CNU ignoró petición de Bachelet sobre elecciones, al designar nuevas autoridades de la USB

Foto: Archivo.

Con la designación arbitraria de las nuevas autoridades de la Universidad Simón Bolívar (USB), el Consejo Nacional de Universidades (CNU), adscrito al Estado venezolano, ignoró la petición que realizó la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la realización de elecciones libres y justas de las autoridades de las universidades públicas de Venezuela.

“El Acnudh alienta a las autoridades venezolanas y a las universidades autónomas a que continúen el diálogo para celebrar elecciones libres y justas de las autoridades de las universidades autónomas, y a que garanticen una amplia participación de sus comunidades en estas elecciones y en sus asuntos presupuestarios”, dijo Bachelet durante el 48 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos que se realizó el 13 de septiembre.

Tres días después el CNU designó, en una sesión extraordinaria, un rector en la USB, tras el fallecimiento de Enrique Planchart, así como al vicerrector académico y vicerrector administrativo. Lo hizo a pesar del voto salvado de la Universidad de los Andes (ULA), la Universidad de Oriente (UDO), la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO), la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) y la Universidad del Zulia (LUZ). Incluso la USB salvó su voto, pero no fue considerado.

La justificación en la que basó su decisión fue el presunto vencimiento de los 180 días para celebrar elecciones, debido a la extemporaneidad de los cargos de las anteriores autoridades.

Sin embargo, las universidades públicas venezolanas se han visto imposibilitadas de celebrar elecciones debido a las prácticas sistemáticas del Poder Ejecutivo y el Poder Judicial en la última década. Muestra de ello es precisamente que Bachelet hiciera un llamado a las autoridades del Estado para que permitieran celebrar elecciones libres de autoridades universitarias.

Para William Anseume, presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (APUSB), con esta acción “se consuma parte del proyecto de toma de la universidad venezolana” por parte del Estado.

“El régimen consuma parte de su proyecto de toma de la universidad venezolana al designar, a través del CNU, al rector, vicerrector académico y vicerrector administrativo encargados en nuestra universidad”, dijo Anseume en entrevista para Aula Abierta. “Y si de algún modo se sale del vicerrector académico encargado que era extraño a la universidad y se nombran tres profesores de la USB, estas son evidentes personas de una alta simpatía por parte del régimen”, añadió.

“Incluso uno de ellos es el representante del ministro en el Consejo Directivo, eso da cuenta de cómo es la situación en nuestra universidad”, expresó. “El régimen se quita la careta en el proyecto de la toma de las universidades, que está proyectado desde hace más de 10 años”, aseguró Anseume.

Deben cesar las designaciones ilegales

Recordamos que el Consejo Nacional de Universidades de manera continua y contraria a la ley, efectúa designaciones de autoridades en diversas universidades en Venezuela, desde el año 2016.

Algunos ejemplos son la designación del militar Luis Holder, en 2017, como Vicerrector Académico de la Universidad Simón Bolívar, o la designación de Clotilde Navarro, en 2019, como Vicerrector Administrativo de la Universidad del Zulia.

Desde Aula Abierta exigimos al CNU y demás autoridades que cesen las prácticas de designación ilegal de autoridades y que estas se hagan en consonancia con la Ley de Universidades y los tratados internacionales en materia de educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.