APUCLA: Retrasos de pagos por parte del Estado atentan contra la operatividad y salud de los docentes

Cortesía

La Asociación de Profesores de la Universidad Centroccidental “Lisandro Alvarado” (APUCLA), el Instituto de Previsión Social, el Fondo de Jubilaciones y la Caja de Ahorros de dicha casa de estudios, no han recibido los recursos económicos provenientes de las retenciones salariales de los profesores. 

La profesora Deborah Velásquez, presidenta de la APUCLA, señaló que tales recursos son con los que funcionan los servicios prestados en las instituciones.

Velásquez indicó que estos recursos son empleados para el funcionamiento de las instituciones y que son “los aportes de los profesores (…) y se dirigen al pago del personal que labora en las mismas, como el personal administrativo o el personal de seguridad que es contratado de manera privada; para los materiales de oficina y papelería necesarios para el funcionamiento diario; material de limpieza”.

La presidenta de APUCLA hizo un llamado de alerta, pues una parte de los ingresos de las retenciones son destinados al servicio de salud: “Aún más importante se usa para la compra de medicamentos e insumos médicos para la atención médica de los afiliados del instituto de previsión social; por lo cual es sumamente grave la situación”, dijo la profesora en entrevista para Aula Abierta.

De esta forma, se transgrede el derecho a la salud, reconocido en la Constitución Nacional, en el artículo 83  y en instrumentos internacionales como el Pacto de Derechos Económicos Sociales y Culturales, donde el artículo 12  reconoce el derecho que tiene todas las personas a gozar del óptimo estado de salud física y mental, teniendo el Estado la obligación de crear y adoptar las medidas que garanticen tal derecho sin ser excluyentes. 

Debido al incumplimiento de pago de las retenciones salariales, Velásquez indicó que no pueden garantizar la operatividad de las instituciones mencionadas. “Lo que es más grave es que afecta el servicio de atención medica que tienen los afiliados del Instituto de Previsión Social de la UCLA”, situación que se agrava debido a la crisis en el sistema de salud pública en Venezuela  y a los salarios que devengan los profesores universitarios, que no les permite acceder a seguros médicos privados con sus propios recursos.

La profesora Deborah Velásquez, comentó al equipo de Aula Abierta que en oportunidades anteriores, en cuanto a retrasos de la entrega de recursos, tuvo la posibilidad de estar en comunicación con quien era director de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), y aunque le manifestó que ya no sigue en el cargo, “él había dejado cargada la nómina (de pago) del mes de septiembre”, sin embargo no han recibido tales recursos.

La representante de los docentes de la UCLA indicó que la problemática de los retrasos de las asignaciones se derivan de la centralización de pagos y recursos a través del Sistema Patria, puesto desde el mes de marzo del 2021 la cancelación de sueldos y salarios de todo el personal de la universidad y sus entes adscritos se realizan a través de este sistema.

Esto viola la autonomía financiera de las universidades consagrada constitucionalmente y reconocida por la observación General No.13 al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, situaciones como la descrita fueron denunciadas por el gremio profesoral, puesto que con la centralización de los recursos dejaba dudas al respecto de cómo se realizarían tales pagos a las instituciones correspondientes.

Las retenciones salariales mencionadas son producto de acuerdos entre los gremios y las autoridades universitarias, por lo cual estos recursos son establecidos en virtud del ejercicio de libertad de asociación y libertad sindical de los gremios universitarios, y al incumplir con la entrega de recursos el Estado venezolano está desconociendo e incumpliendo los acuerdos normativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.