Continúan ataques y persecución contra universitarios miembros del parlamento venezolano

Ilegítima Asamblea Nacional Constituyente allana la inmunidad parlamentaria del diputado a la Asamblea Nacional y profesor universitario José Guerra por la supuesta comisión del delito de “traición a la patria” y otros tipos penales.

Fuente: Versión Final

El pasado lunes 13 de agosto de 2019, luego de la orden de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente (ANC) allanó la inmunidad parlamentaria del diputado José Guerra, quien además es profesor de economía en la Universidad Central de Venezuela (UCV), por la comisión de presuntos delitos como el de “traición a la patria”, cuya pena oscila entre los 20 y 30 años de prisión

José Guerra, en virtud de sus conocimientos académicos en asuntos de economía y finanzas,  ha sido un fuerte crítico de las políticas públicas financieras del gobierno de Nicolás Maduro, opinión crítica respaldada por su destacada trayectoria como profesor universitario y amplia experiencia como asesor del Banco Central de Venezuela.

Por tal motivo, la sentencia 55-2019 de fecha 12 de agosto de 2019 emitida por la Sala Plena del TSJ, refleja un acto de persecución contra el profesor Guerra por sus opiniones críticas gestadas desde la academia al gobierno de facto, situación que se configura además como una violación a la libertad académica y una práctica de discriminación política.

Según la posición que manifiesta públicamente el TSJ, el Ministerio Público y la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, acusan al profesor y diputado José Guerra de la presunta comisión de 7 delitos: Traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia. Por otra parte, el Fiscal General de la República designado por la ilegítima ANC, Tarek William Saab, solicitó a la Sala Plena del TSJ, la situación de flagrancia contra José Guerra.  Los diputados Rafael Guzmán, Tomás Guanipa y Juan Pablo García Canales fueron víctimas de un ataque similar por parte de la ilegítima ANC.

Debe destacarse que el Artículo 200 de la CRBV, señala que son competencias únicas de la Asamblea Nacional el allanamiento de la inmunidad parlamentaria a los diputados.

Sin embargo, José Guerra no es el único universitario miembro del parlamento venezolano que ha sido víctima de actos de persecución por parte del gobierno de facto. Así pues, el estudiante univeristario y diputado Juan Requesens ha permanecido detenido arbitrariamente en el Helicoide, Caracas, desde el pasado 7 de agosto de 2018.

Véase: Juan Requesens: 365 días preso de consciencia

Persecución a parlamentarios como práctica reiterada de represión del gobierno de facto

Tal como el profesor Guerra, Requesens fue acusado por el Fiscal General Tarek William Saab, por la supuesta comisión de 7 delitos vinculados al presunto fallido atentado contra Nicolás Maduro: Instigación pública continuada, homicidio calificado en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro y contra los militares de la Guardia Nacional Bolivariana, uso de artefactos explosivos, asociación para delinquir, financiamiento al terrorismo y daños a la propiedad  y traición a la patria.

Llama la atención la existencia de una serie de irregularidades procesales en el caso de Juan Requesens, asociadas en su mayoría al diferimiento en múltiples oportunidades de las audiencias de presentación. Ante ello el abogado de Juan Requesens, Joel García, alertó que el Estado venezolano ha mostrado un patrón aplicado a la mayoría de las causas políticas que consiste en mantener presas a las personas, sin llevarlas a juicio, dando lugar a una especie de condena adelantada.

A su vez el abogado ha declarado recientemente que la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mencionó en su informe a Juan Requesens como un preso político. Sin embargo, el Gobierno de Facto denuncia que el diputado es culpable de magnicidio y lo señalan como el autor y participe del atentado ocurrido en la Avenida Bolívar de Caracas durante una cadena nacional.

Desde Aula Abierta condenamos la existencia de estas situaciones, las cuales reflejan un contexto de persecución contra los miembros de la comunidad universitaria venezolana y asestan otro golpe a la República y sus instituciones, al haberse vulnerado la libertad académica de universitarios que representan una voz disidente al gobierno de facto y presiden la Asamblea Nacional electa legítimamente.

Por: Juan Barreto y Sophia Lobo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *