Aula Abierta pide a la CIDH apoyo al movimiento estudiantil latinoamericano y destaca el nacimiento de la FEDEHU

El Director de Aula Abierta y representante de la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia (LUZ), David Gómez Gamboa, participó en el 177° Período Ordinario de Sesiones de manera virtual, realizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Gómez pidió el apoyo de la CIDH a favor de la libertad académica y derechos universitarios en Latinoamérica, y un especial apoyo al movimiento estudiantil de la región.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició el 177° Período Ordinario de Sesiones de forma virtual este 28 de septiembre y finalizará el 9 de octubre de 2020.David Gómez Gamboa, en su intervención, solicitó a la CIDH el apoyo a iniciativas Latinoamericanas a favor de la libertad académica y derechos universitarios, las acciones por parte de Aula Abierta Latinoamérica y el nacimiento de la Federación de Estudiantes Universitarios por los Derechos Humanos (FEDEHU) en Venezuela.

El objetivo principal de la Federación de Estudiantes Universitarios por los Derechos Humanos es promover el activismo de los jóvenes desde las universidades, en favor de la libertad de asociación, expresión y con miras a la transición democrática en Venezuela. Además, busca promover la articulación y activismo de las asociaciones estudiantiles y gremios profesorales universitarios conforme a valores democráticos y de derechos humanos.

El director de Aula Abierta, también destacó ante la Comisión la necesidad de producir estándares interamericanos en materia de libertad académica, haciendo referencia a algunos vacíos que en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos se han podido evidenciar. “La libertad académica como derecho humano está protegida por el derecho internacional de los derechos humanos, sin embargo, es necesario un cuerpo jurídico más robusto garante de mayor protección. Agradecemos la atención de la CIDH y, en especial, de la REDESCA sobre la materia”, señaló

Gómez Gamboa también destacó en su intervención la publicación del informe presentado por Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, David Kaye.”Quiero compartir también que la semana pasada la relatoría para la Libertad, Opinión y Expresión de ONU produjo un informe sobre libertad académica y libertad de opinión y expresión, lo cual representa un aporte adicional en la producción de estándares internacionales”, expresó Gómez.

Durante el 175° Período de Sesiones de la organización, la segunda vicepresidenta de la CIDH, FlaviaPiovesan, reconoció que las universidades son un pilar fundamental para la democracia y la libertad de las naciones. “La primera medida de los regímenes tiránicos es calar el descenso del pluralismo y la crítica social”, por lo cual, “no hay universidad sin la crítica, la pluralidad, la libertad de pensamiento y de expresión”, indicó Piovesan.

Para resaltar la importancia de la libertad académica y los derechos universitarios, David Gómez Gamboa consideró  que “deben debatirse ideas sobre sujetos protegidos, alcance y límites en el contexto de la democracia y desarrollo. Los regímenes populistas-autoritarios suelen violar la libertad académica y la autonomía universitaria, por cuanto, desarrollan contra las universidades y los universitarios críticos patrones y prácticas de criminalización de la protesta, detenciones arbitrarias, judicialización ilegítima, desaparición forzada, discriminación y asfixia presupuestaria en Latinoamérica”, señaló el Director de Aula Abierta y representante de la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia.

En información reseñada a través del informe “Violaciones a la libertad académica, autonomía universitaria y otros derechos universitarios en Venezuela”,realizado por Aula Abierta, se destaca la disminución del pago para el personal universitario, “el colapso total en los servicios de estudiantes, inexistencia de posibilidad de apoyo a la investigación científica, violación masiva de los derechos laborales de los profesores universitarios, entre otras problemáticas”.

Gómez afirmó que existen diferentes casos sometidos ante la Corte Interamericana y han sido sentenciados. “Estas violaciones se dieron en el marco de la persecución y ataque dirigido a las víctimas como consecuencia de la realización de trabajos académicos, emisión de pronunciamientos fundamentados en investigaciones y aportes científicos, por lo que se configura una afectación a la libertad académica, lo cual representa una oportunidad de litigio estratégico para la CIDH”, manifestó Gómez Gamboa.

Entre los patrones de violación vinculados a la libertad académica y libertad de expresión, se identifican las represalias y persecución por actividades académicas y periodísticas, sanciones desproporcionadas y discriminación ante la labor profesional crítica, privación del derecho a la vida y violencia contra académicos y periodistas relacionados con su labor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *