Presupuesto de 170 mil dólares no basta para recuperar la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ

El destrozo de la Facultad Experimental de Ciencias de la Universidad del Zulia (FEC-LUZ) es tan grande que los recursos asignados no son suficientes.

El Ministerio para Ciencia y Tecnología asignó un presupuesto de 1.400.000 bolívares (el equivalente a un poco más de 170.000 dólares americanos) para el rescate interinstitucional de la Facultad Experimental de Ciencias, la cual se encuentra en estado crítico en infraestructura.

La FEC de LUZ ha sufrido en los últimos años daños a causa de la falta de mantenimiento preventivo y correctivo, además de los hurtos que dejaron sin equipos y mobiliario las áreas académicas y administrativas. 

“Los laboratorios de Biología, Física y Química se encuentran en la ruina total y las  áreas de servicios estudiantiles, principalmente la biblioteca, están deterioradas a un nivel impresionante”, informó el decano (E) de la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ, José Ortega, a Aula Abierta.

La FEC ni siquiera cuenta con electricidad. El 25 de marzo del 2020, la facultad quedó a oscuras en su totalidad después de que delincuentes sustrajeron el cableado eléctrico que surtía al edificio.

Para el decano encargado, el panorama actual “es triste”, pese al presupuesto que tiene aprobado para restaurar la facultad.

“Se ve un número, una cifra grande; pero hay que tener presente que estamos hablando de una Facultad de Ciencias donde hay laboratorios de Química y Biología que necesitan computadoras, equipos y reactivos. (Además), donde hay que mejorar la infraestructura. Esto trae como consecuencia que ese monto resulte poco frente a las exigencias de la educación moderna”, sostuvo Ortega.

El decano Ortega acotó que el presupuesto aún no ha sido ejecutado para invertirlo en la facultad, ya que la universidad estuvo en un proceso de migración de cuenta bancaria.

Más de 120 mil dólares se requieren solo para reponer la electricidad

En noviembre de 2021, la decana de la Facultad Experimental de Ciencias, Beatriz González, manifestó al equipo de Aula Abierta que para la fecha se requerían 120.000 dólares para recuperar solamente la parte eléctrica tras el gran robo de cableado.

Gran parte del presupuesto se iría solo en reponer el sistema eléctrico a la facultad si se basa en las estimaciones de la decana.

Para Ortega, decano encargado, la parte eléctrica es el mayor problema que enfrentan y que es de tan importancia para evitar futuros hurtos. Sin embargo, hay otros problemas que también deben ser atendidos.

No hay precisión sobre cuánto ha perdido la FEC en los últimos robos

Los hurtos en la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ son tantos y tan grandes que “es difícil cuantificar las pérdidas”.

Se sabe que son millonarias, dijo Ortega, pero no se sabe con precisión cuánto se ha perdido en materiales.

“Han sido años de trabajo, años de esfuerzo que se han perdido y que difícilmente se van a recuperar”, destacó. Añadió que algunos equipos que intentaron ser hurtados fueron recuperados y permanecen ocultos y en área de gran seguridad. 

La consecuencia de una facultad destrozada

El decano encargado comentó sobre el impacto académico tras una facultad destrozada y mencionó a la deserción y fuga del personal como las principales consecuencias negativas.

Ortega informó que actualmente la facultad cuenta con un total de 120 profesores. Todos permanecen activos impartiendo clases; sin embargo, algunos no están en el país y otros están por jubilarse, como es el caso de los docentes de la licenciatura en Química.

“Para el año 2018 (en Química) éramos aproximadamente 46 profesores. Hoy, estamos hablando de aproximadamente 20 profesores que permanecen activos. De esos 20 profesores, hay algunos que están en vías de jubilación, expresó.

“En cuanto a la población estudiantil de la Facultad Experimental de Ciencias, cuando se planificó el actual semestre (I del 2022) se preparó material de inscripción para un número aproximado de 800 estudiantes. En la actualidad, están cursando asignaturas cerca de 420 estudiantes distribuidos en las 6 licenciaturas”, dijo Ortega a Aula Abierta.

Esto quiere decir que el 52.5 % de los estudiantes y más de la mitad de los profesores abandonaron las aulas de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.