Conquistando la libertad académica… A cien años de la Reforma Universitaria de Córdoba 1918-2018

El “manifiesto liminar”, una bandera del movimiento que impulsó la Reforma Universitaria, punto y aparte en la historia de la instituciones superiores en el continente americano.

La reforma universitaria de Córdoba, Argentina, de 1918 cumplió cien años el pasado 21 de junio del 2018. Aquel fue un acontecimiento capital en la historia no sólo de la universidad latinoamericana, sino, también en la historia intelectual de nuestro continente.

Esta reforma dio origen a una amplia tendencia del activismo estudiantil. Los integrantes que movilizaron los sucesos de 1918 formaban parte de distintas agrupaciones estudiantiles. Provenían de diversas vertientes ideológicas y se definieron como «reformistas». Entre sus postulados se encontraban, la libertad académica, la autonomía universitaria, el cogobierno, la extensión universitaria, la periodicidad de las cátedras, los concursos de oposición y la gratuidad.

El centenario de la Reforma de Córdoba reviste particular importancia para los miembros que integran la comunidad universitaria venezolana. En los primeros meses de 1969 estallaron en todas las universidades autónomas de Venezuela una serie de conflictos estudiantiles que tenían como bandera de lucha la implantación de una reforma al interior de las universidades. La cual tenía por objetivo ejecutar una profunda transformación al interior de las universidades para democratizar, en primer término, la estructura de dirección de las mismas, dándole un mayor peso a la participación estudiantil, lucha que llevó como bandera los postulados que impulsaron la Reforma Universitaria de Córdoba de 1918.

La Universidad de los Andes recordó el significado del centenario de tan importante documento, además realizaron de manera solemne un acto protocolar donde se dieron cita representantes del gobierno y cogobierno universitario, así como profesores, estudiantes y demás miembros de la institución identificados con el contenido de la Reforma de Córdoba.

El acto contó con la participación del rector de la Universidad de Los Andes, profesor Mario Bonucci, quien señaló que la universidad es la casa del pensamiento y la reflexión, que más allá de los muros, la universidad es una actitud, un estado espiritual en donde quienes forman parte de ella eligen como razón de vida la reflexión en torno a los fenómenos que le rodean.

El rector de la ULA señaló: “A diferencia de aquel entonces, las universidades venezolanas están cohesionadas en su objetivo, profesores, estudiantes, obreros y trabajadores universitarios coinciden al reconocer a las casas de estudio como el lugar del pensamiento, las cuales deben procurar estar a tono con las tendencias globales, sin embargo, en el caso Venezuela, los obstáculos y limitaciones los encontramos extramuros, impuestos como parte de una política escrita, ejecutada desde el Gobierno nacional”.

De igual forma, el rector Mario Bonucci fue entrevistado en el programa de radio “Aula Abierta” el pasado 14 de junio donde expresó que: “La reforma de córdoba se incorpora en Venezuela a partir de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, una de las características más importantes de esta reforma es el hecho de que surge desde una pequeña provincia y eso es lo que yo creo y defiendo sobre nuestras universidades como la Universidad de los Andes, La Universidad del Zulia o la Universidad de Oriente, que son las que se encuentran marcando un camino. Es importante la reflexión de lo que sucede en Venezuela a la luz de la reforma de córdoba ya que nos encontramos en una involución, un gran retroceso.”

En los últimos años, el contexto de las universidades venezolanas refleja una realidad opuesta al respeto y garantía de los derechos universitarios; postulados consagrados en aquella reforma universitaria de 1918, donde se ha determinado que el Estado venezolano, a través de los distintos órganos que conforman los Poderes Públicos, ha implementado una política dirigida a suprimir los derechos humanos que protegen a los universitarios, materializándose de distintas maneras como: discriminación política, criminalización de la protesta, decisiones del poder judicial de corte intervencionista, asfixia presupuestaria entre otras.

En este sentido, La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) conoció el 24 de octubre de 2018 por primera vez en su historia denuncias sobre derechos universitarios. Profesores Universitarios denunciaron la crisis de la educación superior en Venezuela en el 165° periodo de sesiones de la CIDH que se celebró en Montevideo, Uruguay. La audiencia contó con la participación de Aula Abierta, la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia y el Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de los Andes, quienes representaron a un conjunto de organizaciones que formaron parte de la petición entre ellas, el Centro para la Paz y los Derechos Humanos de la UCV, la Coalición de Cátedras y Centros Universitarios de Derechos Humanos, la Asociación Venezolana de Derecho Constitucional, Epikeia – Observatorio Universitario de Derechos Humanos, Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Católica – Guayana, Universidad Metropolitana CDH-UNIMET y la Universidad de Carabobo.

De igual forma, Aula Abierta junto a distintos centros universitarios de derechos humanos ha denunciado las sistemáticas violaciones a los derechos universitarios en Venezuela, remitiendo informes a los órganos internacionales en materia de derechos humanos. De modo que la CIDH, la OEA y la ONU han abordado estas problemáticas en sus informes:

  1. CIDH pide respeto la libertad académica y la autonomía universitaria

https://bit.ly/2MDchvo

  1. Expertos independientes de la OEA afirman que se han cometido crímenes de lesa humanidad en Venezuela

https://bit.ly/2C38suQ

  1. Alto Comisionado de DDHH de la ONU alerta en su informe sobre las violaciones y abusos de los Derechos Humanos en Venezuela

https://bit.ly/2wuYQmg

Este trabajo de incidencia ante los órganos internacionales para visibilizar la libertad académica y los derechos universitarios sigue siendo respaldado por distintos actores internacionales como Scholars at Risk (SAR) y la Asociación Internacional para la Investigación de Medios y Comunicación (IAMCR), y además por un serie de organizaciones, centros universitarios de derechos humanos que insisten en solicitar ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) el tratamiento de la temática universitaria en el marco de los periodos de sesiones; solicitudes que están avaladas por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (APUCV), la Asociación de Profesores de la Universidad de Los Andes (APULA) y la Asociación de Profesores de la Universidad del Zulia (APUZ).

En definitiva, históricamente las dictaduras han tomado a la comunidad universitaria como uno de los principales blancos de ataque, pretendiendo desaparecer la libertad académica y la autonomía universitaria. Por tal motivo, es necesario avanzar diariamente en la conquista de estos derechos, específicamente llevando la problemática planteada a los sistemas internacionales de protección en materia de derechos humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *