Carencia de servicios básicos deteriora los espacios de conservación ambiental en las universidades

Foto: Fundación Idea Genial

Ante la política de asfixia presupuestaria impuesta por el Gobierno en contra de las universidades en Venezuela, los espacios de conservación ambiental se ven duramente afectados. Aunado a eso, la falta de los servicios básicos como el agua y la electricidad conlleva a un deterioro progresivo y un abandono de las áreas físicas.

Douglas Rodríguez, Coordinador del Museo de Ciencias Naturales del Decanato de Agronomía de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) y miembro del Observatorio de Universidad y Ambiente de Aula Abierta, declaró que hay una pérdida acelerada de la formación e investigación en el campo de la conservación ambiental.

“Por un lado, la destrucción del espacio físico por la negación continua de presupuesto, lo que ha implicado que no hay una reposición de equipos, de materiales, no hay disponibilidad de servicios básicos como electricidad, agua, de vigilancia y, básicamente, hay un abandono del mantenimiento de las áreas físicas”, manifestó Rodríguez.

El deterioro de los servicios públicos incide notablemente en la realización de labores de investigación, extensión y docencia porque se vuelve imposible trabajar de una manera apropiada.

“Afecta, totalmente, las labores de investigación y en el campo ambiental, muchísimo más. Es imposible que un laboratorio especializado en el análisis de agua pueda trabajar de manera adecuada, pero también, incluso, la electricidad con los cortes que se han generado, periódicamente tiene un efecto importantísimo en el desarrollo de actividades (…), ya hay casos en los cuales algunas dependencias se han trasladado hacia otros lugares físicos porque no tienen acceso a ningún tipo de servicio”, dijo Rodríguez en entrevista para Aula Abierta.

Además, otro incidente que se ha presentado es la invasión a estaciones experimentales por parte de grupos organizados y se “han adueñado de los sectores”. También, ocasionaron la destrucción de instalaciones, eliminaron rebaños enteros y líneas genéticas especiales para la vegetación.

La inacción de los cuerpos de seguridad del Estado

Rodríguez aseguró que han recibido pocas respuestas de los cuerpos de seguridad y solo actúan con las denuncias que reciben, pero no existe un plan para mantener la seguridad en los recintos.

“Nosotros creemos que la respuesta de los cuerpos de seguridad del Estado ha sido poca y por pulso que se da a partir, fundamentalmente, de las denuncias y no que corresponde a un plan de seguridad ordenado que permita la vigilancia permanente de las áreas y con lo cual se permita la presencia del personal, de estudiantes y profesores, lo cual reactivaría las actividades en la universidad porque es muy difícil asistir a clases cuando no hay transporte, cuando no hay servicio y cuando hay también vandalismo”, explicó el profesor.

Rodríguez considera que la docencia e investigación ambiental están muy afectadas para un reinicio adecuado de actividades. “Por un lado, hay una violación permanente de los derechos humanos de los trabajadores y de los estudiantes porque no hay salarios adecuados, no hay providencias estudiantiles adecuadas como para mantener una comunidad universitaria activa”.Por otro lado, asegura que “con el efecto de la pandemia, existe una gran imposibilidad de aplicar y acceder a las clases virtuales, ya sea porque tenemos carencias graves en servicios telefónicos y de internet, de electricidad y de equipos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *