Luis Suárez: “La realidad actual de la Universidad de Oriente es totalmente caótica”


La asfixia presupuestaria y el hampa han debilitado y destrozado gran parte de las instalaciones de la Universidad de Oriente (UDO), que para el día de hoy afectan notablemente la mejor casa de estudios de la zona Este del país, a tal punto de ser catalogada como situación “caótica”.

Luis Suárez, dirigente estudiantil de la UDO, manifestó en entrevista para Aula Abierta que “la realidad actual de la Universidad de Oriente es totalmente caótica y si bien esto es un caos que no nació de un día sino que ha ido creciendo con el paso del tiempo, hoy llega a niveles que en ningún momento nos imaginamos”.

Suárez comenta que el deterioro de la infraestructura y de los servicios estudiantiles de la UDO están en condiciones críticas, “al punto que no contamos con ni siquiera una unidad de transporte universitario que pueda brindar apoyo a los estudiantes, ni siquiera una línea de transporte que pase por las instalaciones de la universidad”, dijo..

Además, la pandemia del Covid-19 dispersó a la comunidad universitaria. Los profesores y estudiantes al ver que no hay condiciones, no tienen la motivación de continuar.

“Hemos podido ver la realidad de nuestras instalaciones y hemos hecho todos nuestros esfuerzos por visibilizarlos a través de los medios de comunicación, a través de nuestras redes sociales y a través de todo aquel que nos permite un espacio donde podamos alzar la voz por nuestra universidad” afirma Suárez.

También agregó que “la planta física está totalmente destruida y para nadie es un secreto que el núcleo de Sucre ha sido el más afectado, llegando al punto de perder totalmente el campus académico”.

El dirigente estudiantil dijo que aproximadamente el 60% de las instalaciones del núcleo Anzoátegui no tienen la capacidad de realizar actividades académicas. Durante la pandemia, el hampa ha hecho estragos dentro de la universidad y el Estado ni las autoridades han frenado la situación de inseguridad.

UDO continúa clases sin considerar la realidad

Las clases en la Universidad de Oriente continuaron a distancia, sin embargo Suárez argumentó que no están dadas las condiciones por falta de internet, teléfonos inteligentes y computadoras, tanto para profesores como estudiantes.

“La universidad ha seguido planificando el cronograma académico sin condiciones, sin instalaciones y sin importarle en lo más mínimo la realidad de los estudiantes de la universidad (…), tengo muchos compañeros que se han ido de la universidad por tener que trabajar y muchos otros que han tenido que salir por la situación nacional, cosa que pudiera verse reducida en caso de tener unas respuestas más efectivas de la universidad”, señaló Suárez.

Luis Suárez consideró el llamado del gobierno nacional a retornar a las aulas de clases como “irresponsable, ya que no han garantizado ni siquiera la  vacunación para la mayor parte de la población del país, ni siquiera han garantizado que los estudiantes, profesores y el resto de la comunidad universitaria pueda considerarse un grupo prioritario dentro de aquellos que puedan ser vacunados”.

Además, Suárez destacó que la tarea más difícil que han tenido como comunidad estudiantil es “lograr ser escuchados”, ya que las autoridades no atienden los llamados.

“Hemos intentado visibilizar la realidad de la universidad, hemos denunciado, hemos pedido apoyo (…) Quisiéramos tener autoridades en la universidad que hoy estuvieran velando por los intereses del estudiantes y de toda la comunidad universitaria, lamentablemente, pareciera que  no la tenemos”, señaló Luis Suárez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *