Sin recursos académicos y salarios de miseria, los profesores sobreviven en Venezuela

Los profesores universitarios enfrentan una dura lucha contra las violaciones a los derechos humanos y laborales en Venezuela. Entre los atropellos más importantes se encuentran los salarios de miseria, las limitantes en herramientas a la hora de dictar clases y las vulnerabilidades en materia de protección social, lo que provoca la agudización de la crisis humanitaria en el país.

William Anseume, Presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB), destacó tres aspectos notorios en violaciones a los derechos laborales de los universitarios.

“El primero de ellos son los sueldos míseros de pobreza extrema que padecemos los universitarios, el segundo tiene que ver con los impedimentos de la labor docente, de la labor académica en Venezuela, por límites materiales y físicos, esto para las dos vertientes que están ahora de moda en la educación que son la presencial y la virtual”, expresó Anseume.

Además, mencionó a los Institutos de Previsión Social (IPP) como el tercer aspecto más vulnerado. “Y por último, el atropello a todos los derechos que están contenidos en la protección socioeconómica de los universitarios, vale decir seguros, desatención a los IPP, nulidad de los seguros de los IPP, de las cajas de ahorros y los impedimentos materiales, por cuanto, no se cuenta con los recursos necesarios para la defensa gremial y sindical”, declaró Anseume para Aula Abierta.

Arbitrariedades en imposición de los sueldos

Luego del anuncio por parte del Ejecutivo nacional acerca del aumento de sueldos decretado desde el 1 de noviembre de 2020, los profesores condenron esta acción por tratarse de una arbitrariedad.

“Los universitarios tenemos tres alternativas que queremos seguir manteniendo, una de ellas es la divulgación por todos los medios posibles de esas arbitrariedades, vale decir la prensa escrita, la radiofonía, la televisión, las redes sociales. Por otro lado, la protesta en las calles, seguir la protesta en las calles acompañando a los gremios como los maestros y a los gremios de salud, como hemos venido haciendo en los últimos tiempos. Unificar la protesta laboral en Venezuela”, reseñó William Anseume.

“El gremio docente exige la vuelta a la normalidad”

El Presidente la de APUSB pidió el respeto a los derechos laborales y el cumplimiento de la ley de los trabajadores. “El gremio docente exige la vuelta a la normalidad, o por lo menos el desarrollo de una normalidad, vale decir el respeto a los derechos humanos para los trabajadores, para la educación en Venezuela, para las universidades, el respeto a los derechos laborales, el respeto a la legalidad (…), exigimos el cumplimiento de la ley y de los acuerdos internacionales”, puntualizó Anseume en entrevista para Aula Abierta.

Anseume también instó a respetar el desempeño de las actividades académicas en libertad, debido a las constantes violaciones a la libertad académica en Venezuela. “Eso es lo que vamos a exigir y seguimos exigiendo dentro y fuera de nuestras instituciones y creo que debe ser la exigencia de la sociedad venezolana en general”, declaró el líder gremial.

Docentes de la USB “repudian” el reinicio de clases para el 18 de enero

El Consejo Directivo de la Universidad Simón Bolívar (USB) aprobó el reinicio de actividades a partir del 18 de enero del año 2021. Los profesores no están de acuerdo con la decisión de las autoridades de la USB porque aseguran que no están dadas las condiciones.

“Nosotros repudiamos ese planteamiento, lo repudiamos desde la Asociación de profesores y el rechazo de los representantes profesorales en el Consejo Directivo fue manifiesto el día que se aprobó esa decisión. Repudiamos ese planteamiento por lo que ya hemos dicho, no están dadas las condiciones materiales para el desempeño de la actividad docente de ningún modo, ni presencial ni virtual. No hay condiciones para ese llamado a clases”, declaró William Anseume.

Además, indicó que no le parece justo que se genere una exclusión hacia los profesores y estudiantes por falta de conocimientos o materiales adecuados para el dictado de las clases virtuales, y por ende, se queden fuera de la formación académica. “Este tipo de actividades a distancia se convierten en generadoras de exclusión y eso tenemos que evitarlo porque además va contra los derechos humanos y contra los derechos educativos de los estudiantes y de los profesores”, señaló Anseume.

“La dedicación exclusiva ya no existe en la universidad venezolana”

Ante las remuneraciones tan bajas, los docentes se han visto en la necesidad de alternar sus actividades y dedicarse a comercios informales para subsistir. “El profesor universitario está en este momento realizando cualquier tipo de actividad alterna que nada tiene que ver con lo académico. Está haciendo actividad comercial, está haciendo otro tipo de actividad laboral que nada tiene que ver con lo universitario. En este sentido, vale decir que la dedicación exclusiva ya no existe en la universidad venezolana, eso es una utopía en este momento el hecho de contar con profesores a dedicación exclusiva”, explicó Anseume.

El Presidente de la APUSB indicó que los profesores en estos momentos están realizando cualquier actividad adicional como tortas, venden repuestos y hacen cualquier labor, lo que perjudica el desempeño académico del profesor y el aprendizaje del alumnado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *