La UDO en estado crítico por 50 ataques del hampa en un año de cuarentena

Foto cortesía: Ángel Fariña

La Universidad de Oriente (UDO), en sus diversos núcleos, ha sido desvalijada, destruida y saqueada, en al menos 50 actos vandálicos registrados por Aula Abierta. Estos incidentes de inseguridad comportan violaciones a la libertad académica, la autonomía universitaria y la educación de calidad, agravando durante la pandemia las condiciones de deterioro de la infraestructura en la casa de estudios más importante del oriente venezolano.

Uno de los hechos más recordados en la UDO, núcleo Sucre, es el incendio que se produjo en el Instituto Oceanográfico de la Universidad de Oriente (IOV), que acabó con 60 años de investigación científica, único en enseñanza e investigación sobre la materia en Venezuela.


José Gil, Presidente del Sindicato de Profesores de la UDO Nueva Esparta (UDONE), declaró para Aula Abierta que el núcleo Sucre está completamente destruido. “Acabaron con el Instituto de Investigación, uno de los más grandes de Latinoamérica. (…) el auditorio lo quemaron, las aulas prácticamente no existen, se robaron todos los pupitres, se robaron las ventanas, se robaron los implementos de laboratorios, se robaron absolutamente todo, al tanto de que no se puede dar clase dentro de los núcleos, las entidades administrativas lo mismo”, señaló Gil.


Direcciones de escuela en la UDO Anzoátegui fueron acabadas


Tirso García, Presidente de APUDO – Anzoátegui, comentó que las direcciones de escuela fueron destrozadas por el hampa. “En el caso del núcleo de Anzoátegui, las direcciones de escuela han sido acabadas y todos los trámites relativos a la actividad académica se hace desde el departamento hasta la dirección de escuela, los cuales se encuentran inhabilitados”.

García hizo referencia a que la universidad está capacitada para el llamado a clases presencial, más no virtual, es por ello que la educación de calidad se ve duramente afectada.

“La universidad está capacitada para lo que es el llamado a clases presencial, inclusive, la Universidad de Oriente dentro de su reglamento dice que la UDO da clases en sistema educativo presencial y no capacitamos al personal docente para la educación a distancia, eso trae como consecuencia que las herramientas tecnológicas más utilizadas son el correo electrónico y el Whatsapp, pero en estos momentos existen otras tendencias como la videoconferencia que casi que es muy poco utilizada y eso trae como consecuencia que los estudiantes universitarios estén teniendo una calidad de educación muy baja”, detalló García.

Tirso García aseguró que desde hace casi 15 años han intentado implementar un aula virtual y aplicar el conocimiento a los estudiantes bajo esa modalidad, sin embargo, los constantes robos registrados dentro de las instituciones hicieron que ese sistema de educación a distancia desapareciera.


Seis meses de recuperación para clases presenciales


García en su preocupación por la universidad, expresó que “la recuperación de la universidad para las clases presenciales va a costar por lo menos seis meses, empezando por la contratación de una vigilancia para poder empezar las reparaciones tanto a nivel eléctrico porque se robaron todo o casi todo el cableado eléctrico, tanto los de alta tensión como los que van a los salones porque no tenemos iluminaria y eso sería posible con un presupuesto que debe aprobar el gobierno nacional para poder ir reconstruyendo la universidad”.

Además, García indicó al equipo de Aula Abierta que la reconstrucción de la universidad como en sus mejores tiempos, tardaría alrededor de 15 a 20 años, debido a la destrucción de los últimos 2 años.


En UDO Monagas no hay recursos para la vigilancia


El Presidente de APUDO, núcleo Monagas, Reinaldo Monteverde, manifestó que el recorte presupuestario que viven las universidades genera consecuencias en la seguridad de las instalaciones, ya que no hay recursos para la contratación de un personal de vigilancia.

“No se cuenta con un sistema de vigilancia porque eso requiere de recursos y los recursos no están, eso ha conllevado, a pesar de todo el esfuerzo que hacen las autoridades universitarias, en un abandono de las instalaciones, conllevando a los robos y la destrucción de esta planta física”, expresó Monteverde.

Reinaldo Monteverde indicó que en el núcleo de Monagas destruyeron la planta física, las unidades académicas y administrativas, se han llevado instrumentos de trabajo y ganado de las fincas, sin ningún tipo de protección a las instalaciones.

“Desde hace 16 años hemos ido a la fiscalía, hemos ido a las gobernaciones, a la oficina de derechos humanos, exigiendo y solicitando colaboración en cuanto a la vigilancia, en cuanto al patrullaje de nuestras instalaciones, siempre ha habido un compromiso de parte del gobierno, pero en la realidad eso nunca ha funcionado y si ha funcionado ha sido muy brevemente y luego se vuelven a dejar”, dijo Monteverde.

El 4 de enero de 2021, se originaron una serie de actos vandálicos ejecutados en las Escuelas de Agronomía y Cursos Básicos de la sede en Monagas, según denuncias del dirigente estudiantil, Alejandro Tovar.

El hecho más reciente en situación de inseguridad ocurrió el 03 de marzo de 2021, cuando estudiantes de la UDO en el núcleo Monagas aseguraron que recibieron amenazas de ser golpeados y romperles los teléfonos por parte de los miembros del movimiento denominado “4 de Febrero”, señalado como afecto al oficialismo y de presuntamente haber cometido otros tipos de actos vandálicos en el recinto universitario. Además, un equipo anti motín de la Policía de Monagas se desplegó a las afueras de la universidad, y prohibieron el acceso a las instalaciones, sin ejecutar ningún tipo de actuación para mitigar las amenazas a los estudiantes.


El Núcleo Nueva Esparta de la UDO no escapa del hampa


Entre los principales actos vandálicos que se han presentado dentro de la Universidad de Oriente, núcleo Nueva Esparta, están el del cableado eléctrico, el comedor universitario, desvalijamiento de las unidades de transporte, compresores de aires y más, lo que genera afectaciones en la infraestructura y la educación de calidad.

Francisco Marcano, Coordinador del Movimiento Estudiantil Viva la Udone, denunció que “hoy tenemos universidades sin bombillos, sin puertas, sin cerraduras, sin ventanas, muchas sin pupitres (…), y obviamente esto repercute en lqa calidad de una educación que tú le puedas brindar a un estudiante porque no es lo mismo ver clases en un salón de optimas condiciones a ver clases en un salón que donde ni siquiera hay suficiente luz para ver qué está escribiendo el profesor en la pizarra”, argumentó Marcano.

En lo que va de 2021, la UDO en el núcleo de Nueva Esparta ha sido atacada en 3 ocasiones, la primera se produjo el 4 de enero con el desvalijamiento de aires acondicionados y cableado de algunos laboratorios y oficinas, mientras que el 13 del mismo mes, personal de servicio registró el hurto de las unidades de aire acondicionado del auditorio de la UDONE y la ruptura del vidrio de la puerta secundaria para ingresar a la biblioteca de la casa de estudio.

Para finalizar, el 31 de enero, la UDONE fue nuevamente acometida, allí se produjo el desprendimiento y desvalijamiento de los aires acondicionados de diversas áreas a través de la sustracción de las tuberías de cobre, que por consecuencia comportó la pérdida tanto del aceite como del gas de los distintos equipos.


“Esto genera desmotivación”


El dirigente estudiantil, Marcano, manifiesta que lo acontecido actualmente en la universidad genera una desmotivación al estudiantado. “Hay una afectación en una parte interna del estudiante en donde tiene que observar la decadencia progresiva de su universidad, creo que anímicamente afecta, y obviamente no solo afecta a los estudiantes, afecta a empleados que llevan años trabajando dentro de la universidad, afectan a las autoridades que llevan años dentro de nuestras universidades que también observan este deterioro progresivo y que en muchos aspectos los deja atados de brazos”, concluyó el Coordinador del Movimiento Estudiantil Viva la Udone, Francisco Marcano.


Quema en la sede Fundageominas de la UDO núcleo Bolívar


Por otro lado, el núcleo Bolívar no escapa de los incidentes de inseguridad durante la cuarentena en Venezuela. Uno de los más recientes se originó con la quema en las instalaciones de la sede de Fundageominas de la Escuela de Ciencias de la Tierra, así lo informó el dirigente estudiantil, Marlon Díaz, a través de su cuenta en Twitter.

Hernan Bethelmy, dirigente estudiantil, a través de una entrevista realizada por la Federación de Estudiantes Universitarios por los Derechos Humanos (FEDEHU), indicó que la Escuela de Ciencias de la Tierra se encuentra en un estado crítico, donde más de 2000 estudiantes se ven afectados ante los destrozos y robos que se han dado desde el inicio de la cuarentena.

“El estado de esta escuela es delicado, ya que, ante estos actos se prevé migrar toda esta población estudiantil a la sede de ciencias de la salud en el área del edificio llamado Sede Nueva que así puedan continuar con sus clases”, expresó Bethelmy.

Otro incidente ocasionado en la UDO- Bolívar fue el 6 de enero de 2021, sujetos ingresaron en las instalaciones del área de especialización de Medicina y Enfermería, según denuncias de la Coordinadora administrativa del núcleo, Yusmely Caraballo al medio Primicia. En el sitio fue violentada la reja principal del séptimo piso.

El hecho más reciente ocurrido en la UDO- Bolívar fue el registrado en la Escuela de Ciencias de la Tierra. El 02 de febrero de 2021, individuos ingresaron e incendiaron nuevamente las instalaciones según denuncias de la Federación de Estudiantes por los Derechos Humanos (FEDHU).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *