Periódico LUZ deja de circular en físico: Un atentado a la libertad de expresión y académica

El periodismo universitario en Venezuela nació en la Universidad del Zulia hace 120 años.

Los atentados a la libertad académica, expresión y de prensa son parte del deteriorado contexto social e institucional que atraviesa Venezuela donde se han quebrado todos los elementos esenciales de la democracia; la academia, el periodismo y la contraloría ejercida por la opinión pública, imponiéndose una hegemonía comunicacional de Estado.

La subsistencia de la prensa escrita en Venezuela se encuentra amenazada, debido a la escasez de papel periódico y demás insumos esenciales, limitante que ha determinado el cierre progresivo de medios impresos o la reducción de sus páginas. El gobierno ha negado desde hace varios años, la transferencia de divisas a proveedores de papel.

El Estado en 2013 creó la Corporación Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), dependiente de la Presidencia, que se encarga de procesar las importaciones de papel y revender luego, a discreción siempre, las cantidades requeridas por los medios impresos. En los últimos años, medios de comunicación y ONGs de Derechos Humanos han denunciado prácticas discriminatorias en el suministro de papel periódico.

Esta vez le tocó el turno al Periódico de la Universidad del Zulia con mas de 120 años de antigüedad, el cual circulaba en soporte físico todo los domingos desde hace 20 años en el diario La Verdad. Lo hizo hasta fines de junio pasado cuando su plataforma de circulación, dejó de editarse en papel.

Desde que se inició 2018, en el estado Zulia, se dejó de encontrar en la calle las ediciones de El Regional, Qué Pasa, Versión Final y últimamente, La Verdad; dejando solamente un diario en circulación, fenómeno que acontece a todas las regiones del país, según estadísticas manejadas por organizaciones de la sociedad civil como Espacio Público. Son más de 40 medios impresos a nivel nacional que se han visto afectados por la falta de papel.

“Sin papel no hay periódico” es el nombre de la campaña de denuncia que organizaciones de la sociedad civil han sostenido desde hace por lo menos 4 años, para visibilizar uno de los más duros ataques a la libertad de expresión y el derecho a la información en nuestro país. Problemática que en el caso del periódico de la Universidad del Zulia constituye una amenaza evidente a la libertad académica, al ser uno de los medios informativos que servían de puerta para toda la comunidad universitaria de LUZ.

Sobre este tema, el Director de Medios de la Universidad del Zulia, Jesús Urbina señala que “El semanario de LUZ ha sido una escuela del periodismo universitario en la región y en el país, es también la bujía del sistema integrado de medios de LUZ, junto a LUZ Radio, que es la primera emisora universitaria de Venezuela, TV LUZ, LUZ web y LUZ ADN, la primera agencia universitaria de noticias del país”.

De igual forma, expresó que “La imposibilidad de imprimir las ediciones semanales de LUZ periódico, es una consecuencia directa del monopolio estatal sobre el principal insumo de la prensa, ese monopolio está encarnado en el complejo editorial Alfredo Maneirio,  una empresa pública nacional que es instrumento de la política gubernamental de la censura a la libertad de expresión a medios impresos y de la construcción de la hegemonía comunicacional oficialista que progresivamente ha reducido el pluralismo informativo en Venezuela”.

Aula Abierta exige a las autoridades venezolanas garantizar el derecho a la libertad académica, de expresión, información y opinión, así como abstenerse a imponer medidas con la finalidad de silenciar a los medios de comunicación y la academia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *