Trabajadores de la UNET rechazan inicio de clases por carencias en infraestructura y seguridad social

Ante el llamado gubernamental a dar inicio a las actividades presenciales dentro de los colegios y universidades, la Intergremial de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) se pronunció en rechazo al reinicio de las clases por falta de condiciones.

Carolina Casanova, presidenta encargada de la Asociación de Profesores de la UNET, manifestó en entrevista para el equipo de Aula Abierta que existen carencias en infraestructura, vigilancia, bioseguridad y seguridad social.

“Las carencias que tiene la UNET son varias: en infraestructura, hay déficit de seguridad, no hay normativas de bioseguridad, el gobierno no ha mandado presupuesto para eso, déficit en los laboratorios (…), los trabajadores no tenemos ningún tipo de seguridad social, aparte de los bajos sueldos que devengamos”, expresó Casanova.

En cuanto a la infraestructura, la profesora alega que hay varios techos afectados de un mismo edificio. “Es donde están las carreras, donde están los departamentos, donde hay bastantes cubículos de profesores, esa parte está muy afectada”.

La presidente encargada de APUNET también se refirió al deterioro de otros servicios e instalaciones académicas. Dijo que “la biblioteca de la universidad está muy afectada también por no contar con aires acondicionados, tiene ya casi dos años cerradas (…), hay laboratorios afectados en sus tuberías, hay situaciones también en los decanatos, pisos levantados, la federación de centros también está afectada”.

La UNET desde hace un tiempo trabaja bajo el sistema online, no con todas las materias, pero sí gran parte de ellas. Hay asignaturas que requieren al menos una semipresencialidad, modalidad quel bajo estas condiciones no se puede dar.

“Si no se trabaja bajo el esquema que venimos trabajando últimamente, que es un esquema de aportes extracurriculares, vamos a decirlo, como una ayuda que se está dando a los profesores, al personal administrativo y obrero que está trabajando y colaborando en esta prosecución que se está llevando, de otra manera veo bastante difícil, muy difícil que se siga una prosecución de estudios”, indicó Casanova.

Para el buen funcionamiento de la universidad se necesitan piezas de baño, agua, comedor y transporte, además inversión en el área tecnológica para el desarrollo de la investigación, sin embargo, no hay garantía para ello. También, Casanova manifiesta que entre las exigencias debería haber un aumento de sueldo para los trabajadores.

En cuanto a la bonificación, la presidenta encargada de APUNET afirmó que esto “ha hecho más pobres al personal de la universidad”.

“En el caso de los bonos se beneficia el personal en el momento, pero no influye sobre prestaciones sociales, no influye sobre fideicomisos, no influye sobre los bonos vacacionales y los de aguinaldo, tanto que esos bonos la gente los utiliza para arreglar un aparato que se les dañó, para comprarle ropa a sus hijos, eso se usaba para otras cosas, ahora ha cambiado el uso, ahora es un dinero extra y la gente lo aprovecha en lo que mejor cree”, expresó Casanova.

“Hay un 80% de deterioro e inoperatividad”

Por otro lado, el Secretario General de Sindicato Único de Trabajadores de la UNET (SUTUNET), Álvaro San Martín Molina, aseguró que uno de los retos más importantes al que se enfrentan los trabajadores es el transporte, además existe un 80% de deterioro en la UNET.

“Cuánto necesita cada trabajador, cada estudiante, cada persona para trasladarse hasta la universidad, eso por un lado. Por otro lado, hay que tener en cuenta el riesgo que hay para estar en la calle, montándose en una buseta de transporte donde hay una cantidad de personas allí, por efectos de bioseguridad y sin mencionar la delincuencia que hay”, comentó San Martín Molina.

El secretario también hizo mención de las carencias en infraestructura que vive la UNET. “En el área de la planta física, los baños están deteriorados, según un informe de servicios generales hay un ochenta por ciento de deterioro e inoperatividad, empezando por allí. La contaminación que hay en biblioteca, la acumulación de polvo, los equipos que poco funcionaban ya deben estar obsoletos”, señaló San Martín Molina.

Álvaro San Martín alega que al menos un 25% del personal está fuera de la universidad para buscar mejor calidad de vida en otro país o trabajan de cualquier otra cosa.

Por otra parte, Jorge Mora, Presidente la Asociación Sindical de Empleados Administrativos Profesionales y Técnicos de la UNET, expresó en entrevista para Aula Abierta que no tienen un presupuesto justo.

“Tenemos un presupuesto reconducido desde hace doce años de la cual no permite un funcionamiento adecuado y mucho menos avanzar en la parte de la tecnología y el desarrollo de la excelencia académica de la universidad. Por tal motivo, actualmente se encuentra en una situación muy precaria porque hasta las instalaciones y la planta física está totalmente deteriorada”, dijo Mora.

Entre las exigencias que menciona Mora habla del respeto hacia los profesores, trabajadores y estudiantes. “Exigimos respeto, exigimos libertad, exigimos que realmente se respete la autonomía universitaria que tanto nos la han violentado. (…), han querido imponer criterios académicos, nombrando gente extraña en la universidad o pretender nombrar unas comunas que serían los que se encargarían de supervisar y vigilar la universidad, cosa que realmente la repudiamos”, declaró Mora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *