Estudiantes universitarios al frente de la lucha por los derechos humanos, ambientales y la igualdad de género en Venezuela

Foto: Archivo.

Venezuela vive una Emergencia Humanitaria Compleja que ha recrudecido con el pasar de los años y entre las comunidades más afectadas están los universitarios, con casas de estudio asediadas con políticas de asfixia presupuestaria o violación de la autonomía universitaria, mientras los profesores ganan salarios mensuales por debajo de los 10 dólares.

En ese contexto, los estudiantes universitarios, también afectados por la crisis polítio-social y las violaciones de derechos humanos por parte del Gobierno de facto venezolano –que incluye persecuciones y asesinatos contra jóvenes– , han dado el paso al frente en diversos espacios por la defensa de derechos humanos en Venezuela, con incidencia ante organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de los Estados Americanos (OEA); una incidencia que no se ha detenido ni siquiera en medio de la pandemia COVID-19.

Con motivo de la celebración del Día del Estudiante Universitario, Aula Abierta conversó con tres líderes estudiantiles que mantienen un activismo constante en la defensa de los derechos humanos, ambientales y de género.

“Los organismos internacionales legitimidad a las organizaciones estudiantiles”

Gabriel Cabrera, presidente de la Federación Nacional de Estudiantes de Derecho, ha denunciado junto a otros estudiantes la crisis ambiental que sufre la nación, producto de los derrames petroleros en las costas venezolanas.

Este activismo constante, tanto en las calles como en las redes sociales, le valió para conseguir una reunión con Luis Almagro, Secretario General de la OEA, donde conversaron sobre este tema tan delicado.

“Yo creo que la percepción de lo que hemos hecho es bastante importante”, expresó Cabrera. “Los jóvenes sufren la crisis del país y ante ello nos hemos visto en la necesidad de reflejar esta situación frente a la comunidad internacional, para ayudar al país y generar mayor presión contra los verdaderos culpables de esto”.

Cabrera destacó que durante los últimos meses los estudiantes han realizado varias acciones de incidencia internacional, no solo presencial sino también virtual debido a la pandemia y han sido escuchados por los organismos internacionales, con denuncias que relacionadas a violación de la libertad académica, la autonomía universitaria y los desastres ambientales.

“Los organismos internacional dan una legitimidad importante a las organizaciones estudiantiles y universitarias como parte de la sociedad civil”, sostuvo. “Se han dado cuenta que hay compromiso y vocación importante dentro de estas organizaciones de jóvenes que tienen un punto moral muy importante para ellos”.

El líder estudiantil también reflexionó que los desafíos y retos que tiene el movimiento estudiantil son muy altos, por lo cual los estudiantes necesitan una preparación muy importante.

“Nos estamos reuniendo con presidentes, directores y coordinadores de organizaciones internacionales. Es importante la articulación y la formación, con planes estratégicos para poder lograr incidencia internacional y cambios, en la lucha democrática”, añadió. 

Formación para la acción

Para Maryflor Gamboa, Coordinadora de la Federación de Estudiantes Universitarios por los Derechos Humanos (FEDEHU) en la región oriente, tener conocimiento acerca de derechos humanos es “vital” para el ser humano.

Por ello, destacó los cursos y talleres que han desarrollado desde la federación, con diversos activistas de derechos humanos y académicos, no solo para estudiantes, sino también para miembros de la sociedad civil.

“No solo se trata de tener conocimientos de qué son los derechos y los deberes; también de en qué momento se nos están violentando y también de qué forma, para que evitar que siga pasando”, comentó.

“Me encuentro realmente complacida porque a través de la FEDEHU estamos constantemente formando a jóvenes universitarios y miembros de la sociedad civil. Desde la FEDEHU creemos que si podemos realizar la documentación necesario para defendernos del Gobierno de facto”, comentó.

Sobre los retos que enfrentan los jóvenes de Venezuela hoy en día, señaló que son muchos, “pero soy de los que cree que Dios no pone en los hombros de alguien tareas o situaciones que no puede manejar”.

“Como jóvenes hemos hecho frente a nuestra labor, no solo desde la universidad, sino también desde los distintos espacios y medios; espacios que nos dan una voz y donde hemos podido llegar y difundir muchísima información”, sentenció.

Igualdad dentro de la universidad

Verónica Colina, estudiante y activista de la red de lideresas universitarias en la región andina, afirmó que “entre los principales retos como lideresas” que tienen hoy está “el crear espacios igualitarios dentro de la comunidad universitaria”.

“Hay que crear espacios que tengan perspectiva de género, que sean inclusivos”, opinó. “Y cuando hablo de género no solo es mujeres, sino hombres y mujeres que respetemos las ideas de los otros”.

Por otra parte, indicó que el contexto que vive Venezuela es importante “que todas las estudiantes nos formemos en derechos humanos con enfoque de género” para poder documentar “lo que pasa en las universidades y que nos afecta de forma diferenciada como mujeres”.

“Es importante que se empoderen estos derechos como mujeres y documentemos esa realidad que estamos viviendo como estudiantes”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *