Comunidad universitaria de la UCV denuncia afectaciones al derecho a la educación por crisis presupuestaria

La comunidad universitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV) denuncia que el gobierno vulnera el derecho a la educación al otorgar un presupuesto con un recorte superior al 97%.

El secretario y vicerrector administrativo encargado de la UCV, Amalio Belmonte, indicó durante una entrevista para el programa radial de Aula Abierta que las autoridades toman acciones frente a la situación actual, pues la Asociación Venezolana de Rectores Universitario (AVERU) expuso ante el Ministerio de Educación Universitaria la crisis presupuestaria y la UCV solicitó que se convoque a un Consejo Nacional Universitario extraordinario para discutir el tema.

Las repercusiones de tan bajo presupuesto agravan las afectaciones a la educación de calidad, que Aula Abierta ha venido visibilizando durante los últimos años. Belmonte describió como todos los integrantes de la academia se perjudican, pero destacó a los estudiantes que entraron a una casa de estudios para recibir conocimiento y están afectados por la migración forzada del personal docente.

“Mientras menos profesores haya, menos cursos podemos abrir, menos postgrados podemos llevar a cabo, menos investigaciones se pueden llevar a cabo. Todo eso tiene que ver con los estudiantes, se afecta todo porque en la medida que la universidad no pueda tener estudiantes, la universidad está dejando de cumplir la misión importante”, expresó.

El mantenimiento de la planta física se dificulta debido al déficit en el presupuesto para mantenimiento, lo que ocasiona el deterioro de las instalaciones. La UCV necesita aplicar el mantenimiento de jardines, aires acondicionados y conservar los servicios como agua, electricidad y la infraestructura en general.

Belmonte denunció que el presupuesto del 2020 llegó 9 meses después de la fecha estipulada, esto es un patrón para reconocer la política del gobierno. “No se trata de allanarla ni de cerrarla, pero sí de extinguirla porque a la medida que no tengamos presupuesto no podemos cumplir con educación de calidad”.

“Nosotros siempre rechazamos hablar de cierre técnico, hablamos de un proceso de hostigamiento y de ir afectando la calidad, pero no estamos frente a un cierre técnico, sino frente a una situación muy grave de posponer o reducir algunas actividades de investigación, algunas actividades de carácter académico porque no tenemos como llevarlas a cabo”, sostuvo el secretario de la UCV.

El movimiento estudiantil coincide con la postura de las autoridades de la UCV con respecto al déficit presupuestario. El secretario de Asuntos Nacionales de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Miguel Barone, declaró para Aula Abierta que la asfixia presupuestaria se trata de un entramado planificado por el gobierno.

“Por supuesto que eso va a influir en la educación de calidad. Para que exista una educación de calidad en Venezuela tiene que haber una serie de condiciones para los estudiantes venezolanos (…), veremos a la UCV y el resto de las universidades cada vez más deterioradas”, señaló.

Barone manifestó que los estudiantes continuarán denunciando la problemática de las universidades públicas, “esto no es algo que está ocurriendo para el año 2021, esto ya tiene pasando 2019, 2018, varios años que hemos visto a la universidad asfixiada”.

“Desde hace muchos años no tenemos las providencias estudiantiles. El comedor no lo vemos abierto, cuando hay son pocas porciones o una comida al día”, así enumero una serie de servicios estudiantiles vulnerados, en el que destacó la “miseria” que se la paga a los becarios. Sin embargo, alegó que los estudiantes buscan alternativas para superarse y continuar sus estudios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *