Aula Abierta registra 410 incidentes de inseguridad contra las universidades entre el 2020 y 2022

Foto: Archivo.

La cifra de actos delictivos en las universidades venezolanas continúa en ascenso. Aula Abierta registró, al menos, 410 incidentes de inseguridad en 16 casas de estudios superiores del país, en el contexto de la Covid-19 entre marzo de 2020 y  junio de 2022.

De los 410 incidentes de inseguridad documentados por la ONG, al menos, 231 afectaron la labor docente, 41 el desarrollo de la investigación, 37 los servicios estudiantiles, 92 las dependencias universitarias y 9 comprometieron la integridad física y personal de algún miembro de la comunidad universitaria. 

Las casas de estudio que más se vieron perjudicadas por la intromisión del hampa fueron la Universidad de Los Andes (ULA) con 122 incidentes de inseguridad, seguida por la Universidad del Zulia (LUZ) con 82, la Universidad de Oriente (UDO) con 80, la Universidad Central de Venezuela (UCV) con 62, la Universidad de Carabobo (UC) y la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) atacadas en 15 ocasiones cada una, y la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado (UCLA) con 14 actos delictivos.

Asimismo, la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO) fue atacada nueve veces, la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG) en cuatro ocasiones, y las universidades nacionales experimentales de Táchira (UNET), Francisco de Miranda (UNEFM), de las Artes (UNARTE), Rafael María Baralt (UNERMB), Simón Rodríguez (UNESR), la Universidad Nacional Abierta (UNA) y la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), al menos, una vez cada una.

A pesar de las múltiples e recurrentes denuncias realizadas por las autoridades y la comunidad universitaria, los cuerpos de seguridad del Estado hacen caso omiso a la grave situación de inseguridad que se vive en los recintos de las casas de estudios superiores, situación que quebranta la libertad académica, la autonomía universitaria y el derecho a recibir una educación de calidad.

Solo en los primeros seis meses del 2022, Aula Abierta contabilizando 63 incidentes de inseguridad documentó en las universidades, de los cuales 33 impactaron el área de la docencia, siete en la de investigación, seis en los servicios estudiantiles, 15 en las dependencias universitarias y dos en la integridad física y personal de algún miembro de la comunidad universitaria.

De los incidentes documentados en lo que va de año, 25 ocurrieron en la Universidad de Los Andes (ULA), 12 en la Universidad del Zulia (LUZ), 17 en la Universidad de Oriente (UDO), tres en la Universidad Central de Venezuela (UCV), cuatro en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA), uno en la Universidad Nacional Experimental de Guayana y uno en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL). 

Enero: el mes con más incidentes de inseguridad del 2022

Del año en curso, enero fue el mes en que el hampa azotó con mayor ahínco a las universidades venezolanas, al cometer 30 ataques delictivos, de los cuales 15 tuvieron lugar en la UDO, 11 en la ULA, dos en la UCLA, uno en LUZ y uno en la UPEL. 

En enero se registró el 48% de los incidentes de inseguridad ocurridos en los primeros seis meses del 2022.

De los 30 incidentes de inseguridad, 14 perjudicaron la actividad académica, destacando el robo del techo del invernadero de la Facultad de Ciencias de la ULA y de 2000 metros de cableado eléctrico que dejaron sin electricidad una fase de Biología de la Facultad, así como el incendio en los alrededores del Edificio TELMAG y de matemáticas de la ULA. 

De los galpones de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA y de la UDO Núcleo Nueva Esparta (UDONE) fueron sustraídos materiales, insumos de trabajo, sillas, puertas, gavetas de estantería, equipos de computación, aires acondicionados, microondas e instrumentos de música.

En el primer mes del año, cuatro incidentes de inseguridad repercutieron en las actividades de investigación, entre ellos, el robo de rejas y aires acondicionados en los talleres y el laboratorio de procesamiento y mecanización agrícola del Núcleo Rafael Rangel de la ULA; los destrozos al Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Forestal (Indefor) y a la biblioteca de la UDONE; el hurto de lámparas y objetos de metal en la Biblioteca San Félix de la UDO Bolívar.  

Cinco ataques del hampa impactaron los servicios estudiantiles al ingresar en el comedor del Núcleo Liria de la ULA; despojar de equipos, enseres y vandalizar las instalaciones del Complejo Deportivo Luis Ghersi Govea de la ULA-Mérida; destruir documentos académicos de los estudiantes en el control de estudios de la UDONE y desarticular las unidades de transporte estudiantil de la UDO Anzoátegui. 

Seis veces la delincuencia asaltó a las dependencias universitarias al desmantelar el auditorio y sede de CENTRISALUD; robar en dos ocasiones el Instituto Pedagógico de Maturín rompiendo paredes, dañando el mobiliario y sustrayendo equipos de oficina y aires acondicionados; causar destrozos y llevarse computadoras, video beam y demás equipos en las instalaciones de cultura, protocolo, el Centro de Tecnología Educativa y la delegación de cultura de la UDONE.

Al mismo tiempo, en el Complejo Deportivo Lourdes de la ULA delincuentes asaltaron con armas de fuego y robaron teléfonos celulares a un menor de edad y su representante, viéndose afectada su integridad física y personal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.