Hundimiento de buque de la UDO limita la investigación científica y viola el derecho a la educación

Miembros de la comunidad académica manifestaron su preocupación por el hundimiento del buque Guaiquerí II de la Universidad de Oriente (UDO) en Sucre, debido a las limitaciones que generará a la investigación científica por parte de estudiantes y profesores, que constituyen una violación al derecho a la libertad académica y, en consecuencia, al derecho a la educación.

El Guaiquerí II es uno de los barcos utilizados para estudios oceanográficos y ambientales del Instituto Oceanográfico de Venezuela (IVO) y su hundimiento fue reportado el 30 de noviembre a causa de una entrada de agua por el fondo de la embarcación que ocasionó la pérdida de flotabilidad. Este hecho afecta directamente la educación debido a que estudiantes de pregrado y posgrados de Biología Marina recibían talleres dentro del barco.

https://twitter.com/AulaAbiertaVE/status/1334996086000381957

El profesor del IOV – UDO, Baumar Marín, expresó al equipo de Aula Abierta que el hundimiento ocasionará limitaciones al desarrollo de estudios costeros, en los proyectos de línea base ambiental, perdiendo una gran plataforma de trabajos oceanográficos en Venezuela. Igualmente, el Postgrado en Ciencias Marinas de la UDO, con su materia obligatoria “Crucero Oceanográfico”, se verá limitada a la realización de la parte práctica y salidas de campo a embarcaciones tipo peñero, lo cual impide una mejor preparación de profesionales en el área y la experiencia en aguas oceánicas.

El buque Guaiquerí II es reconocido internacionalmente

El buque Guaiquerí II es la plataforma de investigación del Instituto Oceanográfico de Venezuela, el cual ha recibido reconocimientos internacionales que avalan su nivel, por ser referencia mundial en el estudio de las ciencias marinas. Sin embargo, este instituto de investigación ha sido duramente golpeado por el vandalismo. Los salones, departamentos, laboratorios y bibliotecas han sido desvalijados y prácticamente destruidos, lo que abarca una recuperación de gran costo económico imposible de cubrir para la UDO considerando el déficit generado por la política de asfixia presupuestaria que el gobierno mantiene contra las universidades venezolanas desde hace más de 10 años.

Los incidentes de inseguridad ocurridos en el IVO también afectaron la embarcación, según declaró al medio Crónica Uno, Mayré Jiménez, directora del IOV. “Las campañas de investigación se hicieron a bordo del buque Guaiquerí II, embarcación y plataforma científica del instituto, con toda la adecuación necesaria que lo convierte en un laboratorio marítimo para todos esos estudios oceanográficos. Hoy se pierde y está siendo desvalijado en la Marina Pública de Cumaná” afirmó al medio Crónica Uno.

Durante más de 40 años, el buque Guaiquerí II fue el medio de transporte de los investigadores y personal técnico para tomar el muestreo de la flora y fauna marinas en las costas venezolanas.

Responsabilidad del Estado en el colapso del buque

El hundimiento de la embarcación desató las alarmas. La Consultora Ambiental de la Universidad de Oriente, C.A. (Camudoca) envió comunicados institucionales a las instancias competentes para exigir la realización del dragado necesario para la reactivación del buque Guaiquerí II, desde su paralización en el 2014, pero el trabajo para solventar la situación del buque nunca fue ejecutado: “En la Marina estos trabajos fueron paralizados para trasladar la maquinaria al río Manzanares para realizar el dragado de este fluvial y allí tampoco terminaron” expresó el profesor Andrés Lemus, director de CAMUDOCA al medio Crónica Uno.

En consulta con expertos, se determinó que el buque Guaiquerí II puede ser recuperado, sin embargo, esto requerirá de una importante inversión con la que Camudocano no cuenta dado el déficit presupuestario que sufre la UDO.

Hasta el 14 de diciembre de 2020, ninguna autoridad del Poder Público con competencia había emitido un pronunciamiento oficial sobre el hundimiento del buque Guaiquerí II, ni se han tomado las medidas adecuadas para su recuperación, en aras de preservar el trabajo investigativo de interés ambiental y oceanográfico que allí se realiza.

El profesor Lemus también expresó que “los buenos proyectos hay que mantenerlos o en su defecto recuperarlos; y el Guaiquerí II vale la pena porque es una embarcación al servicio de la nación que le ha significado un altísimo reconocimiento internacional dada la calidad tanto de sus investigaciones como de los profesionales formados en el único Instituto Oceanográfico de Latinoamérica”, según reseñó el medio Crónica Uno.

Lemus instó a las instancias marítimas del Estado, así como a Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y astilleros de la localidad, para procurar la reparación del buque Guaiquerí II “y no dejar que permanezca varado por mucho más tiempo, para que así continúe prestando sus servicios a la nación para orgullo de todos los venezolanos”.

Aula Abierta ha documentado desde hace años las limitaciones al desarrollo de la investigación científica en las universidades públicas venezolanas, debido al bajo presupuesto destinado a la investigación; los constantes incidentes de inseguridad en los espacios destinados a la investigación; la inexistencia de apoyo a la investigación, así como la situación de los profesores – investigadores del país, cuyos salarios entran en los parámetros de pobreza extrema, según las Naciones Unidas. Este hecho representa una limitación más para el desarrollo de la investigación científica en el país, lo cual constituye una violación al derecho a la libertad académica, al ser la investigación un atributo esencial de su composición como derecho humano.

Según la Observación General Nº 13 emitida por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la posibilidad para los miembros de la comunidad académica de investigar y desarrollar ideas o conocimiento científico, constituye un atributo esencial de la composición del derecho humano a la libertad académica, razón por la cual debe ser respetada y garantizada por los Estados en el cumplimiento de sus obligaciones en el ámbito internacional.

Leer más: https://cronica.uno/udo-sufre-nuevo-golpe-con-hundimiento-del-buque-guaiqueri-ii/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *