CIDH exige al gobierno venezolano garantizar derechos humanos del estudiante y diputado Juan Requesens

El 7 de octubre de 2018, se cumplieron 2 meses de la detención arbitraria del estudiante universitario y diputado, Juan Requesens, ampliando así la lista de presos de conciencia en Venezuela.

El 20 de septiembre se informó a través de la cuenta su cuenta de Twitter (@JuanRequesens) que luego de 44 días, sus familiares pudieron acceder a verlo y constatar su integridad física, mental y emocional. Sin embargo, se le sigue negando el derecho a la defensa al no permitirse ver a sus abogados.

El proceso judicial al cual ha sido sometido Juan Requesens ha estado viciado: las autoridades pretendían designarle un defensor público, a pesar de que su familia designó al abogado Joel García para su defensa, quien, además, informó no haber tenido acceso a su defendido ni a las actas del expediente para el 13 de agosto, día de la audiencia de presentación.

La Fiscalía imputó al estudiante por los delitos de instigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro, homicidio calificado en grado de frustración contra los militares de la Guardia Nacional Bolivariana, uso de artefactos explosivos, asociación para delinquir, financiamiento al terrorismo, daños a la propiedad y traición a la patria. Joel García, su abogado defensor, dio a conocer que el Ministerio Público solicitó la privativa de libertad del diputado y la enajenación de bienes.

Por su parte, los médicos del estudiante y diputado Juan Requesens, advirtieron que su salud está en riesgo debido a que no está recibiendo el tratamiento necesario por su condición de paciente bariátrico, con trastornos metabólicos, además de problemas de tensión e insulina. Asimismo, el médico Ricardo Alonso resaltó que Requesens es un paciente “inmunocomprometido”, lo que significa que sus defensas bajan a medida que pierde peso. De igual forma, indicó que el diputado debe ingerir alimentos 5 veces al día, porque su estómago es muy pequeño; tomar suplementos vitamínicos y nutricionales, así como tomar sol, y las condiciones bajo las que se encuentra recluido atentan contra estos requerimientos.

En este sentido, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos dictó una resolución contra el estado venezolano el pasado 11 de octubre de 2018. La CIDH consideró que el estudiante y diputado Juan Requesens se encuentra en una situación de gravedad y urgencia, toda vez que sus derechos enfrentan un riesgo de daño irreparable, por lo cual la Comisión requirió a Venezuela a adoptar medidas necesarias para proteger los derechos a la salud, vida e integridad personal del estudiante en el contexto de privación de libertad en que se encuentra, asegurando que no sea objeto de actos de violencia en su contra.

De igual forma, la CIDH consideró pertinente que se adopten las medidas necesarias para posibililitar que una organización o entidad internacional con carácter independiente e imparcial, y con competencia en la materia, verifique las circunstancias en que se encuentra el diputado. Por último, la Comisión solicitó al gobierno venezolano que informe, dentro de un plazo de 15 días, contados a partir de la fecha de la resolución  sobre la adopción de medidas cautelares requeridas.

https://es.scribd.com/document/390788051/CIDH-dicta-medida-de-proteccion-para-el-diputado-Juan-Requesens#from_embed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *