El promedio del aumento salarial de los profesores universitarios es de 3,3 dólares

La propuesta salarial de los docentes universitarios sigue siendo precaria, pese al reciente aumento que entró en vigencia este primero de agosto, tras el anuncio de firma de la Cuarta Convención Colectiva Única (IV CCU).

El ministro de Educación Universitaria, César Trómpiz, deja a un lado las exigencias de todo el gremio profesoral al pretender que con un aumento promedio de 3,3 dólares americanos (USD) se puede sobrevivir, cuando la canasta alimentaria familiar para julio se ubicaba en 303,08 USD, según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

“El examen de la materia salarial no presenta ninguna novedad, al contrario, reitera la condición de precariedad de las condiciones trabajo y vida de los trabajadores universitarios. Dicho de otro modo, sostiene la Emergencia Humanitaria Compleja en el sector educativo reconocida por diferentes universidades y la Asamblea Nacional en el 2018”, dijo el secretario de asuntos académicos de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), José Gregorio Afonso.

El profesor Afonso afirmó para Aula Abierta que aunque el tabulador salarial en bolívares presenta un incremento de 71,5%, al traducirlo al cambio en divisa es un “aumento absolutamente marginal”.

Con esta nueva tasa, un profesor en el menor escalón ganaba un poco más de 13 millones de bolívares, ahora estaría percibiendo un monto de 23.941.942. Llevándolo a la tasa actual oficial el aumento solo asciende 2,3 dólares americanos.

Mientras que el profesor que tiene el nivel más alto en la escala docente, pasó de más de 26 millones a 46 millones de bolívares, lo que equivale a un aumento de  4,4 USD. Pues actualmente el docente mejor pagado de una universidad pública estaría percibiendo un sueldo mensual base de aproximadamente 11 dólares.

Acotando que para cubrir el precio de la canasta alimentaria de un mes, se necesitaría 26,82 sueldos de un profesor de máximo escalafón (titular) y dedicación (exclusiva).

Beneficios “deprimidos”

“Los bonos y las primas sin incidencia salarial de la IV CCU casi cuadruplican el valor de la nómina universitaria. Son un golpe artero a las cajas de ahorro de los trabajadores y a las cláusulas contractuales que se calculan con base en porcentajes de la nómina básica”, así lo sostuvo Afonso al hablar sobre los beneficios del profesorado.

Además de los precarios montos salariales, se suman los “deprimidos” aportes y retenciones, más la inflación y los retrasos en los pagos de nómina que ahora se efectúan por el sistema Patria.

Con esta nueva CCU desaparece la Prima a la Actividad Docente y se sustituye por la Prima a la Actividad Universitaria, que equivale a un 25% del salario básico. En el caso docente, a la fecha, esta estaría entre 1,45 USD, correspondiente al Instructor tiempo completo y 2,79 USD del titular a dedicación exclusiva.

El “Bono de Alimentación y Transporte” se incorpora como un acuerdo de la IV CCU cuando en realidad no lo es, denunció el secretario de la APUCV. Este aporte también está llegando mediante la plataforma Patria. Asimismo, quedó establecido que el trabajador con dos hijos recibiría por ambos beneficios 1,84 USD.

“Anclar los beneficios de la IV CCU al salario, cuando este último es absolutamente precario no representa un progreso en las condiciones laborales de los docentes”, manifestó Afonso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *