobiernos ha sido beneficioso para el pueblo ni para la masa trabajadora, así que esta noticia podría estar colocándonos en las puertas de un gran conflicto universitario y de reservado pronóstico”, ratificó el Vicepresidente de IPPUCV, Tulio Olmos.

Una transgresión a la ley y los pactos internacionales

El artículo 21 de la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) señala que “se prohíbe toda distinción, exclusión, preferencia o restricción en el acceso y en las condiciones de trabajo, basadas en razones de raza, sexo, edad, estado civil, sindicalización, religión, opiniones políticas, nacionalidad, orientación sexual, personas con discapacidad u origen social, que menoscabe el derecho al trabajo por resultar contrarias a los postulados constitucionales”. Esto evidencia que la exclusión de los distintos sindicatos es una violación al derecho de los trabajadores universitarios.

“Necesitan que los IPP, que no están bajo su control, pasen al control de ellos porque, además, no solamente controlarían políticamente a esos institutos, sino que además tendrían el control financiero, que es mucho más dudoso y peligroso en manos de ellos que han demostrado ser de unos niveles de corrupción inimaginables (…) el que nos dejen por fuera a las asociaciones significa que el control que quieren ejercer ellos es un control político”, así lo resaltó para Aula Abierta, Tulio Olmos.

Asimismo, esta práctica de exclusión por parte del Estado venezolano de asociaciones de universitarios, representados por la FAPUV, menoscaba sus derechos sindicales y sus facultades de ley, según lo señala el artículo 367 de la LOTTT, donde se establece que una de las atribuciones de las organizaciones sindicales es “Proteger y defender los derechos individuales y colectivos de sus afiliados y afiliadas, mejorando las condiciones materiales, morales e intelectuales y el interés supremo del trabajo como hecho social y proceso generador de riqueza para su justa distribución”.

La decisión de no permitir la participación de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela en la comisión que decidirá sobre la creación de un IPP nacional, violenta el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, específicamente en el numeral d de su artículo 8, donde se consagra el derecho de los sindicatos a funcionar sin obstáculos ni otras limitaciones, más allá de las prescritas en la ley.

Fortalecimiento de los IPP existentes mejoraría el sector salud

Por otro lado, Edin Amesty Montiel, Presidente del Instituto de Previsión Social Nacional de la Universidad del Zulia (IPPLUZ), considera que deberían fortalecerse los IPP existentes de las instituciones de educación universitaria del país, para ofrecer un servicio de calidad en el área de salud.

“Los IPP existentes a nivel nacional tratan a los pacientes en sus sedes, resolviendo alrededor del ochenta por ciento de los casos de la atención primaria de la salud. Existen IPP con una infraestructura robusta, con los servicios de salud que van desde las consultas médicas, estudios de laboratorios, farmacia y estudios de imágenes ofrecidos en sus propias sedes. Sin embargo, en los últimos años, las insuficiencias presupuestarias han afectado, desmejorando la calidad de los servicios ofertados a los profesores y su grupo familiar”, recalcó Edin Amesty a Aula Abierta.

“Considero, como una apreciación personal, que la creación de un solo IPP nacional, en vez de solucionar la problemática específica de la salud, más bien complicaría la situación (…) debido a que todo va a estar centralizado”, añadió el Presidente de IPPLUZ, Amesty.

Amesty reiteró que para tomar este tipo de decisiones debe ser primero consultado a todos los gremios y sindicatos existentes en las instituciones de educación universitaria de Venezuela.

“Yo sigo insistiendo que los IPP como estructura deben seguirse manteniendo a nivel nacional con una atención por parte gubernamental de los recursos necesarios con sus diferentes contralorías, a fin de brindar un sistema de salud eficiente a todos los usuarios que ellos asisten”, subrayó el Presidente de IPPLUZ, Edin Amesty Montiel.

“La participación que nos dan es muy limitada”

El Vicepresidente de IPPUCV, Tulio Olmos, aclaró que nunca se han negado a la participación en las reuniones o diálogos con el Estado. “La participación que nos dan es muy limitada, no tenemos acceso a los documentos, no tenemos poder de decisión, no podemos votar, no podemos hacer aportes distintos a los que ellos plantean, la agenda siempre es una agenda cerrada”.

“Si llaman, seguramente participaremos, pero desde la salvedad que, si vamos en condiciones de inferioridad, pues simplemente iremos a hacer la denuncia y a dejar testimonio, pero no vamos a participar de lo que significa el desmembramiento de los Institutos de Previsión de las Universidades”, manifestó Olmos a Aula Abierta.

Por Vanessa Calatayud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *