Universidades gestionan su propio proceso de admisión ante irregularidades de la OPSU

asignación de documentos
Foto: LUZ ADN.

Al comenzar el nuevo período de clases en las universidades del país, gran parte de la población de bachilleres venezolanos no podrá asistir a alguna institución de educación superior pública o experimental, al quedar fuera de la asignación de cupos realizada por la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU).

En el mes de julio se publicaron los resultados de las asignaciones efectuadas por la OPSU, acción que generó revuelo entre la comunidad estudiantil porque de 324.172 bachilleres graduados en el año 2022, se asignaron 302.933 cupos. 

Mediante las redes sociales jóvenes y padres de bachilleres manifestaron que algunos estudiantes no fueron asignados a ninguna carrera pese a su buen promedio o bien, no se tomaron en cuenta las carreras solicitadas ni la región donde residen.

En la red social Twitter, las personas expresaron su descontento, quejas y preguntas sobre la asignación de cupos que, presuntamente, no fue equitativa en la distribución de regiones en las que se asignaron los cupos a los bachilleres.

La joven caraqueña Daniela Primera declaró a Crónica Uno que su sueño era estudiar Medicina en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Sin embargo, la OPSU le asignó un cupo para estudiar en otro estado del país una carrera a la que no se había postulado.

“Yo llené mi planilla bien. Yo puse Medicina, Fisioterapia y Enfermería aquí en la UCV. Pero cuando me llegaron los resultados me dijeron que salí en Caripito, estado Monagas. No puedo. No tengo la disponibilidad de ir tan lejos a estudiar”, contó Daniela Primera al medio digital.

Esta realidad se repite en muchos casos. Aula Abierta ha comprobado y denunciado a lo largo de los años que la asignación de cupos por parte de la OPSU presenta fallas en la distribución de las carreras y regiones que desea el bachiller.

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (USB), William Anseume, manifestó en la misma red social que es evidente que ni los bachilleres resultaron conformes con la asignación efectuada por la OPSU. 

“Discrimina y margina hasta a los mejores promedios, dejándolos fuera. Envía a ciudades lejanas o asigna carreras no solicitadas. La educación, no solo universitaria, resulta un desastre de amplias magnitudes en manos de la ‘revolución bonita’. El despotismo se adueñó también de la asignación de bachilleres a la universidad”, expuso en un tuit.

El presidente de la Federación de Centro Universitarios de la UCV, Jesús Mendoza, afirmó en declaraciones ofrecidas a Aula Abierta que hay demasiados casos de personas que le escribieron que viven en Caracas, pero le asignaron cupos en Monagas y Bolívar.

¿Cómo ingresar a la UCV sin cupo por la OPSU?

Mendoza comentó que en la UCV se realiza una prueba interna de admisión. Para este año, se realizará la prueba a distancia. Los estudiantes harán la solicitud, introducen sus datos a la Secretaría de la universidad y se presenta la prueba en el periodo que se anuncie.

Según el dirigente, la prueba se hace por etapas y al seleccionarse a los bachilleres que ingresen, se distribuyen por la capacidad de cupos que tenga la facultad. Subrayó que en la prueba interna la institución evalúa el mérito académico y cultural del estudiante.

Acotó que algunas facultades tienen retrasos administrativos. Es decir, “este año no van a comenzar, probablemente tengan que esperar un año”.

Ingresar a la UDO Nueva Esparta es simple

El dirigente estudiantil Francisco Marcano de la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo Nueva Esparta, aclaró que en su institución no ha existido la prueba de admisión; por tanto, si un estudiante quiere estudiar y la OPSU no le asignó cubo, solo debe consignar sus documentos y quedarán en una lista de espera hasta que se anuncie cuando inician su periodo de clases.

“El proceso es simple, al consignar documentos se le asigna un cupo”, dijo Marcano, también coordinador del movimiento estudiantil Viva la UDONE, en entrevista con el equipo de Aula Abierta.

“Nosotros tenemos un proceso interno que no requiere de una prueba de admisión a diferencia de otras universidades públicas. Entiendo la problemática, la deserción y que los jóvenes quieren irse del país, todo lo que hace es facilitar su introducción a la universidad”, añadió.

En la única carrera que hizo la excepción, a su criterio, es en la carrera de Medicina, que acaba de ser abierta en la UDO-Nueva Esparta. Para Marcano debería ser un requisito “indispensable que los jóvenes que vayan a ingresar (a Medicina) hagan la prueba de admisión”.

Sobre esto, expuso que la universidad tenía aproximadamente 10 años de haber presentado esta solicitud ante el Ministerio de Educación, pero “lastimosamente lo aprueban en el peor momento a nivel nacional y para todas las universidades del país”. 

“No podíamos iniciar la carrera de inmediato porque no teníamos las condiciones y la universidad estaba pasando por su peor momento histórico”.

Por otro lado, Marcano aseguró que de hecho la universidad recibió una cantidad de estudiantes mayor porque las universidades privadas están “super costosas” en el estado Nueva Esparta.

LUZ desde el 2015 tiene inconvenientes con los cupos de la OPSU

La secretaria de la Universidad del Zulia (LUZ), Marlene Primera Galue, aseguró que desde el año 2015 la institución ha presentado diversos “eventos de insatisfacción” con los cupos que asigna la OPSU.

Este año, dijo, que el número de cupos asignados por la OPSU es mayor a lo que se dispone y pese a ello han recibido muchos comentarios de estudiantes con buen promedio académico que no quedó en lista para entrar a la universidad.

“Los estudiantes y representantes manifiestan que con 20 puntos no fueron asignados, incluyendo en carreras con menor demanda y no se explican por qué no fueron asignados”, expresó.

Primera Galue informó que desde el 2015 en LUZ se hace un censo para los no asignados y para quienes quieren cambio de núcleo, pero ya el requisito de admisión quedó atrás. Asimismo, dijo que debido a la pandemia, a partir del 2020 se empezó a realizar a través de la página web de la institución. 

Explicó que este proceso es fácil de efectuar. Para quienes no tienen cupo hacen el censo que se anuncia mediante el portal wde.secretarialuz.org, seleccionan la carrera de su preferencia y posteriormente se les da respuesta.

Para bachilleres que tienen cupo en el mismo consigan los documentos, que son: escáner de la planilla de consignación llena, de la cédula de identidad ampliada, partida de nacimiento y del título de bachiller. 

En caso de que alguien sea hijo de un profesor universitario o empleado, hay otra planilla que debe llenarse y se les da respuesta de ingreso.

“Hay que darle mucha tranquilidad a la gente. Implica mucha angustia no haber sido asignado”, expresó. Asimismo, aclaró que no hay una fecha fija de cuándo los nuevos estudiantes empezarán clases, puesto que este año estarán trabajando en el proceso de admisión ya que existe un retraso del período académico en algunas carreras.

Jóvenes con buen promedio no fueron asignados a ninguna universidad

“Mi hijo con 19 puntos de promedio no quedó y otros con menor promedio quedaron, no entiendo. Trabajaré el doble para costearle su privada. Con Dios todo, sin él nada”, escribió Manuel Villamizar el pasado 27 de julio en Twitter el mismo día que fueron publicados los resultados de la OPSU.

Por su parte, la señora Alys Méndez dijo en la plataforma lo siguiente: “con mucha preocupación acabo de ver el resultado de la asignación dada por la OPSU, quien no asignó a mi hija en ninguna de las 6 carreras que optó pero sí en una séptima carrera cuya existencia desconocía y para la cual no tiene ninguna vocación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.