Juan Requesens: 365 días preso de consciencia

Juan Requesens, estudiante de estudios políticos en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y diputado de la Asamblea Nacional, cumple, hoy 7 de agosto de 2019, 365 días detenido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), en el Helicoide, Caracas.

Hace un año el estudiante Requesens fue detenido arbitrariamente por funcionarios del SEBIN, quienes con máscaras que cubrían sus rostros irrumpieron en su vivienda para llevárselo a él junto a su hermana, Rafaela Requesens, quien para el momento de su detención era la Presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UC). Ambos fueron abordados en un vehículo sin matrícula y desde ese momento se desconoció su paradero, hasta que Rafaela, aproximadamente cinco horas después, denunció en su cuenta de twitter que fue liberada a las 10:50 p. m.

Juan Requesens fue acusado por el Fiscal General designado por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Tarek William Saab, por la supuesta comisión de siete delitos, vinculados al presunto fallido atentado contra Nicolás Maduro; los cuales son: instigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro y contra los militares de la Guardia Nacional Bolivariana, uso de artefactos explosivos, asociación para delinquir, financiamiento al terrorismo y daños a la propiedad  y traición a la patria. Según el comunicado emitido por el Tribunal Supremo de Justicia.

Según la defensa, en ninguno de los delitos imputados existe flagrancia de acuerdo al Artículo 234 del Código Orgánico Procesal Penal venezolano, porque Juan Requesens no fue apresado en un hecho que se estaba cometiendo ni que se acababa de cometer,  ya que el presunto atentado contra el presidente fue el 04 de agosto de 2018 y los cuerpos de seguridad lo detienen a los tres días posteriores.

Hasta los momentos a Requesens se le ha diferido audiencias en varias ocasiones, la primera fue el 10 de agosto de 2019, donde fue trasladado al Tribunal Penal en el Palacio de Justicia con un fuerte operativo de seguridad; luego de esperar al menos cuatro horas se le difirió para el 13 de agosto del mismo año a las 3:00 de la tarde. Sin embargo, de forma imprevista el juez del tribunal difirió nuevamente la audiencia de presentación para día martes, 14 de agosto de 2019, a las 3:00 p. m.

El 14 de agosto de 2019 la audiencia de presentación se retrasó cuatro horas y fue después de las siete de la noche  que se inició en el caso una fase preparatoria o de investigación del proceso, en el cual el Ministerio Público en un tiempo de 45 días debió formular su acto conclusivo. En ese acto puede dar el sobreseimiento de la causa o archivarla.

Pero ese mismo día durante la mañana el fiscal Tarek William Saab comunicó la privación de libertad del parlamentario y los delitos atribuidos que fueron los mismos que dictó el tribunal horas más tarde. Esto es claramente un hecho irregular en el ordenamiento jurídico venezolano.

Posteriormente, se le difirió nuevamente las audiencias de presentación los días: 18 de diciembre de 2018, 24 de enero y 22 de febrero de 2019. Ante ello el abogado de Juan Requesens, Joel García, alertó que el Estado venezolano ha mostrado un patrón aplicado a la mayoría de las causas políticas que consiste en mantener presas a las personas, sin llevarlas a juicio, dando lugar a una especie de condena adelantada.

A su vez el abogado ha declarado recientemente que la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mencionó en su informe a Juan Requesens como un preso político. Sin embargo, el Gobierno de Facto denuncia que el diputado es culpable de magnicidio y lo señalan como el autor y participe del atentado ocurrido en la avenida Bolívar de Caracas durante una cadena nacional.

Desde Aula Abierta condenamos la existencia de este tipo de situaciones, las cuales reflejan un contexto de restricciones y represalias contra los miembros de la comunidad universitaria venezolana, además de representar un acto que vulnera el artículo 200 de la Constitución Nacional, donde se consagra la “…inmunidad en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato (…)”, la cual ha sido violada por parte de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente al ser el Poder Legislativo el facultado para allanar la inmunidad parlamentaria.

Por: Juan Barreto y María Núñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *