Gómez Gamboa: La universidad pública venezolana está sometida a una política de Estado que limita la libertad académica

Para el profesor universitario, David Gómez Gamboa, director de Aula Abierta, la libertad académica está estrechamente vinculada con la democracia, por lo cual el Gobierno de facto venezolano mantiene una política de Estado que violenta a las casas de estudio del país y que tiene como último fin dejarlas completamente sin libertad.

“La universidad pública venezolana no es autónoma porque está sometida a una política de Estado que le limita el ejercicio de su actividad, que debe ser la producción del conocimiento científico”, explicó Gómez Gamboa, a través del webinar “¿Es libre la universidad en Venezuela?”, que organizó Univérsate.

El activista de derechos humanos puso como ejemplo de estos ataques a las amenazas de Diosdado Cabello, presidente de la ilegal Asamblea Nacional Constituyente, contra la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, a quienes el líder oficialista sugirió que había que aplicarle la operación “tun tun” –que consiste principalmente en detenciones sin orden judicial–, luego de que publicaran un informe sobre el COVID-19 y un posible repunte de casos en el país.

También, destacó que el director de postgrado de medicina de la Universidad del Zulia, Freddy Pachano, así como otros expertos académicos de ingeniería de la Universidad del Zulia, han sido objeto de ataques por denunciar o emitir opiniones acerca de temas como el Coronavirus o la crisis eléctrica en Venezuela.

En ese sentido, Gómez Gamboa recordó la importancia de la autonomía universitaria por ser el principio para garantizar la libertad académica, aunque reconoció que este derecho no solo es agredido, sino que es poco conocido.

“Los universitarios poco nos hemos puesto a debatir a propósito de los derechos que nos son inherentes a nuestra actividad universitaria”, explicó el experto, quien resaltó que desde Aula Abierta se ha constatado que para la población la libertad académica es un concepto novedoso y poco discutido dentro de las instituciones.

Estado vs. Libertad Académica

El director de Aula Abierta indicó que existen varios niveles de agresión por parte del Estado contra las universidades. El primero es el normativo: según explica, la Ley Orgánica de Educación no concibe a una universidad plural, sino que se condiciona para construir un propósito: el socialismo. Es decir, la actual ley impuesta por el Gobierno de facto sugiere que la universidad se debe edificar en base a este proyecto político.

Por otra parte, se vulnera a la universidad cuando se les asigna presupuestos irrisorios, que él define como “asfixia presupuestaria”. Además, se designan arbitrariamente autoridades universitarias, fundamentadas en sentencias que son inconstitucionales.

Asimismo, se impone la censura, cuando el Estado le dice al país, desde el Poder Judicial, que en un aula de clase no se puede debatir, opinar o analizar sobre un problema, como fue el caso de la prohibición de proyectar el documental Chavismo, la peste del Siglo XXI en la Universidad Simón Bolívar y Universidad Central de Venezuela.

“Esto es muy importante porque como universitarios hay que entender el papel fundamental que juega la universidad en el debate de los problemas que enfrenta el país”, destacó Gómez.

En contraposición, órganos internacionales como las Naciones Unidas (ONU) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifiestan desde hace meses su defensa a la libertad académica en Venezuela.

En febrero de 2019, la CIDH realizó por primera vez una audiencia temática sobre la autonomía universitaria y libertad académica, donde reconoció que el Estado venezolano cometía este tipo de violaciones dentro de las universidades. Mientras tanto, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por ambos derechos en la actualización de su último informe sobre el país venezolano.

Un anteproyecto de Ley que defienda la autonomía y la libertad académica

En medio de este contexto, Aula Abierta, en conjunto con la sociedad civil, centros de derechos humanos de universidades, autoridades rectorales, profesores universitarios y el Movimiento Estudiantil, propone el anteproyecto de Ley Orgánica de Derechos, Deberes y Garantías de la Educación Universitaria, que rige la necesidad de vincular los derechos universitarios como medular para la libertad académica y otros derechos en el marco de la democracia.

Según Gómez Gamboa, la propuesta presentada ante diputados de la Asamblea Nacional viene a acompañar la Ley de Universidades vigente y no a suplantarla, pues “la universidad es concebida como ente constitucional bajo la derivación interpretativa del contenido 109 de la constitución” y esto no se pretende alterar.

Véase: El anteproyecto de Ley Orgánica de Derechos, Deberes y Garantías de la Educación Universitaria entra en una segunda fase donde será remitida a las asociaciones de profesores de las universidades públicas del país. https://t.co/AsppyY7E7A

Para ver la entrevista completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *