“Tenemos una universidad totalmente vulnerable ante el hampa”: gremios y sindicatos de LUZ alzan su voz

Foto: Archivo.

Luego del lamentable suceso en el que casi pierden la vida trabajadores de seguridad de la Universidad del Zulia, que fueron agredidos cuando unos 30 sujetos armados ingresaron al postgrado de la Facultad de Humanidades y Educación para sustraer el cableado eléctrico y los equipos del recinto, se realizó un Consejo Universitario ampliado donde participaron diversos actores de la universidad, como los miembros de los sindicatos quienes prendieron las alarmas sobre la situación de inseguridad en esta casa de estudios y exigieron respuestas efectivas inmediatas.

Julio Villalobos, presidente de la Asociación Sindical de Empleados de la Universidad del Zulia (Asdeluz), destacó que en el incidente de inseguridad, donde incluso uno de los vigilantes fue lanzado desde el segundo piso causándole múltiples lesiones, fue una evidencia más de que “tenemos una universidad totalmente vulnerable ante el hampa desbordada”.

“Desde nuestro gremio y nuestro sindicato rechazamos contundentemente los hechos ocurridos en el Posgrado de la Facultad de Humanidades. Un hecho en el que casi pierden la vida los compañeros de la dirección de seguridad”, dijo Villalobos a Aula Abierta.

En el Consejo Universitario participaron gremios, sindicatos y líderes estudiantiles. Pero también cuerpos de seguridad del Estado, liderados por el Comisionado Ricardo Lugo, Secretario de Seguridad y Orden Público del Zulia. Sobre ello, Villalobos informó que solicitaron a las autoridades universitarias fijar posición acerca de que “debemos declararnos imposibilitados para defender la universidad” en cuanto a seguridad.

Afirmó que hay que dejar de un lado los colores políticos y que los cuerpos de seguridad del Estado “sean azul, verde o amarillo” son necesarios. “Necesitamos asegurar que se apruebe y actualice la entrada de los cuerpos del Estado mientras transcurra la pandemia. En conjunto con la seguridad de la universidad, que coordinen la estrategia de resguardo”, sentenció.

Propuestas y referendo

Por su parte, Molly González, presidenta de la Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ), dijo que el ente que ella preside fijó posición sobre varios puntos. Uno de ellos fue recordar “los múltiples comunicados y solicitudes que se han hecho al despacho rectoral para que atienda de manera urgente el tema de la seguridad del campo”, una solicitud que, según ella, comenzó en febrero del 2019.

Asimismo, González resaltó la importancia del artículo 7 de la Ley de Universidades para exigir a la autoridad regional en materia de seguridad su tarea de resguardar la casa de estudio, destacando que la falta de recursos asignados desde el Ejecutivo nacional también afecta a la institución en materia de seguridad.

“APUZ también solicitó al Consejo Universitario presentar una propuesta de seguridad para el campo universitario, que se valide a través de un referendo vía online, donde el gremio profesoral pueda exponer sus inquietudes y tener la oportunidad de participar”, señaló a Aula Abierta.

La promesa de un cerco de protección

Eddy Garillo, Secretario General del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la Universidad del Zulia (SIPROLUZ), quien fue uno de los primeros en alertar acerca del suceso de la madrugada del jueves 7 de enero, también participó en el Consejo Universitario ampliado. En entrevista para Aula Abierta dijo que: “Pudimos expresar nuestras inquietudes, nuestros malestares, nuestras exigencias sobre esta gravísima situación de inseguridad que afecta a la universidad. En los últimos días se ha acentuado con el incremento delincuencial organizado, armado, en contra de las instalaciones y por supuesto en contra de nuestro personal de seguridad”.

“La posición de SIPROLUZ es que definitivamente se tiene que poner de acuerdo las autoridades universitarias con las autoridades de seguridad pública”, expresó a Aula Abierta. En ese sentido, destacó la presencia del Comisionado Lugo en el Consejo Universitario quien, según él, “manifestó su disposición para incorporar desde hoy (jueves) un especie de cerco de protección a las instalaciones de la universidad”.

Al concluir el Consejo Universitario ampliado, los presentes se retiraron. Luego, se hizo una reunión con 15 miembros del Consejo Universitario donde acordaron mantenerse en sesión permanente y evaluar propuestas de las intervenciones sobre la inseguridad. Este viernes mantendrían la primera reunión virtual sobre este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *