Estudiantes foráneos vulnerables ante la cuarentena por el COVID-19

En el contexto COVID-19, que ha generado medidas que restringen la movilización de los ciudadanos a lo largo y ancho del país, los estudiantes foráneos de diversas universidades se encuentran atrapados en las entidades donde estudian, debido a que se les ha hecho imposible movilizarse hasta sus hogares familiares desde que se anunciara la llegada del virus al país en marzo.

En un censo realizado por el Movimiento Estudiantil de la Universidad del Zulia, liderados por Yeissel Pérez, candidata a la FCU de esta casa de estudios, se determinó que 139 estudiantes foráneos quedaron atrapados en la ciudad de Maracaibo durante la cuarentena. La mayoría son de otros estados y un número menor tienen sus hogares en municipios zulianos.  

“Esos estudiantes en su normalidad viajaban los fines de semana, los viernes, cuando salían de clases para sus hogares a buscar alimentos para poder subsistir una semana aquí y volvían los domingos o lunes”, explicó Pérez.

“Hoy esos estudiantes tienen más de cincuenta días que no van a casa y, obviamente, hace mucho tiempo esos alimentos escasearon para ellos, por no poder regresar”.

Por su parte, la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad de Los Andes (ULA) realizó, en conjunto con los Centros de Estudiantes de esta casa de estudios, dos diagnósticos para saber la cifra exacta de la comunidad estudiantil foránea que necesita ayuda alimentaria, y los que requieren transporte para el traslado a sus hogares. El censo dio reveló que al menos 200 estudiantes foráneos se han visto afectados por el confinamiento.

Desde la Universidad de Carabobo también se ha movilizado la Federación de Centros Universitarios, con un seguimiento de la vulnerabilidad de cada joven que no tiene cómo regresar a su lugar de origen por las medidas adoptadas a partir de la pandemia del COVID-19.

Marlon Díaz, presidente de la FCU de la Universidad de Carabobo, aclaró que “en vez de hacer un formulario de Google, que es lo que se acostumbra a hacer, lo quisimos hacer un poco más personal, a través de WhatsApp en una entrevista personalizada a cada uno de los estudiantes que nos escribieron solicitando apoyo, luego de un post público que se hizo en Instagram, en WhatsApp y en el resto de las redes sociales”.

“Los estudiantes nos estaban escribiendo y nosotros lo que hicimos fue hacer una entrevista o un informe socioeconómico para saber qué situación se encontraba cada uno, y de esta manera priorizar los casos que más necesitaban apoyo”, expresó Díaz.

Estudiantes activos

Pérez informó que el Movimiento Estudiantil de LUZ ha hecho diligencias para intentar devolver a los estudiantes foráneos a sus hogares, dirigiéndose a las autoridades para dar a conocer los casos, aunque aún no consiguen respuesta.

“Nos hemos dirigido hasta las instalaciones del ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) para solicitar un salvoconducto, para que podamos habilitar la única unidad de transporte que queda activa en la universidad, que está óptima para que ellos puedan volver a casa y se nos ha negado la posibilidad”, explicó Pérez.

Mientras tanto, en la Universidad de Los Andes, a través de la Federación y Centros de Estudiantes, han solicitado ayuda para “solventar” la estadía de los estudiantes foráneos en la región, mientras se consigue cómo movilizarlos.

“Direccionen alguna donación que nos puedan colaborar para solventar de manera temporal y hacer un poco más agradable su situación, mientras se consigue la solución del retorno a su estado de cualquier estudiante. Alguna donación, así sea un kilo de arroz, lo que sea, ayuda; cualquier donativo ayuda”, afirmó Luis Contreras, Presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA.

También la Universidad de Carabobo, a través de la Facultad de Ciencias de la Salud, habilitó la Unidad de Atención Médica Integral para toda la población, no solo para atender estudiantes, profesores y obreros, sino para colaborar con la comunidad carabobeña.

“Esta Unidad de Atención Médica Integral no escapa de la realidad con respecto al tema de los insumos, por eso nos hemos tenido que mover bastante. Recibimos de la Fundación de los Navegantes del Magallanes una donación bastante buena de insumos médicos, esto ha servido para sumar a la Unidad de Atención Médica que atiende estudiantes y a todo aquel que lo necesite”, afirmó Díaz, presidente de la FCU – UC.

“Hemos hecho un gran trabajo desde la Federación de Centros Universitarios, acompañados de muchas organizaciones de la sociedad civil para poder dar un grano de arena a esas personas que lo necesitan, a esos estudiantes y profesores que en estos momentos están bastante necesitados”, agregó Díaz.

Sin apoyo del Estado

Los líderes estudiantiles de las universidades nacionales exigieron a las autoridades locales y nacionales que apoyen en lo necesario para ayudar a la comunidad estudiantil en la cuarentena social, por la Emergencia Humanitaria Compleja que vive el país.

“No hemos contado con ningún tipo de apoyo ni del gobierno regional ni de los gobiernos municipales y, mucho menos del gobierno nacional, para poder movilizar a los estudiantes a su estado de origen, ni siquiera para ayudarlos desde el punto de vista social”, denunció Díaz. “El llamado es a que se dediquen a atender a esa población estudiantil que se encuentra vulnerable en estos momentos, y que lamentablemente no está acá solo porque quiere sino porque está cumpliendo con sus estudios”.

Luis Contreras, Presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis de la ULA, aseguró que exigieron ayuda a las autoridades, pero que no han encontrado respuestas oportunas.

“Se le ha solicitado a los entes competentes favorecer a estos estudiantes, para que puedan llegar a sus destinos y exigimos a las autoridades que dejen de hacer campañas políticas con el dolor ajeno. Todas estas situaciones tienen que ser direccionadas de manera social, de manera humanista y que no tenga ningún sesgo político”, exigió Contreras.

Escuche el programa de Aula Abierta Radio
donde se conversó con Yeissel Pérez, líder estudiantil de la Universidad del Zulia (LUZ); Luis Contreras, presidente del centro de estudiantes de la escuela de Farmacia de la ULA y Marlon Díaz, presidente de la FCU-Universidad de Carabobo, acerca de la situación de vulnerabilidad en el contexto de aislamiento social por COVID-19.

Por Vanessa Calatayud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *