Herbarío Nacional de Venezuela de la UCV se encuentra en deterioro progresivo

Debido a la asfixia presupuestaria y la situación de inseguridad que viven las universidades en el país, el Herbarío Nacional de Venezuela (VEN) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), adscrito al Instituto Experimental Jardín Botánico “Dr. Tobías Lasser” (IEJB), se encuentra en deterioro progresivo.

En entrevista con el Observatorio de Universidad y Ambiente de Aula Abierta, Julián Mostacero, Investigador del Instituto Experimental Jardín Botánico (IEJB), destacó la importancia de esta institución, al igual que otros centros, para la investigación, la academia y la ciencia, afirmó que “un herbario es como una biblioteca, una colección no de libros, sino de plantas secas. Un herbario es como un museo, una colección no de animales disecados o fósiles, sino de plantas secas”.

Mostacero agregó que “el herbario permite realizar investigaciones directamente, sin tener que estar en el ambiente natural, pero los estudios de campo en ese ambiente natural son necesarios para enriquecer el herbario”.

La situación actual del VEN ha generado que los aportes al conocimiento y progreso de la Botánica estén paralizados o lentos, tanto por el déficit presupuestario como por la falta de un recinto idóneo para conducir las investigaciones. La mayoría de investigadores carecen de oficinas donde integrar la bibliografía, computadora, microscopio y el estudio de las colecciones directamente, como producto de los incidentes de inseguridad ocurridos en sus instalaciones.

Por otro lado, la carencia de los servicios básicos (electricidad, agua) han afectado significativamente las actividades de investigación, ya que el herbario no cuenta con las condiciones óptimas para recibir a los investigadores, estudiantes y público en general, dedicados a la investigación y estudios de los diferentes grupos vegetales.

El investigador del IEJB, Julián Mostacero, indicó al equipo del Observatorio de Universidad y Ambiente de Aula Abierta que “la investigación botánica o los proyectos en curso se hacen parcialmente en los domicilios de los investigadores, ya que es imposible hacerlo directamente en el Instituto donde están las colecciones, debido a que por la ausencia de electricidad no se pueden utilizar computadores para generar productos de investigación, consultar bases de datos en línea o estudiar las colecciones del herbario a través de microscopios, desde el punto de vista taxonómico o morfológicos”.

Esta situación afecta las actividades de docencia e investigación en el área de las ciencias ambientales y el derecho a la educación de calidad de los estudiantes de la UCV, generando un retardo entre la toma de datos y su análisis en las investigaciones de línea base en botánica como: identificación de especies, actualización de las colecciones, preparación de catálogos o listas florísticas por área geográfica, evaluación del grado de amenaza de especies en riesgo de extinción, o la integración de los datos recabados con información ambiental y de conservación en las áreas de vegetación bajo estudio.

Inseguridad en el Herbario Nacional de Venezuela de la UCV

A pesar de su gran valor histórico y científico para el país, el VEN está atravesando una de las peores crisis en su historia. El desmantelamiento por parte de la delincuencia ha limitado su trabajo e impide la digitalización de las muestras, el secado, así como el curado de las ejemplares, por la falta de electricidad.

Así mismo, trajo como consecuencia  el deterioro del sistema de aire acondicionado que poseía el herbario, conllevando a utilizar compuestos químicos como paradiclorobenceno, naftalina y otros, para curar las muestras, mantener su integridad y evitar la contaminación de la colección, compuesto altamente tóxico.

Recientemente, durante el mes de junio y julio de 2021, el Instituto Experimental Jardín Botánico (IEJB) fue afectado nuevamente por actos vandálicos, lo que destruyó aún más el VEN y acabaron con los equipos de oficina, biblioteca y material bibliográfico de la Biblioteca Henri Pittier, la cual es de gran importancia ya que almacena, custodia y resguarda material de extraordinario valor científico e histórico en el campo de la Botánica.

Anteriormente, otros incidentes de inseguridad se habían presentado. En el 2017, el IEJB fue atacado por delincuentes en diferentes olas de hurtos y saqueos, registrándose graves pérdidas, entre ellos, el 100% del sistema eléctrico de la edificación, galpones y área abierta, así como la destrucción y saqueo de oficinas, laboratorio y galpones del jardín, donde fueron violentadas puertas, paredes, ventanas y, en algunos casos, fueron extraídas, al igual que techos, griferías, baños, llaves y mangueras de incendios, lámparas de techo, cableado de internet, entre otros elementos de infraestructura.

Según un pronunciamiento de los investigadores del IEJB, ante las autoridades universitarias, del 26 de septiembre de 2018, ocurrió el desvalijamiento de 4 vehículos institucionales (3 de los cuales quedaron convertidos totalmente en chatarra) y el hurto del 90% de los aires acondicionados de las oficinas, situación que perjudicó al VEN con el hurto de su servidor de datos.

También se llevaron el 75% de los equipos de oficina (computadoras, monitores, impresoras, fotocopiadoras y todo tipo de implementos menores), todos los aires acondicionados y la totalidad de la tubería de cobre que distribuye el aire en el recinto. Todo esto condujo a que la institución quedara prácticamente inoperante, según los resultados de la inspección que hizo la evaluación.

Mostacero indicó que la ausencia de los organismos de seguridad del Estado agravó la situación del IEJB: “El destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana que operaba en el Jardín Botánico, también fue sujeto a deterioro hasta su total desaparición (hurtos generalizados y vandalismos), debido al abandono de los funcionarios por ir a atender las protestas de calle que sufrió el país en el año 2017”, manifestó Mostacero.

Importancia del Herbarío Nacional de Venezuela

El investigador del IEJB, Julián Mostacero aseguró que el Herbario conserva un importante patrimonio histórico con una colección de más de 500 mil plantas preservadas de varias regiones del país.

Por su parte, Rodríguez y Hokche (2006), investigadoras del VEN, indicaron que “el Herbario Nacional guarda en sus instalaciones un gran acervo de conocimiento e historia de la flora del país, siendo el testigo mudo y a la vez dinámico de los inicios y desarrollo de la ciencia botánica en Venezuela”.

La colección del VEN contiene aproximadamente 450.000 especímenes, que incluyen plantas no vasculares y afines, tales como algas, hongos, líquenes y briofitas; y plantas vasculares, como helechos, gimnospermas y angiospermas.

Es considerada la mayor colección de muestras botánicas secas de diversas regiones de Venezuela. Además, posee dos colecciones sumamente importantes, como lo son: la colección de muestras Tipo (7.000 especímenes aproximadamente) y la colección de muestras históricas (colecciones del siglo XIX).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *