En Venezuela las elecciones estudiantiles universitarias están bajo amenaza

El Estado venezolano, a través del Poder Judicial, ha emanado desde el año 2010 más de 50 decisiones violatorias de la autonomía universitaria, lo que trae como consecuencia una violación directa a la libertad académica y al derecho a la educación superior, de las cuales al menos 8 intervienen en procesos electorales estudiantiles. 

En un informe presentado por Aula Abierta y la FEDEHU se destaca que las intromisiones en las elecciones estudiantiles han ocasionado que la Universidad de Oriente (UDO) lleve 15 años sin realizar elecciones estudiantiles, al igual que la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (UNEFM). Mientras que la Universidad Experimental de los Llanos Ezequiel Zamora (UNELLEZ) tiene 6 años, la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) tampoco celebra elecciones desde hace 6 años y la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) desde hace 4 años.

Ataques contra promotores de comisiones electorales estudiantiles

En enero del año 2015 movimientos estudiantiles se unieron para solicitar a la Rectora de la UDO, Milena Bravo, la convocatoria tanto de elecciones de autoridades como elecciones estudiantiles, para ese entonces llevaban 8 años sin realizar elecciones de ninguna índole en esa institución.

Posteriormente, en el año 2018, los estudiantes de la UDO hicieron público un comunicado donde nuevamente solicitaban a la Rectora que realizara una convocatoria a elecciones, puesto que habían transcurrido poco más de 10 años desde el proceso del 2007. “Queremos que se nos permita, a través de la vía democrática, elegir a nuestras autoridades, a los representantes de los distintos consejos de esta universidad. Es nuestro derecho, como lo dictamina la Ley”, dijo uno de los manifestantes al portal de noticias El Universal.

Luego de los pronunciamientos, el estudiante José Ramón García relata que con motivo de esas actividades “si han ocurrido amenazas en general, el movimiento estudiantil que se opone al oficialismo ha sufrido amenazas, en las protestas del año 2017 en diversas ocasiones fueron atacados por parte del grupo vinculados al chavismo dentro de las instalaciones de la UDO, denominado “UDO 7”, cuya tendencia política se observa a simple vista, causando saqueos, robos, amenazas directas contra los representantes estudiantiles”.

Además, García comentó que “se registró un incendio causado por el equipo de UDO 7 donde agredieron físicamente y le incendiaron la moto a Eduardo Vitar en 2013 con la que se trasladaba a diversos lugares, de igual manera, en la escuela de ciencias administrativas amenazaron a individuos o representantes estudiantiles que intentaran hacer la diferencia de la realidad que nos invade a diario”. Según consideran los estudiantes, El movimiento UDO 7 es un grupo estudiantil con ideología pro gobierno.

Por otro lado, Kenny Ramírez, estudiante de la UPEL, señaló que son asediados en procesos electorales. “Hemos recibido asedio por parte de la guerrilla, del ELN, y también de grupos paramilitares armados o colectivos que han llegado a molestar o hacer daño en los procesos, inclusive nos estábamos preparando el año pasado (2020) para realizar un proceso electoral”, el cual no fue realizado por el decreto de cuarentena en a causa del Covid-19.

El mismo estudiante señala al alcalde del municipio El Junín, donde se ubica la UPEL-Táchira, como uno de los principales represores en contra de los estudiantes “(…) el ciudadano Ángel Marques, quien es alcalde en aquel municipio, ya nos había amenazado que iba a molestar el proceso si no salía una plancha del oficialismo, pero ellos no tienen la capacidad, ni la tendrán nunca de poder hacerse con una victoria legal”, manifestó Ramírez.

Otra de las universidades que ha sufrido de hostigamiento y represalias es la UNEFM. El dirigente estudiantil, Willians Delgado, a principios del año 2019 intentaron amenazarle con un arma de fuego cuando se encontraba en un local llamado “solares”, en medio de conversaciones entre dirigentes estudiantiles tanto del partido de gobierno y de oposición, donde señala el estudiante agraviado que hablaban de la disposición de ambos bandos de participar en unas elecciones estudiantiles.

“En cierto momento se apersona en el lugar el ciudadano Daniel Sivira, director del despacho del rectorado para ese entonces, quien me exigía que me retirara del Estado y no volver a la universidad, posterior a eso me intentó agredir y yo me aparte evadiendo los golpes, en vista de ello el mencionado sacó un revólver, di un paso al frente y disparo al piso cerca de donde me encontraba parado, allí luego intervinieron los otros estudiantes y calmaron la situación”, comentó el estudiante, Delgado.

Asfixia presupuestaria afecta las elecciones de estudiantes

Al menos desde el año 2010, se ha registrado una política de Estado dirigida a generar una insuficiencia presupuestaria en las universidades públicas de la nación. El Ministerio del Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología ha inobservado de manera desproporcionada y continuada los proyectos de presupuesto que les han presentado las universidades; las partidas presupuestarias para las universidades son aprobadas con un déficit que alcanza en algunos casos el 99% en relación a los requerimientos reales de las universidades.

Esto afecta la articulación de los procesos electorales estudiantiles, puesto que los estudiantes no cuentan con los recursos materiales y financieros para realizar los procesos y con el poco presupuesto se atienden otras “prioridades” de las universidades.

Al respecto, el estudiante Cesar Bianchet, en entrevista a Aula Abierta y a la FEDEHU dijo que “la asfixia presupuestaria y las condiciones actuales nos han frenado para poder articularnos en todos los aspectos desde cosas tan básicas como podernos reunir los distintos actores por falta de unidades de transporte en la universidad”.

También, el estudiante Willians Delgado, señaló que los estudiantes no pueden solos realizar elecciones democráticas, puesto que se necesita recursos para realizar un proceso electoral donde se garantice la transparencia del mismo y que hay necesidades que deben cubrirse y por eso se retrasa aún más un proceso electoral.

Consecuencias de la suspensión de elecciones 

Según el informe Venezuela: elecciones estudiantiles universitarias bajo amenaza”, los estudiantes consideran que no tienen una representación legítima que abogue por sus intereses y necesidades ante los distintos espacios de discusión pública que se encuentran destinados para ese sentido, condición que afecta gravemente al estudiantado al no poder participar en las decisiones tomadas por la universidad que inciden en ellos directamente.

Por ende, no hay defensa de los derechos estudiantiles, ya que no pueden visibilizar las carencias o problemas que acontecen en los estudiantes.

La suspensión de elecciones universitarias en Venezuela representa una violación a la libertad de asociación consagrada en el artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en artículo 22 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Consulte el informe “Venezuela: elecciones estudiantiles universitarias bajo amenaza” en www.aulaabiertavenezuela.org o en el siguiente enlace https://bit.ly/3fUHHsZ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *