Represión, hostigamiento y persecución: garantías de los estudiantes defensores de DDHH que protestan

El Estado venezolano no garantiza a los estudiantes el derecho a la protesta, a pesar que está establecido en la Constitución Nacional. Cuando los universitarios protestan, existe hostigamiento, represión, persecución y encarcelamiento por parte de los funcionarios públicos y cuerpos de seguridad.

“En Venezuela no se garantiza que una persona proteste y pueda salir ileso, si bien es un derecho establecido en la constitución, en el artículo 68, es una ley ineficaz (…), es una ley que está vigente, pero no se cumple”, afirmó Gabriel Molina, secretario nacional de Relaciones Interinstitucionales de la Federación de Estudiantes de Derecho de Venezuela (FEDEVE), en entrevista para Aula Abierta.

Molina aseguró que existe una política por parte del gobierno de reprimir, hostigar y perseguir a los jóvenes. “Manejamos unos números de 348 presos políticos en Venezuela, de los cuales 203 son civiles, de esos el 40% son jóvenes, por lo que viendo esos números podemos decir y denunciar ante la comunidad internacional que existe una política por parte de Nicolás Maduro de reprimir, hostigar y hacer una persecución hacia los jóvenes que alzamos la voz de manera irreverente, pero pacífica”, señaló Molina.

Los estudiantes pasan por distintos riesgos a la hora de protestar porque representan una amenaza para el gobierno. 

“Los riesgos que nosotros enfrentamos como defensores de derechos humanos, sobre todo como estudiantes, son muchísimos, persecución, encarcelamiento, hostigamiento, en el cual el único objetivo es callar la disidencia (…), las personas que exigimos derechos, que estamos en la calle organizando ciudadanos para exigir nuestros derechos, somos un peligro efectivamente porque alzamos nuestra voz”, manifestó Molina.

El secretario nacional de Relaciones Interinstitucionales de la FEDEVE aseguró que le piden a Karim Khan, fiscal de la Corte Penal Internacional, que se reúna con las víctimas de las distintas represiones, con los familiares de los presos políticos y con los familiares de los exiliados para que conozca sus casos.

“Son personas que son víctimas, que han sufrido, que han perdido familiares y que lamentablemente tienen secuelas psicológicas, tienen daños en su propio cuerpo como puedo mencionar el caso de un compañero de lucha de la universidad de Carabobo que perdió el 23 de enero del año 2019 su ojo izquierdo por culpa de la represión que sufrimos”, afirmó el representante estudiantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *